Cancilleres de 12 países de América condenaron la "ruptura del orden democrático" en Venezuela

Publicado el

Los cancilleres de 12 países de América y el Caribe suscribieron este martes la "Declaración de Lima" por la que consideran que Venezuela "ya no es una democracia" y "son ilegítimos" los actos emanados de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Sin embargo, 11 países pertenecientes al ALBA ratificaron su apoyo al gobierno venezolano.

12 países contra la Constituyente

Los Cancilleres y Representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú enviaron un comunicado sobre la situación que atraviesa Venezeula. Tras reunirse en la ciudad de Lima durante la jornada de ayer, 8 de agosto, señalaron que “exploraron formas de contribuir a la restauración de la democracia en ese país a través de una salida pacífica y negociada”.

Lo anterior, luego que el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski críticara a su colega venezolano y convocara a su país a representantes de los países más importantes de la región.

En un comunicado leído a la prensa por el canciller peruano Ricardo Luna, expresaron su “condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela”.

Los cancilleres condenaron “la violación sistemática de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales. A la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la no realización de elecciones libres bajo observación internacional independiente”.

“Es una declaración y una disposición firme, pero al mismo tiempo con la apertura para que se encuentre un camino de diálogo. Todavía estamos a tiempo de evitar una profundización de la crisis venezolana y para eso se requiere conversar“, indicó el canciller chileno, Heraldo Muñoz.

El canciller sostuvo que la declaración rechaza la violencia, la represión y “todo intento de Golpe Militar, de autogolpe o de levantamiento por la fuerza”.

En el documento pactado entre los 12 países de la región citados anteriormente, se señala:

1. Su condena a la ruptura del orden democrático en Venezuela.

2. Su decisión de no reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente, ni los actos que emanen de ella, por su carácter ilegítimo.

3. Su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional, democráticamente electa.

4. Los actos jurídicos que conforme a la Constitución requieran autorización de la Asamblea Nacional, sólo serán reconocidos cuando dicha Asamblea los haya aprobado.

5. Su enérgico rechazo a la violencia y a cualquier opción que involucre el uso de la fuerza.

6. Su apoyo y solidaridad con la Fiscal General y los integrantes del Ministerio Público de Venezuela y exigen la aplicación de las medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

7. Su condena a la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales, a la violencia, la represión y la persecución política, la existencia de presos políticos y la falta de elecciones libres bajo observación internacional independiente.

8. Que Venezuela no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

9. Su seria preocupación por la crisis humanitaria que enfrenta el país y su condena al gobierno por no permitir el ingreso de alimentos y medicinas en apoyo al pueblo venezolano.

10. Su decisión de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

11. Su apoyo a la decisión del MERCOSUR de suspender a Venezuela en aplicación del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático.

12. Su decisión de no apoyar ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales.

13. Su llamado a detener la transferencia de armas hacia Venezuela a la luz de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas.

14. Que, teniendo en cuenta las condiciones actuales, solicitarán a la Presidencia Pro Témpore de la CELAC y a la Unión Europea, la postergación de la Cumbre CELAC-UE prevista para octubre de 2017.

15. Su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela, a nivel de Cancilleres, hasta el pleno restablecimiento de la democracia en ese país, y de reunirse a más tardar en la próxima sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, oportunidad en la que podrán sumarse otros países.

16. Su disposición a apoyar de manera urgente y en el marco del respeto a la soberanía venezolana, todo esfuerzo de negociación creíble y de buena fe, que tenga el consenso de las partes y que esté orientado a alcanzar pacíficamente el restablecimiento de la democracia en el país.

Los 11 países del ALBA dan su apoyo a Venezuela

Los Ministros y Ministras de Relaciones Exteriores de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos, (ALBA-TCP) se encontraron en Caracas con motivo de una Reunión Extraordinaria del Consejo Político también durante el día de ayer.

“Reconocemos y felicitamos al pueblo venezolano por la jornada democrática del pasado 30 de julio de 2017, conscientes de que celebrar esos comicios y votar en ellos fue un auténtico acto soberano y que solo compete a los venezolanos superar sus dificultades, sin intromisión, amenazas ni condicionamientos injerencistas”, afirmaron en el documento dado a conocer, en clara alusión a los 12 países que negaron la Constituyente.

En ese sentido, señalaron: “reiteramos que las sanciones económicas de carácter unilateral, impuestas contra el pueblo venezolano, constituyen una clara violación del derecho internacional, de los derechos humanos y una inaceptable aplicación intervencionista que tiene como único objetivo afectar de manera directa al pueblo y gobierno bolivariano de Venezuela, para conseguir con ello un cambio de régimen”.

Además, denunciaron lo “constantes esfuerzos directos e indirectos de atentar contra la paz y soberanía del pueblo y gobierno de Venezuela, la campaña de desprestigio mediática internacional y las acciones unilaterales, violatorias del Derecho Internacional que afectan hoy la economía venezolana”.

También se hizo referencia a los “enemigos históricos de la integración latinoamericana y caribeña”, quienes habrían “lanzado una guerra no convencional contra los gobiernos y pueblos que más la han defendido, cuyo único objetivo es destruir los avances alcanzados en la región; dividirnos e imponer nuevamente el modelo económico neoliberal para así poder dominar y controlar nuestras riquezas y someternos al control de los intereses transnacionales”.

El ALBA está compuesto por: Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica. Ecuador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, además de Venezuela.

Fuente: Radio Bio Bio, BBC, El Ciudadano, RPP y agencias.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers