El polémico primer mes de Gobierno de Donald Trump

Publicado el

Desde que se convirtió en el presidente número 45 de los Estados Unidos, su Administración se ha visto salpicada de escándalos y críticas. El 20 de enero de 2017, el empresario Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos. Su primer mes ha sido tan controversial como su candidatura.

El aún joven Gobierno de Trump ha sufrido sus primeros reveses políticos: bloqueo judicial a su decreto antiinmigración, perdió a su asesor de seguridad nacional en medio de una polémica con Rusia, ha desatado crisis diplomáticas con países rivales y aliados, y tensiones con los medios de comunicación estadounidenses.

Pese a la críticas, el magnate ha asegurado que su Gobierno funciona como una "máquina bien aceitada".

Comienzo polémico

Desde su llegada comenzó con las promesas que había anunciado durante su campaña: firmó uno sus primeros decretos contra el Obamacare, como se conoce popularmente a la reforma sanitaria de su predecesor, Barack Obama.

Asimismo, firmó el decreto para el retiro de Estados Unidos del Acuerdo comercial Transpacífico (TPP).

Por otra parte, aprobó la construcción del muro entre Estados Unidos y México, una de sus promesas pilares. Para ello se estima una inversión de entre 10.000 y 12.000 millones de dólares, aunque el diario The Washington Post ascendió la cifra a 25.000 millones. Y tal como aseguró meses antes, Trump pretendía que los mexicanos financiaran el muro.

Por tal motivo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, canceló su visita a Washington y señaló que su país no pagaría ningún muro.

Cientos de personas han salido a protestar en Estados Unidos por las medidas del magnate. | Foto: Reuters En este sentido y para complicar aún más la tensión entre ambos países, debe sumarse la conversación telefónica que mantuvo Trump con Peña Nieto en la que supuestamente amenazó con enviar tropas norteamericanas al país latinoamericano para tratar con los “malos hombres allá abajo”.

Para Trump, Peña Nieto no está haciendo lo “suficiente para detenerlos”.

Por otra parte, otro de los escándalos fue la dimisión del asesor en seguridad nacional, Michael Flynn, luego de publicarse en la prensa que discutió con el embajador ruso las sanciones contra Rusia antes de tomar posesión de su cargo y se lo ocultó al vicepresidente, Mike Pence, y a otros funcionarios del Gobierno.

Otra de las tensiones se produjo con Australia después de que Donald Trump conversara por teléfono con el primer ministro de ese país, Malcolm Turnbull, sin haber sido informado del pacto de acogida de refugiados sirios que había acordado con Obama.

Trump acusó a Turnbull de querer exportar “al próximo atacante de Boston” y le dijo que, tras hablar con otros líderes mundiales, su llamada había sido “la peor que había tenido, de lejos”

Veto antiimigratorio

Una de las medidas más controvertidas fue el decreto migratorio que prohíbe la entrada a EE.UU. de personas procedentes de siete países de mayoría musulmana, así como la suspensión del programa de refugiados.

El decreto provocó protestas en las calles y en los aeropuertos. Trump fue ampliamente criticado por violar los principios básicos internacionales. El texto fue escrito con tan poca precisión que los jueces decidieron suspenderlo.

Hasta los momentos, Trump ha buscado mostrar que su Gobierno marcha como lo planeó desde la campaña electoral. Ha firmado más de una veintena de órdenes ejecutivas, pero varios analistas han puesto en juicio la eficacia de esas órdenes ejecutivas.

El índice de aprobación de Trump cuando asumió era el menor registrado para un presidente entrante de EE.UU., y según encuestas, sigue cayendo hasta más de 20 puntos por debajo con respecto a sus antecesores en el primer mes de Gobierno.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers