El próximo 20 de Diciembre se celebran elecciones generales en España

madrid
Escrito por Leonor González Valencia
Publicado el

Leonor Gonzalez Valencia

Leonor González-Valencia (1985, Pamplona) Socióloga con Master en Peace and Conflict Studies por la Universidad de Oslo. Ha desarrollado su actividad profesional en Portugal, Noruega y Malasia como analista política

 

El pasado 6 de Diciembre se celebró el 37 aniversario de la Constitución. Tras la guerra civil y hasta la defunción -por viejo- del caudillo, España vivió sumida en el franquismo.

El periodo de 1975-78, transformó el sistema político: los que una tarde se acostaron falangistas amanecieron demócratas. La clase media, con influencias aperturistas, aupó la transición; Y la constitución, podemos argüir que de mínimos, en café para todos.

Estas cuatro décadas han marcado un periodo de desarrollo social, político y económico sin precedentes. Desde 1982, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP) se han alternado en el poder, ocupando la jefatura del estado, normalmente con mayorías absolutas, y/o ejerciendo como principal partido de la oposición. Izquierda Unida (IU) ha mantenido un promedio por debajo del 10%.

Por vez primera varios partidos pugnan por estas elecciones, los ya nombrados PSOE, PP, IU – aquí denominados como partidos viejos- con los nuevos Podemos y Ciudadanos.

La crisis económica ha golpeado fuertemente al país, acusando su condición periférica en Europa. El número creciente de parados, la menor capacidad económica, la corrupción política y la pérdida de soberanía democrática han dado paso a un descontento generalizado.

Esta crisis de valores encuentra su nicho en movimientos ciudadanos como el 15-M, plataformas sociales que anteponen los derechos de la ciudadanía y organizaciones que se plantan frente a los excesos de los poderes fácticos.

*Corruptródromo: Mapa de la corrupción política en España. 2015

Históricamente el PSOE ha recogido el voto de centro-izquierda y el PP se ha nutrido del voto de centro-derecha, ahora ese bipartidismo anquilosado, benévolo ante la impunidad del dinero y el amiguismo, necesita mirarse de frente, y la ciudadanía debe saber que existen formas de gestión pública mucho más adecuadas.

Mariano Rajoy (1955), el impasible presidente del gobierno en el cargo desde 2011, ejerce también como presidente del PP. Su partido defiende un neoliberalismo económico y un inmovilismo férreo en temas como la modificación de la Constitución, la reforma del Estado o en cualquier avance en materia social. Rajoy da ruedas de prensa a través de pantallas de plasma, escuda su poca facilidad de palabra dentro de las siglas del PP y evita, por estar ocupado, dice, los debates televisados.

Pedro Sánchez (1972) se presenta como candidato a la presidencia del gobierno por el PSOE. Economista, intenta convencer de una regeneración en su partido, pero en realidad no convence ni dentro de el. Con carácter socialdemócrata, el PSOE juega la baza de la tradición- su importante rol en estas últimas décadas- y aboga por una economía de carácter social y una España de pactos. Sánchez se presenta como un buen candidato, pero su papel y el de su partido son demasiado light.

Alberto Garzón, (1985) se dio a conocer a través de las protestas ciudadanas del 15-M. Economista de profesión, es secretario del proceso constituyente de IU desde 2014 y candidato a la presidencia de España por Unidad Popular. Su propuesta pasa por devolver al pueblo la capacidad de gobernarse a sí mismo, estableciendo un proceso constituyente para la elaboración de una nueva Constitución. Un país federal impulsado con iniciativas legislativas populares. Garzón es, sin duda, el más coherente de los candidatos.

Por otro lado, Podemos y Ciudadanos son partidos libres de corrupción, sin el peso de siglas conocidas; conectan con el malestar ciudadano, y están bien preparados. Los dos candidatos, Pablo Iglesias y Albert Rivera son la mejor marca de presentación de sus partidos. Sus adversarios critican su falta de experiencia.

Pablo Iglesias (1978) abogado y politólogo, es Secretario General y cofundador de Podemos. Ha trabajado como Eurodiputado y se dio a conocer a través de las protestas ciudadanas del 15- M. Podemos presenta medidas neo-keynesianas tratando de estimular la maltrecha economía nacional, un cambio de modelo territorial que asegure un nuevo marco de convivencia y una mayor protección de lo social.

Albert Rivera (1979) abogado de profesión, es presidente de Ciudadanos desde 2006 y representante en el parlamento de Cataluña. El programa neoliberal de ciudadanos mantiene la lógica económica de la austeridad expansiva defendida por la troika. Exige pactos de estado, tolerancia cero con la corrupción y una justicia independiente.

El diario El País y la cadena de televisión Antena 3 han organizado sendos debates a cuatro, si a cuatro, porque a pesar de que IU tiene representación parlamentaria, no ha sido invitado a ninguno de los debates, por ser considerada una opción minoritaria. El tweet de Garzón se convirtió en trending topic.

Lo más destacable de los debates ha sido el nuevo formato, mucho más flexible, con la participación de más de 2 candidatos simultáneamente y con una gran incidencia en medios sociales. En el primer debate organizado por El País Mariano Rajoy se ausentó, y los otros tres candidatos se encargaron de recordárselo en varias ocasiones. Así que en el segundo de los debates, organizado por Antena 3, envió a la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Como indica Iñaki Gabilondo, Rajoy lo que produce es vergüenza democrática.

Muchas son las voces que con celeridad han acuñado estas elecciones de históricas. “El momento del cambio” según algunas campañas electorales. Hoy encontramos nuevos candidatos provenientes de partidos emergentes generando un espectro político más amplio: gente joven, que se ha formado en el extranjero, haciendo discursos políticos inteligibles, que conectan con la ciudadanía.

Quizás, estamos ante un cambio generacional más que ante un cambio de modelo. Una renovación en la forma de hacer política, que, probablemente se convierta en antesala del cambio. Muchos son los analistas políticos que se atreven a señalar la brevedad de la legislatura, por su posible ingobernabilidad.

Con todo, la intención de voto (CIS, Diciembre 2015) sitúa al PP como fuerza más votada, seguido del PSOE, Ciudadanos y Podemos. Como novedad, la pérdida de mayorías absolutas y la necesidad de alianzas.

El diálogo es lo más importante para el avance social. Si al menos, conseguimos un mayor diálogo entre fuerzas sociales y políticas habremos ganado todos un poco.

 

*Fuente: CIS/ EL PAIS

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers