Miljø- og urfolksaktivist Berta Cáceres drept i Honduras | Asesinan a Berta Cáceres, líder indígena de Honduras

Publicado el

Miljø- og ufolksaktivisten fra Honduras Berta Cáceres ble i natt drept i sitt eget hjem. «Dette er nok et brutalt angrep på menneskerettighetsaktivister som forsvarer retten til jord og naturressurser,» sier avtroppende leder i LAG, Marianne Gulli.

Berta Cáceres var en internasjonalt anerkjent miljø- og urfolksaktivist. Hun mottok i 2015 Goldman-prisen for sin iherdige og ustoppelige innsats. Hennes arbeid for urfolksgruppen Lenca gjennom organisasjonen COPINH og den utrettelige kamp mot Agua Zarca-vannkraftverket er særlig kjent. Nylig har det vært flere voldelige utkastelser i forbindelse med prosjektet, gjennomført av militære i kommunen Esperanza.

- Berta Cáceres har levd et liv i trusler grunnet sitt engasjement og forsvar for Lenca-folkets kamp for sine territorier Dette er en forferdelig nyhet som ikke kan sees uavhengig av den åpne offensiven som føres mot organisasjoner som forsvarer småbønder, urfolks og lokalsamfunns rett til naturressursene i Honduras, sier Marianne Gulli

I 1993 ble Lenca-organisasjonen Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (COPINH) grunnlagt av blant annet Berta Cáceres for å styrke Lenca-folkets kamp for retten til jord og deres livsgrunnlag. Hun har vært en viktig pådriver i kampen mot utbyggingen av vannkraftprosjektet Agua Zarca. Prosjektet startet uten konsultasjon med Lenca-folket og er i strid med ILO-konvensjon 169 om urfolksrettigheter. I motstandskampen mot Agua Zarca har de måtte stå imot voldelige angrep fra private sikkerhetsstyrker og honduransk militær, blitt stilt til retten for motstanden mot prosjektet og mottatt drapstrusler.

Menneskerettighetssituasjonen i Honduras er prekær og voldsstatistikken ligger på verdenstoppen. Miljø- og menneskerettighetsaktivister er særlig utsatt. Drapet på Berta Cáceres er bare et i rekken av flere.

- Drapet på Berta representerer et hardt slag mot de folkelige kampene og er en alvorlig advarsel til den som motarbeider dagens ekstraktive modell og forvarer landets naturressurser, sier Roberto Barra, landsjef for Norsk Folkehjelp i Honduras.

Latin-Amerikagruppene i Norge fordømmer aktørene som står bak voldshandlingene.

- Internasjonal fordømmelse og press er av avgjørende betydning i saker som viser at økonomiske krefter er villige til å gjøre hva som helst for å få gjennomslag for sine interesser, avslutter Roberto Barra.

Español

Autoridades hondureñas fallaron en la protección de Berta Cáceres

La coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), Berta Cáceres, fue asesinada en la madrugada de este jueves por parte de sujetos desconocidos.

La corresponsal de teleSUR en Honduras, Gilda Silvestrucci, confirmó que la líder hondureña fue asesinada a la 01H00 hora local en el interior de su vivienda ubicada en el sector La Esperanza, departamento del Intibucá del sur-occidente del país.

Cáceres era líder de la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos, además era defensora de los derechos humanos.

Según fuentes locales los asesinos esperaban que se durmiera para forzar las puertas de su vivienda y matarla. En el hecho, el hermano de Cáceres también resultó herido.

Silvestrucci lamentó lo sucedido y manifestó que tras establecer comunicación con sus compañeros le informaron que ya llegaron funcionarios de la policía a la vivienda.

"Existe mucha confusión de quienes estaban dentro de la vivienda y actualmente las autoridades inician las investigaciones", dijo la periodista.

La semana pasada ofreció una rueda de prensa en la que denunciaba que cuatro dirigentes de su comunidad habían sido asesinados y algunos recibieron amenazas.

El mundo repudia el asesinato de Berta Cáceres

Campesinos y distintos sectores sociales repudian el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres y denuncian la represión y criminilización del Estado.

Al confirmarse la noticia del asesinato de la líder indígena y social hondureña Berta Cáceres, diferentes sectores sociales condenaron el crimen y reclamaron al Gobierno de Juan Orlando Hernández más seguridad para todos las personas que luchan por los derechos humanos de los pueblos indígenas.

La corresponsal de teleSUR en Honduras, Gilda Silvestruci, confirmó que la líder hondureña fue asesinada a la 01H00 hora local (07H00 GMT) en el interior de su vivienda ubicada en el sector La Esperanza, departamento del Intibucá del sur-occidente del país.

La periodista informó que los movimientos sociales hondureños se encuentran en un estado de consternación y el pueblo repudia de manera enérgica el crimen contra la líder de la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos.

Responsabilidad del Estado

La defensora de los derechos humanos y coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), Bertha Oliva aseguró que el Gobierno de Honduras tiene gran responsabilidad en este hecho, debido a su indiferencia ante las reiteradas denuncias de amenazas en su contra que Cáceres presentó.

Oliva indicó que Cofadeh llevaba un registro de las advertencias que había hecho la líder indígena, por lo que solicitaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una serie de medidas cautelares a su favor.

Con relación a esto, señaló que la solicitud fue concedida por el órgano internacional y se encontraban vigentes en el momento del crimen, por lo que el Gobierno deberá responder ante la CIDH.

Gerardo torres, corresponsal de teleSUR inglés en Honduras, informó que indicó que los familiares de la líder indígena responsabilizan al Gobierno de Honduras del asesinato de Cáceres.

Indicó que el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) denunció que se trató de un asesinato por intereses políticos y económicos, debido a que Cáceres luchaba contra proyectos hidroeléctricos y mineros que amenazan territorio indígena.

En contexto

Las comunidades indígenas lencas, quienes habitan el occidente hondureño, luchan en defensa de su territorio ancestral que se ve amenazado por proyectos hidroeléctricos y mineros aprobados por el gobierno sin previa consulta. En varias oportunidades, Cáceres denunció la expropiación de sus territorios y las carencias en los sistema de salud y agrícola. A su vez, rechazó la creación de bases militares estadounidenses en el territorio Lenca.

Cáceres recibió el premio Goldman para América Latina 2015.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers