Europa, el continente de la solidaridad

Publicado el

Declaración conjunta con motivo del Día Internacional del Migrante. Comisión Europea, Bruselas, 18 de diciembre de 2017.

Declaración Comisión Europea

© European Union, 1995-2017

«En el Día Internacional del Migrante, queremos recordar a todos aquellos que viven fuera de su país de nacimiento o se encuentran desplazados, ya sea por propia elección o por la fuerza. Recordamos el papel clave que ha desempeñado la migración en el desarrollo de nuestro continente, Europa. Nos une una historia jalonada por sucesivos éxodos de millones de personas, víctimas de persecuciones, guerras o dictaduras, y eso si nos remontamos solo a los últimos cien años. En la actualidad, gracias a la Unión Europea, cualquier ciudadano del continente puede desplazarse sin trabas a otros países y estudiar y trabajar libremente en ellos. Así, Europa se ha convertido en uno de los lugares más ricos del planeta, tanto en términos de cultura, economía y oportunidades como en términos de libertades.

Pero este Día constituye también una ocasión para recordar a quienes se han visto obligados a abandonar sus hogares, a causa de los conflictos, la opresión política, la pobreza o la falta de esperanza, y que penan por labrarse de nuevo una vida digna en otro lugar. Aunque la migración es una experiencia capacitante y positiva para algunos, muchos otros son víctimas de violaciones de los derechos humanos, xenofobia, explotación y condiciones de vida penosas en sus travesías.

La protección y el respeto de los derechos y las libertades fundamentales de todos los migrantes, independientemente de su estatuto, siempre ha sido y seguirá siendo nuestra prioridad. Se trata del núcleo de la Agenda Europea de Migración. Estamos trabajando sin desmayo, dentro y fuera de la Unión Europea, en estrecha colaboración con los Estados miembros y nuestros socios internacionales para salvar vidas, brindar protección, ofrecer vías seguras y legales para la migración y abordar las causas profundas que obligan a las personas a abandonar sus hogares en primer lugar, así como para acabar con las redes delictivas que a menudo se aprovechan de la desesperación de esas personas.

Tenemos una responsabilidad compartida para con los obligados a desplazarse y hemos de actuar a escala mundial para prestarles apoyo y preservar la seguridad, la dignidad y los derechos humanos de los migrantes y refugiados. Es imprescindible que todos participemos y apliquemos sistemáticamente los acuerdos internacionales.

Nos hemos comprometido a que Europa siga siendo el continente de la solidaridad, la tolerancia y la apertura, asumiendo la cuota de responsabilidad que nos corresponde a nivel mundial. Y queremos, para los recién llegados, lo mismo que queremos para los demás ciudadanos europeos, a saber, un porvenir próspero y fructífero que les permita contribuir a un futuro mejor para nuestro continente.

Apoyamos firmemente la Declaración de Nueva York de 2016 para los Refugiados y los Migrantes y seguiremos trabajando activamente en pro de la adopción, en las Naciones Unidas, de sendos pactos mundiales sobre la migración y los refugiados».

Antecedentes

En los últimos veinte años, la Unión Europa ha establecido algunas de las normas comunes en materia de asilo más estrictas del mundo. Y, estos dos últimos años, la política europea en materia de migración ha avanzado a pasos agigantados gracias a la Agenda Europea de Migración propuesta por la Comisión Juncker en mayo de 2015. Progresivamente se va configurando, a nivel interno y en el exterior, un enfoque más homogéneo para tratar el fenómeno migratorio.

A nivel interno, se ha intensificado la labor de reforma del Sistema Europeo Común de Asilo para establecer un enfoque más eficaz y más justo, basado en la solidaridad y la responsabilidad, al tiempo que se sigue prestando apoyo a los Estados miembros más expuestos y se intensifica la cooperación con los países socios.

La Unión Europea también ha intensificado sus esfuerzos por proteger a los grupos vulnerables, y en particular a los niños —uno de los grupos más expuestos— en concreto formulando nuevas Directrices para la promoción y protección de los derechos del menor y recomendaciones sobre la protección de los menores migrantes.

En el exterior, la UE ha ido dotando progresivamente a su política de migración de una verdadera dimensión externa que complementa y refuerza las actuaciones desarrolladas dentro de la Unión. En la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible se reconoce la aportación positiva de los migrantes al crecimiento inclusivo y al desarrollo sostenible. También se reconoce la necesidad de ofrecer respuestas globales y coherentes que permitan afrontar los retos derivados de la migración y aprovechar las oportunidades que conlleva.

A lo largo y ancho de las rutas migratorias, nos esforzamos por salvar vidas trabajando codo con codo con nuestros socios internacionales, como las agencias de las Naciones Unidas. Estamos luchando contra las redes delictivas implicadas en el tráfico ilícito de migrantes y la trata de seres humanos, a través de las operaciones sobre el terreno y las misiones desarrolladas al amparo de la política común de seguridad y defensa y apoyando las iniciativas regionales, como la Fuerza Conjunta del G-5 del Sahel. También estamos llevando a cabo operaciones de búsqueda y salvamento en el mar, con el apoyo de la Guardia Europea de Fronteras y Costas y la operación EUNAVFOR MED SOPHIA. Esta labor contribuye a salvar miles de vidas cada mes.

La UE trabaja también en la apertura de vías legales y seguras a través del reasentamiento, para que quienes necesitan protección puedan llegar a Europa sin tener que arriesgar la vida en el mar o el desierto. En septiembre de 2017, el presidente Juncker fijó un objetivo ambicioso, el reasentamiento de 50 000 personas necesitadas de protección internacional. Se debería prestar especial atención al reasentamiento desde el Norte de África y el Cuerno de África, en particular Libia, Egipto, Níger, Sudán, Chad y Etiopía, asegurando, al mismo tiempo, la continuidad de los reasentamientos desde Turquía, Jordania y Líbano.

También seguimos, junto con nuestros socios sobre el terreno, tanto de las Naciones Unidas como de la sociedad civil, apoyando acciones concretas en Libia y a lo largo de las rutas migratorias, para garantizar el respeto de los derechos humanos y mejorar las condiciones de vida y asistir a los migrantes y refugiados, que, con demasiada frecuencia, caen en las redes de tráfico y trata de seres humanos. El establecimiento de un grupo de trabajo conjunto entre la Unión Africana, las Naciones Unidas y la UE es un paso importante que contribuirá a acelerar nuestra labor conjunta. En concreto, el objetivo de las acciones será evacuar a Europa a quienes necesitan protección internacional, agilizar el retorno voluntario asistido a los países de origen de aquellos que se encuentran bloqueados en Libia y redoblar los esfuerzos desplegados para desmantelar las redes delictivas.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers