10 adolescentes mueren en el centro de entrenamiento del club de fútbol Flamengo de Brasil

Publicado el

En la madrugada de este viernes se registró un incendio en la Ciudad Deportiva del Flamengo, en Vargem Grande, en la Zona Oeste de Río de Janeiro, dejando un saldo – hasta ahora- de diez personas fallecidos y varios heridos de gravedad.

Según la prensa local, hay tres personas en estado grave y varias desaparecidas, por lo que no se descarta que el número de muertos pueda aumentar en las próximas horas.

Según TV Globo, las instalaciones destruidas por el fuego se tratan de una parte antigua del Nido del Urubu que servía de alojamiento para las categorías inferiores del Flamengo.

El cuerpo de bomberos de Río de Janeiro confirma que los 10 muertos son juveniles del Flamengo, futbolistas entre 14 y 17 años.

Los equipos de bomberos que se encontraban en el lugar hicieron todo lo posible para controlar las llamas y evitar nuevos focos. Por el momento, se desconoce el motivo del incendio.

Río de Janeiro se recupera aún del fuerte temporal de lluvia y viento que arreció sobre la capital fluminense la noche del miércoles y que dejó seis muertos, inundaciones en varios puntos de la urbe, deslizamientos de tierra, la caída de unos 170 árboles y decenas de vehículos destrozados. La zona oeste, donde se encuentra el centro de entrenamiento del Flamengo, fue una de las más afectadas por esa tempestad.

Ninho do Urubu, considerado como uno de los centros de entrenamiento más modernos de Latinoamérica, cuenta con un módulo para el equipo profesional del Flamengo, dos campos y un espacio específico para la preparación de porteros, además de una zona para alojamientos. En 2018 el Flamengo, el equipo de fútbol más popular de Brasil, inauguró una nueva estructura para la primera plantilla y dejó las instalaciones antiguas para los jugadores de las categorías base del club.

Identificados los cuerpos

Flamengo identificó los cuerpos de los 10 adolescentes que murieron en el incendio que el viernes devastó una de las instalaciones de su complejo deportivo en Rio de Janeiro.

La estatal Agencia Brasil publicó una lista difundida por el club que confirma que todas las víctimas eran jóvenes esperanzas del popular equipo carioca, de entre 14 y 17 años.

Sus fotos aparecieron este sábado en la prensa brasileña, sonriendo, luciendo con orgullo la camiseta roja y negra del club o sus trofeos.

Tres jóvenes futbolistas que lograron escapar de las llamas fueron internados. El más grave tiene quemaduras en el 30% de su cuerpo.

De los diez adolescentes que murieron, solo tres eran del estado de Rio de Janeiro, donde se encuentra el complejo deportivo "Ninho do Urubú" (Nido del Buitre).

Otros cuatro habían venido de los estados vecinos de Minas Gerais y Sao Paulo, dos eran de Santa Catarina (sur) y uno de Sergipe (noreste).

Dos eran arqueros; cuatro, defensores; tres, delanteros; y uno, mediocampista.

El arquero Christian Esmério, de 15 años, fue convocado varias veces a la selección nacional sub 15 y sub 17. Era seguido por muchos clubes europeos.

Fotos publicadas en las redes sociales lo muestran junto con el entrenador Tite, que desde 2016 dirige a estrellas como Neymar.

El defensor Pablo Henrique da Silva Matos, de 14 años, era primo de Werley, jugador del Vasco da Gama, quien fue al instituto forense para reconocer su cuerpo.

De acuerdo con los primeros elementos de la investigación filtrados a medios locales, el incendio pudo haber sido causado por un cortocircuito en el sistema de aire acondicionado.

Según los bomberos, el establecimiento estaba en "proceso de regularización" para obtener el documento que certifica "el funcionamiento de los dispositivos contra incendio previstos por ley".

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers