Guaidó dice que entrará la ayuda humanitaria a Venezuela el 23 de febrero

Publicado el

"La ayuda humanitaria va a entrar sí o sí a Venezuela", advirtió este martes Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional (AN, declarada en desacato), ante decenas de miles de seguidores congregados en la zona este de la capital, al anunciar que la asistencia otorgada por Estados Unidos ingresará al país el 23 de febrero, un mes después de que se proclamó presidente encargado, en una declaración que el mandatario, Nicolás Maduro, calificó de intento de violación de la soberanía.

Desde una tarima, Guaidó pidió a unos 250 mil voluntarios organizarse este fin de semana en asambleas, cabildos y campamentos humanitarios itinerantes para crear un plan que habilite el acceso a la ayuda. “Atentos –dijo–, porque tendremos que ir en caravanas, en protesta, en organización, en movilización”.

Mientras la multitud ondeaba banderas de Venezuela y pancartas con consignas como: No más dictadura, Guaidó llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a sumarse a su movimiento y permitir el ingreso de la ayuda al país.

Alimentos y medicinas enviados por la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos a petición de Guaidó, reconocido por unos 50 países como presidente encargado, están almacenados desde hace cinco días en un centro de acopio instalado de la ciudad colombiana de Cúcuta, que conecta con Táchira, en Venezuela.

El puente de Las Tienditas no está en uso desde 2015 debido a un ataque de paramilitares colombianos. Este acceso fue bloqueado hace una semana por el ejército venezolano con un camión cisterna, dos contenedores de carga pesada y una malla de metal para evitar el paso de la ayuda. El gobierno ha acusado que la entrega de esa asistencia sería el pretexto para una intervención militar estadunidense.

Con la finalidad de agilizar el ingreso se habilitó el lunes pasado un segundo centro de acopio en el estado brasileño de Roraima, también fronterizo con Venezuela, pero ha recibido fuertes críticas porque el gobierno del presidente neofascista Jair Bolsonaro no solicitó al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados la autorización para instalarlo.

En el Día de la Juventud Invencible, el presidente Maduro encabezó en el centro de Caracas una multitudinaria protesta en rechazo a una intervención imperialista en la que se recordaron a los muertos que dejaron las protestas del mes pasado.

Yo quiero la paz para Venezuela, todos queremos la paz, que los tambores de guerra se alejen, que las amenazas de invasión militar se alejen, dijo el mandatario mientras los asistentes vestidos con playeras y gorras rojas gritaban: “yanquis, go home”.

Las manifestaciones opositoras y chavistas se repitieron en otros puntos del país, como en el poblado de Ureña, perteneciente a Táchira, y en el suroriental estado de Bolívar, entre otros.

En entrevista para la cadena británica BBC, Maduro dijo que en Venezuela no hay hambruna y enunció varios puntos de la campaña de Washigton en contra del país petrolero, que van desde un bloqueo económico, la difusión de noticias falsas y la amenaza de acciones militares, hasta la preparación de un golpe de Estado.

Reitera Trump que evalúa "todas las opciones" para Venezuela

El presidente estadunidense, Donald Trump, reiteró este miércoles que evalúa "todas las opciones" ante la actual crisis en Venezuela, a la vez que destacó que el gobierno de Nicolás Maduro comete un "terrible error" al impedir que entre al país la ayuda humanitaria internacional.

Trump aseguró que Washington aún no ha decidido si envía tropas a la región, aunque afirmó estar "sopesando todas las opciones".

El inquilino de la Casa Blanca aseguró tener "un plan B, y C, y D, y E, y F", sin dar más detalles al respecto.

"Ya lo verás", respondió el mandatario estadounidense cuando le preguntaron si Washington se plantea el despliegue de miles de soldados.

Al inicio de su encuentro con el mandatario colombiano Iván Duque, Trump lamentó también lo "triste" de la situación en Venezuela, donde Washington, al igual que otra cincuentena de países, reconoce al jefe parlamentario opositor, Juan Guaidó, como presidente interino.

"Guaidó tiene un fuerte apoyo y nosotros tenemos que darle un apoyo aún más marcado (...) para que pueda llevar a cabo la transición en Venezuela", declaró el presidente estadounidense.

Maduro, que niega las carencias en el país, prohíbe la entrada a Venezuela de la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos al considerarla un primer paso para un intervención militar en el país.

En Washington, el enviado diplomático de Estados Unidos a Venezuela, Elliot Abrams, vaticinó que tarde o temprano la presión internacional desembocará en la salida de Maduro.

El emisario estadunidense no especificó cuándo cree que Maduro dejará el cargo, pero aseguró que "se cierne una tormenta" al interior del gobierno venezolano y que el mandatario "no podrá soportarlo por mucho tiempo más".

España es uno de los países que negó más solicitudes de asilo a venezolanos

España negó en 2018 un total de 1.495 solicitudes de protección internacional presentadas por ciudadanos venezolanos, según denunció la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) tras analizar los datos de la principal agencia de estadísticas europea, Eurostat.

El gobierno español sólo concedió a ciudadanos de Venezuela 30 estatutos de refugiado, una forma de protección a las personas con un temor fundado a ser perseguidas por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual, informó el portal Público.

Las decisiones en materia de asilo contrastan con la postura de las autoridades españolas, encabezadas por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que mantienen una línea opositora al presidente Nicolás Maduro y aseguran que el país suramericano vive en dictadura, por lo cual claman el ingreso de la “ayuda humanitaria” de EE.UU. y reconocen al autoproclamado “presidente interino” Juan Guaidó.

Según el análisis de los datos efectuados por la CEAR, España ocupa el último lugar en la lista de países de Europa en materia de aceptación de asilo, con el 24% de admisión de solicitudes, lejos del 65% de Bélgica, el 50% de Alemania, el 49% de Grecia y el 39% de Suecia.

De acuerdo con las cifras, los españoles solo han consentido una de cada cuatro solicitudes de protección internacional del total de 11.875 resueltas durante el 2018, un año que volvió a registrar un récord de peticiones, 54.065, casi un 74% más que en el 2017, reseñó el diario La Vanguardia.

(La Jornada, Euronews, El ciudadano, agencias)