Chile: Luego de meses de incertidumbre, el Partido Socialista escoge a Alejandro Guillier como candidato presidencial

Publicado el

Un nuevo escenario electoral se produjo este domingo en el Estadio El Llano de San Miguelen Santiago la capital chilena, luego de que el Partido Socialista de Chile (PS)escogiera a su candidato presidencial: el senador independiente y candidato presidencial del Partido Radical, Alejandro Guillier, quien se impuso en la votación por 67 votos contra los 36 que recibió el ex presidente Ricardo Lagos.

Durante la jornada, el nuevo comité central, compuesto por 111 miembros, instauró el voto secreto, mecanismo que fue criticado por el laguismo: “Creemos que es indispensable que esta decisión sea abierta, no secreta, que todo el mundo tiene que conocer quién vota por quién y con sus argumentos”, sostuvo el pasado miércoles el senador Carlos Montes, intentando conseguir más votos para el ex mandatario.

Pero primó el secreto, y con él, el doblaje del ex comunicador de televisión.

Luego de los sufragios, donde además se registraron cuatro abstenciones, el nuevo presidente de ese conglomerado, Álvaro Elizalde, hizo un llamado a los partidos oficialistas a respetar la decisión socialista: “En la Nueva Mayoría no sobra nadie”, afirmó el ex vocero de Bachelet.

Esto en respuesta a las declaraciones de la Democracia Cristiana que amenazó con restarse de las primarias del 2 de julio si es que Guillier era el nominado socialista.

El fracaso de las presiones del laguismo

Laguistas y guilleristas trabajaron con especial énfasis durante los últimos días. Luego que el pasado sábado se descartara la realización de una consulta ciudadana para escoger al abanderado presidencial del partido, sabían que el tiempo jugaba en contra.

Con José Miguel Insulza y Fernando Atria fuera de competencia, el debate se resumía a Lagos y Guillier. El primero contaba con apoyos más “influyentes” en el partido. Sin embargo, se rumoreaba que el nuevo Comité tenía un sello más cercano al senador por Antofagasta, en especial porque en las encuestas figura hace meses como la única carta de la Nueva Mayoría que podría hacerle el peso al candidato derechista Sebastián Piñera.

Así, mientras los primeros desplegaron toda su influencia a través de mensajes enviados en distintos medios de comunicación, los segundos habrían trabajado para convencer que era Guillier el que tenía una mejor opción en las urnas.

Con ello, el partido se fragmentó a tal punto que figuras históricas del conglomerado como Camilo Escalona indicaron que Lagos garantizaba la continuidad de la Nueva Mayoría. “No existe figura política que lo pueda reemplazar”, manifestó ayer el ex timonel del PS en El Mercurio.

Por eso, luego de la votación de este domingo, el senador cercano al ex presidente calificó el resultado como “un error histórico”.

El diputado Fidel Espinoza, por su parte, indicó que el ex presidente “no merecía que su partido le diera la espalda”.

Máximo Pacheco, jefe de campaña de Ricardo Lagos, señaló que la decisión no fue lo que esperaban y que cuando hay votación secreta predomina el “embrujo de las urnas”, aunque exista un grupo muy grande de socialistas a favor del ex gobernante, que han trabajo por el proyecto que él representa.

El triunfo de Guillier en la interna socialista no cierra, en teoría, las aspiraciones presidenciales del ex mandatario, ya que sigue siendo el candidato oficial del PPD. Sin embargo, la falta de apoyo del PS, sumado a la debilidad del PPD (partido al que más le ha costado el refichaje y que está cruzado por peleas internas entre sus grandes caciques), ciertamente le resta fuerza a Lagos. Además, hace meses está estancado en las encuestas, bajando incluso del 5% al 3%.

Según detalló la semana recién pasada el senador Montes, quien además es jefe territorial del comando de Lagos ” en caso de que no ocurra (un apoyo del PS), efectivamente es un severo revés y también es una situación que obliga a reevaluar todo”, pese a que Lagos –públicamente- ha insistido hasta ahora que seguirá adelante con su campaña.

Por su parte, Osvaldo Andrade comentó que si bien él no estaba a favor de la candidatura del abanderado del Partido Radical, Alejandro Guillier, se tiene que respetar la opción del partido y que ahora se debe trabajar para incidir en el programa que desarrollará el senador independiente, ya que desde su perspectiva existen falencias en la propuesta preliminar.

En tanto, Daniel Melo, uno de los diputados que ha respaldado públicamente la opción de Guillier, llamó a todos los socialistas a trabajar por esta propuesta para triunfar en las primarias de la Nueva Mayoría en julio y posteriormente derrotar al candidato derechista Sebastián Piñera.

Leonardo Soto, diputado que también apoya al senador por Antofagasta, manifestó que estaban conformes con el resultado, ya que Guillier es el candidato que se ha mostrado más abierto a recoger las propuestas del Partido Socialista

En nuevo escenario

La victoria del abanderado radical y ahora también candidato socialista no solo pone en duda el futuro de la campaña de Ricardo Lagos; también genera incertidumbre en lo que pueda suceder en el resto del conglomerado.

A la amenaza de la Democracia Cristiana, se suma la incertidumbre del propio Guillier, quien declaró que de no haber primarias, no estaba disponible para competir.

A siete meses de las elecciones presidenciales, aun resta que a fines de este mes el Partido Comunista defina a su candidato presidencial.

(Radio Universidad de Chile)

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers