Noruega recuerda a las víctimas del peor atentado de su historia

Escrito por Hans Dahle
Publicado el

El domingo 22 de julio Noruega ha recordado a las 77 personas que resultaron muertas hace siete años en los atentados perpetrados por el fanático ultraderechista y anti-islamita Anders Behring Breivik. En la isla de Utøya se realizaron ayer actos en memoria de las víctimas de los atentados terroristas.

A la ceremonia conmemorativa, realizada este domingo en Utøya asistió la Primera ministra Erna Solberg, el líder del Partido Laborista Jonas Gahr Støre, la presidenta del Grupo de apoyo a los sobrevivientes Lisbeth Kristine Røyneland, el líder de Las Juventudes Laboristas AUF, Mani Hussaini, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien ejercía de primer ministro en 2011 cuando ocurrieron los atentados.

Sobrevivieron Utøya - ahora viven con amenazas de muerte

Así es el título de una noticia publicada recientemente por el diario Aftenposten. Quienes se salvaron de la mascre de Anders Behring Brievik, tienen ahora que soportar aterradores mensajes en las redes sociales, como este comentario aparecido en el periodico:

"Creo que hubiera sido mejor para nosotros que te hubieses quedado en Utøya y no haber sobrevivido. Que pena que Breivik no te alcanzó".

Relata la misma crónica del Aftenposten la historia del joven Tarjei Jensen Bech. Tenía 19 años en 2011 cuando vivió la masacre de la isla de Utøya. Se escondió entre las rocas. Logró escuchar los respiros de Breivik antes de que le disparara a unos 10 o 15 metros de distancia - su cuerpo rodó por un precipicio. Cuando aterrizó en el agua fría, recibió un disparo en la rodilla izquierda. Se encontraba desangrando y gravmente herido.

En la mente de Tarjei quedo grabada la imagen de una niña que nunca olvida: la niña que vio, corriendo en el agua. Ella que recibió un disparo, que cayó en las heladas aguas del mar. lo próximo que Tarjei Jensen Bech recuerda es el silencio. Todo estaba completamente tranquilo, mientras que el agua a su alrededor lentamente se volvia rojiza. Y así, nuevamente irrumpia el sonido de Breivik cargando su arma.

Sobrevivientes se sienten olvidados

El líder de Las Juventudes Laboristas, Mani Hussaini dijo en un discurso que muchos de los sobrevivientes de la masacre de Utøya y sus familiares siguen luchando contra los traumas y daños tras haber sobrevivido los terribles atentados que marcaron sus vidas y que muchos se sienten olvidados por la sociedad.

"Hoy, es importante recordar que debemos continuar tendiendo las manos a quienes necesitan ayuda, tanto como gran sociedad y como individuos. Porque el 22 de julio es algo que nunca termina. Para muchos, es 22 de julio todos los días", dijo Hussaini.

Tanto Hussaini como otros oradores critican la actitud provocadora de la ex ministra de Migración Sylvi Listhaug del Partido del progreso, Fremskrittspartiet que el pasado med de abril publicó en su cuenta de Facebook una imagen que mostraba a varios terroristas de IS con el texto "El Partido Laborista piensa que los derechos de los terroristas son mas importantes que la seguridad de la Nacion". "Dale un me gusta y comprate", señalaba el post de Listhaug que causó un profundo malestar en el país. Listthaug se vio obligada a abandonar el cargo como Ministra de Migración poco tiempo después.

La Primera ministra Erna Solberg dijo que la publicación en Facebook de Listhaug era una retórica que no debería haber venido por parte del gobierno.

"Esa fue también una de las razones por las que hemos pedido disculpas", señalo Solberg.

La Primera minsitra enfatiza la importancia que tienen los debates abiertos y honestos, que deben ser objetivos. Solberg también reconoce que las actitudes de los ultraderechistas son un gran desafío.

"Existe un pensamiento más de la ultraderecha y de odio que crece en las redes sociales", declara Solberg.

El Secretario General de la OTAN Jens Stoltenberg en la OTAN ha declarado que el odio es más profundo de lo que se pensaba en 2011.

"Es un odio inaceptable y que debe ser combatido. Los líderes tienen una responsabilidad especial en la movilización", señala Stoltenberg.

El 22 de julio de 2011, Anders Behring Breivik de 32 años hizo detonar una bomba en el edificio gubernamental ubicado en el centro de Oslo, donde murieron ocho personas y numerosas resultaron heridas. Breivik se trasladó luego a la Isla de Utøya donde asesinó fríamete a 69 jóvenes militantes del partido laborista que se encontraban reunidos en un campamento veraniego. Breivik fue condenado a 21 años de cárcel.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers