La ministra de Inmigración noruega Sylvi Listhaug enoja a Suecia

Escrito por María Fluxá
Publicado el

Una vez más la ministra de Inmigración noruega, Sylvi Listhaug, vuelve a ser el foco de la polémica. En esta ocasión, en plena campaña electoral, la controversia ha trascendido las fronteras, causando desavenencias con el Gobierno de Suecia.

El pasado lunes la ministra del populista Partido del Progreso fue plantada por su homóloga sueca, Heléne Fritzon. Listhaug había viajado a Estocolmo y según aterrizó en Arlanda se enteró de que la ministra socialdemócrata había cancelado un encuentro acordado hace semanas.

“Recientemente ha quedado muy claro que la visita de Lishaug forma parte de la campaña electoral noruega”, justificó Fritzon en referencia a los comicios generales del próximo 11 de septiembre. “Listhaug parece más interesada en difundir una imagen equivocada de Suecia”, añadió.

Oficialmente el viaje de Listhaug aspiraba a conocer cómo el país vecino, que cuenta con la mayor población inmigrante de Europa en términos per capita, gestiona su integración. Sin embargo, en declaraciones al diario VG, la víspera, fue más explícita: “Estoy aquí para ver cómo las cosas no deberían hacerse en Noruega”, dijo al diario.

Según Listhaug, muy dada a los comentarios políticamente incorrectos, existen en Suecia “sociedades paralelas” y hay al menos “60 zonas prohibidas” porque la integración ha fallado. Esto “no tiene sentido”, según Fritzon, quien en un comunicado añadió que estaría encantada de reunirse con su colega de Noruega, pero una vez pasadas las elecciones.

Preguntada al respecto, la primera ministra noruega, Erna Solberg, que gobierna en coalición con el Partido del Progreso de Listhaug, explicó “no tener demasiados comentarios” al respecto. Sin embargo, cuando el periodista de VG le insistió en los comentarios de Listhaug sobre esas 60 zonas fuera de la ley en Suecia, Solberg puntualizó que “Listhaug debería asegurarse de que lo que dice está de acuerdo con lo que las autoridades locales piensan al respecto”.

El líder laborista, Jonas Gahr Støre, aprovechó la polémica para, en el debate televisivo del martes, echarle en cara a Solberg de haber incorporado a un partido de extrema derecha (el Partido del Progreso) al gobierno. El asunto podría haber quedado zanjado aquí; sin embargo, Listhaug como tenía previsto, visitó el barrio inmigrante de Rinkeby, en Estocolmo.

Este hecho no ha sentado bien en Suecia, tal y como dejaron claras las declaraciones del primer ministro, Stefan Lövfen. “Es importante que se dé una imagen correcta (de Suecia). Nosotros no nos metemos en la situación de otro país. Estamos lidiando con nuestros problemas y eso depende de nosotros”, declaró el socialdemócrata al diario VG.

La Ministra de Inmigración sueca, Heléne Fritzon canceló un encuentro con su homóloga noruega Sylvi Listhaug, acordado hace semanas. Foto: Marisol Aliaga/Magazin Latino, Suecia. Se lanzó al mar para sentirse como refugiada: La ministra noruega de Inmigración, Sylvi Lishtaug, se convirtió en abril de 2016, en el hazmerreír de los noruegos después de llevar a cabo una particular maniobra con la que pretendía concienciar sobre la situación de los refugiados sirios.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers