Oposición venezolana vota hoy en plebiscito simbólico para redoblar presión contra Maduro

Publicado el

La oposición y el chavismo se preparan para realizar hoy una nueva medición de fuerzas, al celebrar de manera simultánea dos actos de carácter simbólico que definirán el porvenir político del país. Frente a esos eventos, el presidente Nicolás Maduro pidió acudir a votar de manera pacífica y con respeto.

La oposición realizará un plebiscito, en el que la población decidirá si rechaza la propuesta de Asamblea Nacional Constituyente (ANC), impulsada por el mandatario para reformar la carta magna, con lo que busca llevar calma al país, tras más de tres meses de protestas opositoras contra su gobierno, que a la fecha han dejado unos 95 muertos. Además los opositores acusan a Maduro de llevar al país a la bancarrota y a una “dictadura” que busca consolidarse y perpetuarse con la Constituyente, mientras que el presidente dice que sus adversarios quieren derrocarlo con ayuda de Estados Unidos.

Los opositores han denunciado que la Constituyente planteada por Maduro sería inconstitucional, ya que previamente se debe efectuar un referendo aprobatorio de carácter vinculante, propuesta rechazada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ante la negativa del poder electoral, la oposición decidió realizar una consulta propia, en la que preguntará a los votantes si rechaza y desconoce la ANC, si demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución y si aprueba la renovación de los poderes públicos y la formación de un gobierno de unidad nacional.

La directiva de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que agrupa a una veintena de partidos y organizaciones opositoras, asegura que espera que entre 8 y 11 millones de ciudadanos participen en la consulta.

Para ésta, la oposición espera activar más de 2 mil centros de votación y 14 mil mesas para sufragar a escala nacional, aunque la gran limitante será que los organizadores no contarán con el registro electoral oficial ni podrán usar tinta indeleble, ante la falta de respaldo del CNE.

La consulta, que también se realiza en unos 80 países para los venezolanos en el exterior, es apoyada por sectores de la sociedad civil, la Iglesia católica, Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y varios gobiernos de América Latina y Europa.

“Maduro tiene que entender que ya nadie le quiere. Tiene que salir ya, basta”, aseguró el expresidente de México Vicente Fox, quien llamó a votar masivamente.

Ya está todo listo. El país no solo rechazará la Constituyente, dará un mandato que es exigir el cambio de régimen, la salida de la dictadura y el inicio de la transición con un gobierno de unión nacional”, declaró a la prensa la dirigente opositora María Corina Machado.

Según la encuestadora Datanálisis, 70% de los venezolanos rechaza la jugada de Maduro. “Se espera un 62% de participación, podemos llegar a 11 millones de personas”, afirmó el líder opositor Henrique Capriles, citando cifras de esa firma.

La MUD sostiene que tras el plebiscito se activará la “hora cero”, la fase decisiva de las protestas para que Maduro deje el poder. En la consulta, los ciudadanos responderán tres preguntas, entre ellas si rechazan la Constituyente, si desean que el Parlamento inicie un proceso de renovación de los poderes públicos -lo que Maduro denuncia como un intento por instalar un “Estado paralelo”-, y si demandan a las Fuerzas Armadas obedecer y defender la Constitución y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional.

En caso de que en las tres preguntas se imponga la opción del sí, tal como se espera, la oposición utilizará su mayoría en la Asamblea Nacional para llamar a desconocer al gobierno de Maduro y podría activar la hora cero, es decir, un paro general con protestas callejeras.

Paralelamente a la consulta de la oposición, el chavismo realizará un simulacro de votación para la Constituyente. Éste se efectuará el 30 de julio y está organizado por el CNE.

El diputado y dirigente oficialista Diosdado Cabello señaló ayer que dicho simulacro servirá para que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y los entes del Estado afinen su maquinaria para garantizar la mayor participación posible de cara a los comicios del 30 de julio.

La oposición denuncia que la instalación de la Constituyente sería equivalente a la consolidación de una dictadura.

Frente a estos dos actos electorales, Maduro pidió a quienes participarán en el plebiscito simbólico de la oposición en su contra, o en el simulacro de la Asamblea Constituyente que él convocó, acudir pacíficamente, con respeto a las ideas del otro, sin ningún incidente.

Durante un acto transmitido por radio y televisión, el mandatario señaló que el plebiscito sólo es una consulta interna de la oposición que no es legal, porque no está organizada por el poder electoral.

Opinó que la llegada de “más de 500 medios (internacionales) a Venezuela para cubrir el plebiscito forma parte de un show mediático para justificar una intervención extranjera” en su contra y derrocarlo.

Cinco ex presidentes de la región llegaron ayer para observar el prebiscito, junto con diputados y expertos electorales de varios países. El colombiano Andrés Pastrana, el boliviano Jorge Quiroga, el mexicano Vicente Fox y los costarricenses Miguel Ángel Rodríguez y Laura Chinchilla fueron recibidos por Machado en el aeropuerto de Maiquetía. “El pueblo venezolano decide cuál será su futuro, si habrá o no Constituyente. Venimos a verificar ese proceso”, dijo Pastrana. El plebiscito será la “hora cero” para la oposición.

El papa Francisco envía un mensaje de apoyo y paz a los venezolanos

El pontífice aseguró este domingo que tiene al pueblo venezolano en sus oraciones, señalando su deseo de que pronto se restablezca la paz en ese país.

(Agencias)

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers