Juicio a la Comuna de Oslo por el matrimonio forzoso de una menor de edad

Escrito por María Fluxá
Publicado el

Aunque no existen cifras oficiales, la Cruz Roja estima que en los últimos años ha habido más de medio centenar de matrimonios forzosos con menores en Noruega, pese a que la ley establece que la edad mínima para casarse es la de 18 años.

Ha sido precisamente el matrimonio de la joven Nadia, nombre tras el que esconde su anonimato una joven refugiada en Noruega que a los 13 años fue enviada por su familia a su país de origen para ser casada con su primo, el último caso en poner de relevancia esta situación.

Según el trabajo emitido por la televisora noruega TV2, en 2003, la propia Nadia explicó en repetidas ocasiones su caso al servicio de protección de menores (Barnevern) exigiendo ayuda, pero ésta nunca llegó. Por tal motivo, ha demandado a la Comuna de Oslo.

“Aquí existe un caso en que la municipalidad ha recibido toda la información. Existían todos los indicadores, la familia iba a viajar y el servicio infantil los visitó la víspera”, explicó Randi Hagen Spydevold, la abogada que representa a Nadia.

Por temor a represalias, Nadia que es madre de varios hijos esconde su identidad así como el país en el que vive. “Tener niños cuando todavía eres un niño no es fácil. Estoy sobre todo enfadada porque me arrebataron la infancia”, explicó la víctima a TV2.

“Quiero ir a juicio y explicar qué pasó. Creo que está muy mal. Arruinaron mi vida”, prosiguió entre lágrimas. Su abogada considera que el servicio de protección infantil de la municipalidad es responsable del matrimonio forzoso y abuso sexual de un menor”.

Sin embargo, la municipalidad de Oslo, que no quiso dar explicaciones a TV2, considera que el servicio de menores actuó de acuerdo a la legislación vigente, según explicó a la abogada de Nadia. El suyo es el último caso de una realidad recurrente sobre la que no siempre es fácil actuar.

Por ley el matrimonio en Noruega sólo es posible a partir de los 18 años. No obstante, en el caso de los matrimonios forzados con menores se realizan en secreto y aunque sean ilegales la ceremonia es en la práctica vinculante. Además, como en el caso de Nadia, si éste se celebra en otro país, es muy complicado repatriar a estos niños.

Así lo puso de relevancia la Cruz Roja que trabaja seriamente en este asunto. “Es complicado si son menores de 18 años porque no pueden viajar sin el consentimiento de sus padres”, explicó Line Aarseth Bakke a TV2. No obstante, esta organización exige mayor responsabilidad política para que se refuercen los derechos de niños y adolescentes en casos como éste.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers