En memoria del exembajador de México en Chile Gonzalo Martínez Corbalá, hombre ejemplar

Publicado el

La tarde del pasado domingo 15 de octubre falleció, a los 89 años de edad, Gonzalo Martínez Corbalá, quien será siempre recordado como un gran político, diplomático y hombre ejemplar. De origen mexicano dio su vida por el pueblo chileno ante la dictadura militar de Augusto Pinochet.

En septiembre pasado se cumplieron 44 años desde que, gracias a sus gestiones, Hortensia Bussi, Carmen Paz e Isabel, la familia del expresidente Salvador Allende, salían de Chile. Martínez Corbalá las puso a salvo invocando la Convención de Caracas de 1954, que permitía al país que otorgaba el asilo el derecho de admitir a las personas que decidiera, sin que otro Estado hiciera reclamo alguno. Sólo había un detalle: Chile no tenía reconocida la convención, por lo que no estaba obligado a acatarla. Eso lo sabía Corbalá, pero no los militares.

A cientos de chilenos también los salvó de las garras de la dictadura. “Nunca negamos a nadie la petición de asilo. Preferí equivocarme y aprobar la entrada de alguien que quizá exageraba, a dejarlos a la intemperie”, dijo Martínez Corbalá años después cuando le fue otorgada la Orden al Mérito por el Gobierno chileno.

El diplomático mexicano fue uno de los últimos en ver con vida a Pablo Neruda que fue a convencerle de aceptar el exilio. Ante su insistencia, Neruda accedió acordando realizar la salida el 22 de septiembre. En el último minuto el poeta cambió de parecer y prefirió posponer la salida: “Mejor el lunes”, dijo al embajador Corbalá, pero el lunes ya nunca llegó.

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet rindió homenaje a Martínez Corbala por el apoyo a cientos de chilenos tras el Golpe de Estado en 1973. La mandataria chilena dijo: ‘‘El embajador Martínez Corbalá fue quien trajo a México a Hortensia Bussi viuda de Allende y a dos de sus hijas el 15 de septiembre de 1973. Quiso también traer a su amigo Pablo Neruda, pero éste murió antes de la fecha fijada para su viaje.

Gonzalo Martínez Corbalá también es recordado como el diputado del PRI que llevó a la máxima tribuna de la Cámara de Diputados la destrucción de cientos de viviendas por parte de cuadrillas de trabajadores del entonces Departamento del Distrito Federal, apoyados por granaderos, en una de las colonias de la delegación Coyoacán. Llamó a esa acción “la política de los bulldozer”. Gracias a esa denuncia se ganó la renuncia de El Regente de Hierro, Ernesto P. Uruchurtu.

Para la humanidad, la labor de Martínez Corbalá es motivo de orgullo en la historia de la lucha por la defensa de los derechos humanos, de las instituciones democráticas y por el derecho a la autodeterminación de los pueblos de América y del mundo.

Descanse en paz un verdadero héroe mexicano.

Gonzalo Martínez Corbalá como embajador de Chile junto al Presidente Salvador Allende en 1971.

El libro Instantes de Decisión - Chile 1972-1973, las memorias del Embajador Martínez Corbalá

Martínez Corbalá salvó la vida de 700 ciudadanas y ciudadanos de ese país durante los aciagos días que siguieron al once de septiembre de 1973, tras el golpe castrense ejecutado por el general Augusto Pinochet, el dictador militar que gobernó ese país austral hasta 1990. Entre las personas que Martínez Corbalá propició que salieran de Chile tras el golpe militar, se encontraba la familia del presidente Allende, la señora Hortensia Bussi de Allende, hijas y nietos, y también intentó rescatar al poeta Pablo Neruda.

El 15 de septiembre se registró uno de los más dramáticos episodios del rescate mexicano en Chile. En un telegrama enviado al entonces canciller Emilio Rabasa, el embajador mexicano en Chile Gonzalo Martínez Corbalá le comunica la salida del primer grupo de asilados de la embajada y de la cancillería mexicana en Santiago hacia el aeropuerto. Corbalá le pide a Rabasa que “cruce los dedos”, dada la crispante atmósfera y las amenazas de los militares chilenos.

En el aeropuerto, el embajador Martínez Corbalá y personal mexicano libraron una desesperada odisea, forcejearon físicamente con los militares chilenos que intentaron arrebatarles a los ciudadanos chilenos a quienes el gobierno mexicano ya les había otorgado el asilo. Dos militares mexicanos impidieron con gallardía que los militares chilenos ingresaran al avión XASOY a detener a uno de los asilados. La ruta del avión de Aeroméxico tuvo como escala las ciudades de Lima y Panamá pero antes tuvo que aterrizar en Antofogasta, donde los militares chilenos les advirtieron de mantener cerradas las ventanillas del avión bajo la amenaza de disparar si las abrían.

Al aeropuerto solamente acompañaron el convoy mexicano de dos autobuses con el grupo de asilados, los embajadores de Israel, la India, la entonces URSS y Guatemala. El resto del cuerpo diplomático en Chile pareció avalar el golpe.

Las últimas imágenes del exembajador Martinez Corvala, siempre rodeado de amigos chilenos a quienes salvó la vida.

Cuando el piloto del avión de Aeroméxico comunica al primer grupo de chilenos que han dejado el territorio chileno e ingresan al espacio aéreo peruano, en el avión se suscitaron emocionadas escenas, unos lloraron, otros cantaron, celebraron haber logrado salvar sus vidas. En el avión, el embajador Martínez Corbalá aprovecha para dar el grito de la independencia mexicano que como cada 15 de septiembre se celebraba en la residencia mexicana en Santiago y había sido frustrado por el golpe militar.

En la cancillería mexicana en Santiago encontraron refugio 39 personas; 60 en la residencia y 225 en las oficinas de la embajada.

Gonzalo Martínez Corbalá abrió las puertas de los inmuebles de la cancillería y residencia de la embajada de México en Santiago de Chile, apenas minutos después del golpe militar, cuya junta de generales dirigida por Augusto Pinochet, de las fuerzas área, terrestre y marina junto con los carabineros organizó una despiadada persecución contra los integrantes del gobierno de Salvador Allende, sus colaboradores y dirigentes políticos.

Por el sangriento golpe militar, salieron del país hacia México alrededor de 12 mil nacionales de ese país perseguidos por la dictadura militar de Augusto Pinochet, quien murió en 2006 sin ser procesado por sus crímenes y flagrantes violaciones a los derechos humanos.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers