Elecciones en Brasil: "La democracia está en juego", dijo Haddad antes de votar en Sao Paulo

Publicado el

El izquierdista Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) aseguró hoy que "la democracia está en juego" antes de emitir su voto en Sao Paulo por la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas. En la primera vuelta, el 7 de octubre, Bolsonaro obtuvo el 46% y Haddad el 29% de los votos.

"Espero que las personas entiendan que hoy es un día de paz", añadió el profesor universitario de 55 años Fernando Haddad. "Mucha militancia, muchos ciudadanos comunes están yendo a la calle a defender la democracia", señaló.

"Estoy muy esperanzado en que tendremos un gran resultado hoy a la noche", indicó ilusionado Haddad, que se disputa la presidencia con el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien, debido a sus discursos en un tono violento y autoritario, fue caracterizado por el PT como antidemocrático.

Según las últimas encuestas, Bolsonaro aventaja a Haddad por entre ocho y 10 puntos porcentuales, aunque el candidato del PT registró un aumento de sus intenciones de voto en los últimos días.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas comenzó hoy a las 8:00 (11:00 GMT) y culminará a las 17:00 (20:00 GMT). Dos horas después, se conocerán los primeros cómputos a boca de urna.

El candidato ultraderechista Jair Bolsonaro ha votado bajo estrictas medidas de seguridad y ha evitado a la prensa, en Río de Janeiro, en las elecciones de este domingo. Gran favorito para ganar los comicios, Bolsonaro sufrió un atentado el pasado 6 de septiembre, cuando fue acuchillado por un hombre en el transcurso de un mitin.

Alrededor de 147 millones de ciudadanos están llamados a las urnas en el gran país sudamericano. El nuevo presidente de la nación asumirá el cargo el próximo 1 de enero.

Intelectuales de América y Europa alertan contra Bolsonaro

En un panorama en el que muchos esperan una victoria del candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro en las presidenciales de Brasil, el diario El País de España consultó la opinión de escritores, científicos, actores y artistas de América Latina quienes alertaron que se trata de un riesgo mayor que otros que ha conocido el continente.

En la publicación hay textos del premio Nobel de Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, quien afirmó que en Brasil le abrieron la posibilidad al terrorismo fascista. Una opinión en la que coincide el escritor mexicano Juan Villoro quien manifestó que están ante una ascensión de la irracionalidad política.

Mientras el lingüista Noam Chomsky señaló que su elección “sería una tragedia para la región y para el mundo”, calificándolo como un líder vergonzoso.

A esto se suman otras voces de la cultura latinoamericana, como los escritores colombianos Juan Gabriel Vásquez y Héctor Abad Faciolince, el actor Gael García Bernal, el periodista Jorge Ramos, el escritor Jorge Edwards, entre otros.

Mientras se reveló un estudio que afirma que ante la angustia de estas elecciones, miles de brasileños han acudido a psiquiatras y psicólogos para aliviar la tensión.

En Brasil, un numeroso grupo de músicos, novelistas y pintores brasileños firmaron esta semana un manifiesto en el que rechazan la candidatura del exmilitar por ser “peligrosa para la democracia”. Entre los firmantes están figuras como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Chico Buarque.

Algunos de los más famosos músicos, escritores e intelectuales de Brasil alertaron hoy, a través de un manifiesto, que la democracia de su país “podría girar hacia el autoritarismo” si el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro sale victorioso de las elecciones presidenciales de su país, que se celebran hoy.

“Es preciso decir, más que una elección política, la candidatura de Jair Bolsonaro representa una amenaza franca a nuestro patrimonio civilizatorio primordial”, dice la carta, firmada por más de 150 personalidades brasileñas, entre las que destacan figuras de la música como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Chico Buarque, un trío de compositores que vivieron en el exilio durante los veintiún años de la dictadura brasileña (1964-1985).

Reconocidas artistas de Brasil como Daniela Mercury, Deborah Secco, Alinne Dias, Fernanda Paes Leme y Débora Falabella se han unido a la campaña “Mujeres Unidas Contra Bolsonaro”.

“Nunca es demasiado tarde para recordar cómo a lo largo de la historia y hasta hoy los líderes nazis fascistas y muchos otros regímenes autocráticos fueron elegidos por primera vez con la promesa de rescatar la autoestima y la credibilidad de sus naciones, antes de someterlos a los más variados excesos autoritarios. “, dice el manifiesto “Democracia sim” (Sí a la democracia).

El mensaje de los artistas brasileños llega a poxo tiempo de que se realicen los comicios en Brasil, en los que Bolsonaro, un antiguo militar con tendencias populistas, lidera las encuestas. Los partidarios del candidato de ultraderecha, muchos de los cuales provienen de la clase media y alta de Brasil, lo ven como un antídoto contra la corrupción y la violencia que creen que es el resultado de 13 años de gobierno izquierdista del Partido de los Trabajadores.

Sin embargo, la posibilidad de que el derechista se haga con la presidencia ha aumentado en las últimas semanas tras el atentado que sufrió durante uno de sus eventos electorales el pasado 6 de septiembre, el cual le ha hecho repuntar en los diferentes sondeos, según últimos reportes de medios como O Globo o la revista Veja.

Las destacadas artistas Madonna, Cher, Diplo, Dua Lipa, Ellen Page junto al famoso Alfonso Herrera son algunas de las personalidades que se ha adherido a la campaña #EleNão para rechazar al candidato ultraderechista Bolsonaro. La imagen muestra el post divulgado por Madonna en las redes sociales.

“Nos encontramos con proyectos que niegan la existencia de un pasado autoritario en Brasil, que apoyan explícitamente conceptos como la proclamación de nueva Constitución sin apoyo popular, autogolpes presidenciales y declaraciones francamente xenofóbicas y discriminatorias contra sectores diversos de la sociedad”, advierten los 150 del manifiesto, que consideran que una victoria de Bolsonaro sería el regreso del autoritarismo que gobernó a Brasil durante la dictadura (1964-1985).

Los firmantes se autodenominaron una “mezcla política con un compromiso común”: Brasil libre, tolerante, inclusivo y democrático. En el grupo se enucentran figuras como el rapero Mano Brown del grupo Racionais MC’s, el actor Camila Pitanga, el director Fernando Meirelles, el novelista Milton Hatoum y el escritor Luiz Ruffato, entre otros.

Esta declaración, que según los organizadores ha atraído más de 180,000 firmas desde su publicación el lunes, es la último de una serie de protestas contra el candidato Bolsonaro, a solo días de las elecciones más impredecibles en Brasil desde el retorno de la democracia en el país.

Centenares de mujeres en todo Brasil se han concentrado decididas a frenar el avance del ultraderechista Jair Bolsonaro bajo la consigna "Ele nao" (Él no).

Bolsonaro ha prometido mano dura para la delincuencia y una reforma general de la economía. Haddad hizo campaña con la continuidad de las medidas progresistas de su Partido de los Trabajadores, que gobernó de 2003 a 2016.

Los dos candidatos a la segunda vuelta en las presidenciales de Brasil. En la primera vuelta, el 7 de octubre, Bolsonaro obtuvo el 46% y Haddad el 29% de los votos.

Lula pide desde la cárcel unión de demócratas contra "aventura fascista" en Brasil

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva llamó a los "demócratas" a olvidar sus diferencias para evitar que Brasil sea arrastrado a una "aventura fascista" en las elecciones de este domingo, en las que el ultraderechista Jair Bolsonaro es favorito frente a su contendor Fernando Haddad.

"Hemos llegado al fin del proceso electoral con la amenaza de un enorme retroceso para el país, para la democracia y para nuestra gente tan sufrida. Es el momento de unir al pueblo, a los demócratas, en torno a la candidatura de Fernando Haddad", escribió Lula en una carta publicada este miércoles por la campaña del Partido de los Trabajadores (PT).

El exmandatario (2003-2010), cumple desde abril una pena de 12 años y un mes de cárcel acusado por corrupción y lavado de dinero, es tan admirado como denostado en Brasil.

Una parte de la población lo asocia a los programas de inclusión social de sus gobiernos, pero para otros su imagen y la del PT está marcada por los escándalos de sobornos descubiertos en la estatal Petrobras.

Muchos dirigentes de centro y centroizquierda se han limitado a aportar un "apoyo crítico" a Haddad, designado candidato del PT después de la impugnación de Lula.

En su carta, Lula pide que esas polémicas no le abran paso a Bolsonaro, un exmilitar reputado por sus declaraciones misóginas, racistas y homófobas y por su reivindicación de la dictadura militar (1964-85).

"Si hay divergencias entre nosotros, vamos a enfrentarlas mediante el debate (...). No podemos dejar que la desesperación lleve a Brasil hacia una aventura fascista", escribió.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers