La población inmigrante de Noruega votará por el Partido Laborista

Escrito por María Fluxá
Publicado el

Según una encuesta publicada por el diario online Utrop, aumenta en un 38% su apoyo comparado con un sondeo similar de 2009.

El Partido Laborista noruego (Arbeiderpartiet) contará con el mayor número de votos por parte de la población inmigrante de Noruega en las próximas elecciones parlamentarias del 11 de septiembre. Así se desprende del sondeo realizado por Sentio para el diario online Utrop. Según éste, el 52% de las 200 personas preguntadas piensa votar al partido de Jonas Gahr Støre, lo que supone un aumento del 38% comparado con la misma encuesta realizada en 2009.

Para el periodista y analista político Aslak Bonde este resultado no es una sorpresa. “No me sorprende que el apoyo al Partido Laborista sea tan fuerte. Basta ver cuántos niños de origen inmigrante son partidarios de la AUF (juventudes del partido). Lo que me sorprende es que las otras formaciones políticas no reciban casi ningún voto de las comunidades inmigrantes”, afirmó, según recoge Utrop.

Y es que tan sólo un 4% dijo que votará a Høyre, el partido conservador de la actual primer ministra, Erna Solberg; y la misma cifra apoya a la Izquierda Socialista (SV). Un 2% dice que se decantará por el Partido del Progreso, así como por el partido Rojo (Rødt). El Partido del Centro (SP) y Venstre obtendrían el 1% cada uno.

No obstante, de acuerdo con la última encuesta de la cadena NRK, el Partido Laborista ha caído en intención de voto comparado con un sondeo del mes de junio. Uno de cada 10 votantes del Arbeiderpartiet en las elecciones pasadas se plantea ahora votar a la coalición actual de derechas.

A pesar de todo, son tan estrechos los márgenes de intención de voto que es probable que sean los partidos más pequeños, tanto de izquierdas como de derechas, quienes decidan el resultado final en el Storting, informa Reuters.

Polémico Partido del Progreso

El Partido del Progreso (Frp), tercera fuerza con mayor intención de voto y segunda más votada por los inmigrantes en las pasadas elecciones, perderá gran parte de su apoyo en los próximos comicios. Ello se debe, estima Bonde, a la retórica en el debate sobre la integración de la ministra Sylvi Listhaug.

Habituada a estar en el centro de la polémica por sus comentarios, recientemente acusó al líder de los democristianos, Knut Arild Hareide, de postrarse ante los imanes por la que considera su suave política de inmigración. Su comentario, una vez más, causó gran controversia por lo que la actual ministra de Finanzas y líder de su partido, Siv Jensen, salió en su defensa.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers