Debaten sobre Venezuela en Oslo

Escrito por Richard Tedesco
Publicado el

El jueves 9 de junio, transcurrió en la Casa de la Cultura de Oslo, un jugoso debate sobre la el papel de Venezuela como referente de la izquierda latinoamericana.

Participaron del panel el escritor, periodista y conocedor profundo de la realidad venezolana, Eirik Vold; Benedicte Bull, profesora, investigadora dedicada a temas de economía politica y desarrollo sustentable, con particular interés en America Latina; y Bård Vegard Solhjell, paralamentario por el Partido Socialista de Izquierda (SV, por sus siglas en noruego).

El debate, que incluyó estas tres miradas del espectro de la izquierda noruega, transcurrió ante una muy buena concurrencia, que siguió atenta la discución y con ánimo de interactuar con los conceptos vertidos por los panelisatas. Como moderador, estuvo el periodista Eirik Grasaas-Stavenes, ocupado en política internacional en el periódico Klassekampen.

Es ineludible hacer algunas apreciaciones repecto a los posicionamientos de los panelistas, a la vez que odioso estampar con preconceptos las miradas singulares. No obstante no es de perogrullo citar algunas referencias.

Eirik Vold es columnista de Klassekampen, quizás la voz de la izquierda tradicional en Noruega; Benedicte Bull es columnista del diario Dagsavisen que ha mutado historicamente; ultimamente devenido en una especie de librepensamiento liberal. Mientras Solhjell pertenece a un partido de Izquierda que ha sabido acomodar el cuerpo para ser parte de una coalición de centro izquierda en el gobierno hasta el 2013, sin la más mínima intencion de establecer movimientos instituyentes dentro de esa mistura política dominada por el partido laborista (AP). Por lo tanto, este partido, que no ha crecido desde que entró en la alianza, es más, ha llegado a niveles mínimos de adehesión por debajo del 4%, ha sido muy bien aceptado por la socialdemocracia dominante, debido fundamentalmente a una ferra defensa del las instituciones, asegurando asi la gobernabilidad.

De hecho, Solhjell, en determinado momento, destraba y calma el fervor del debate originado por su posicionamiento semi conservador, resaltando la carencia de fortalecimiento de estas instancias trascendentales en el gobierno de Chávez, permitiendo los primeros intentos desestabilizadores de la derecha.

Por su lado, Vold reafirmó su percepción de una Venezuela liderada por Chávez, como inspiradora de los movimientos de izquierda surgidos a principio de los años 2000, algo muy discutible. Un pensamiento un tanto idealizado, afectado por su propia experiencia de otra Venezuela que no era exactamente la que describía Aftenposten en el 2002, sino la que él descubre, in insitu, por aquellos tiempos, insertándose en una realidad totalmente diferente: cruda, fresca e inspiradora, de cambios necesariamente radicales en una Venezuela con profundas diferencias de clase.

Por su parte, Benedicte Bull, con la ”realidad” de las estadisticas: sobredimencionadas creencias en proyecciones lineales que supuestamente resultan si se es consecuentemente creyente y aplicado, como si la vida fuera tan predecible, realizó una clara refernecia a las carencias de la revolución bolivariana en el relacionamiento del gobierno con la derecha y el sector industrial.

Los argumentos de Bull, fueron dinámicamente cuestionados por Vold, con ejemplos de las variables sociopolíticas de la realidad venezolana, y latinoamericana en un contexto regional.

Ante algunas inquietudes del público, Vold señaló la necesidad de establecer, seriamente, ciertos acuerdos en la política interna, y que será muy dificil que Venezuela vuelva a ser la de antes a la llegada de Chávez al poder, rescatando eso como un elemento positivo. Algo en lo que los tres panelisatas hicieron acuerdo.

Al final el público, por momentos polarizado en sus percepciones, marcaba por un lado la disconformidad con la situación en Venezuela, significándola de antidemocrática, mientras otros señalaban los embates de desestabilización, dirigidos desde varios frentes una vez más por los EE.UU, como en los años `70.

Un par de intervenciones advirtieron sobre esta tendencia imperialista de desestabilización con nuevas modalidades, de los movimientos instituyentes novedosos de izquierda, estableciendo paralelismos con otras realidades en otros momentos históricos.

Un debate intensamente ameno, regado de cervezas ”no es un error de tipeo, no quise decir certezas) y vino; enriquecedor y necesario.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers