Para los 'amores eternos', Kubaparken.

Escrito por Charo Morales
Publicado el

“Dicen que si una pareja cierra un candado, lo deja atado en un puente y luego tira la llave al agua, no habrá manera de que se vuelvan a separar”

Kubeparken

El candado, el símbolo que destaca en el puente de Kubeparken.

Noruega se suma a esta manera de guardar el amor para toda la vida. Y es que el puente, popularmente llamado Kjærlighetsbrua junto al río Akers, está siendo punto de encuentro de todos aquellos enamorados que unen su amor. Este puente, ya bautizado como el puente del amor, está ubicado en Kubaparken, sector de Grünerløkka.

Aunque hay quienes sostienen esta idea como una creencia más, otros mantienen la teoría del sentimiento de jurar un amor eterno en un lugar especial, o incluso hay quienes se han manifestado retrocediendo sin éxito. Y es que la llave que se tira al río es la única que abre ese candado del amor. Como bien dice Federico Moccia, “no habrá manera de que se vuelvan a separar”. ¡Bueno, a más de uno/a le habría gustado tirarse al río para recuperar esa llave y abrir ese candado hacia un posible nuevo amor!.

Point des Arts, Paris

Pont des Arts, Paris

Ya sabemos que son muchos puentes en todo el mundo los que son partícipes de esta fiebre del amor donde millones de personas declaran sus sentimientos con este gesto. Pero, ¿de dónde viene exactamente esta particular ya tradición? ¿La originó un famoso? ¿Fue alguna campaña de publicidad? ¿Alguna película pastelona?.

Bueno, casi casi he dado en el clavo. Existen varias teorías acerca de los orígenes de esta romántica tendencia. La más extendida se le atribuye al libro “Tengo ganas de ti” del escritor italiano Federico Moccia, cuyos protagonistas se juraron amor eterno tras unir su candado en el Ponte Milvio de Roma y arrojar la llave al río. Digamos que esta sería la versión sensible.

Otra teoría es que este acto de amor está inspirado en una tradición de China, consistente en cerrar un candado en algún poste o valla de los montes Huang y arrojar posteriormente la llave.

Ponte de Vecchio

Ponte de Vecchio

Una tercera creencia nos cuenta una leyenda mucho menos romántica y un tanto simple para aquel que ya ha sellado su amor con un candado. Ésta se originó en Florencia (Italia), específicamente en el Ponte de Vecchio. Se dice que un cerrajero quiso hacerle publicidad a su negocio ubicado a los pies del puente enganchando en la baranda uno de los candados que vendía. “Negocio redondo”, ya que enseguida las parejas que caminaban por ahí empezaron a imitar su acción, creándole un significado más profundo y asociándolo a su promesa de amor eterno. Realmente simple, poco cursi, pero más acorde con la realidad actual.

Podemos decir que cualquiera de las tres teorías ha hecho que la mezcla en sí provoque la creencia, que al hacerlo, el amor de la pareja será para toda la vida y jamás volverá a separarse. Sea cierto o no, es una práctica que se ha llevado en muchos puentes de todo el mundo con un solo significado común: el amor eterno.

Kubeparken

Lateral del puente de Kubeparken, Oslo.

Es innegable que esta manifestación amorosa tiene un gran color atractivo a lo `Romeo y Julieta’. Y así es como luce Kubeparken donde decenas de personas han querido que este lugar sea el que muestre el vínculo del amor eterno entre dos personas, con ese carácter irrompible que el candado simboliza.

Para los que no sepan exactamente dónde está ubicado nuestro puente del amor noruego, aquí os lo muestro: Mapa del puente Kjærlighetsbrua junto al río Akers. El puente del amor está ubicado en Kubaparken, sector de Grünerløkka.

Puente Kubeparken

Puente de Kubeparken, Oslo.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers