Venezuela sufre el mayor apagón de su historia

Publicado el

El mayor apagón de la historia de Venezuela paralizó este viernes casi todo el país. Más de 24 horas sin electricidad en las que las actividades laborales y escolares fueron suspendidas por el Gobierno de Nicolás Maduro con el fin de facilitar los trabajos para recuperar el suministro de electricidad, que poco a poco va regresando a varios puntos del país.

Una falla eléctrica en Venezuela se ha prolongado por más de 40 horas en varios estados, mientras que en la capital ocurrió un nuevo apagón en donde ya se había restituido el servicio, en medio de una disputa política que ha involucrado gobiernos de otros países.

El periódico El Nacional informó que la falla eléctrica, que comenzó la tarde del jueves, aún persiste este sábado en los estados de Anzoátegui, Barinas, Sucre, Carabobo, Distrito Capital, Mérida, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Portuguesa, Táchira, Vargas y Zulia.

El diario El Universal reportó que en casi todo el país colapsaron los hospitales, las aerolíneas cancelaron vuelos, miles de hogares permanecen sin agua, en las calles de las principales ciudades los negocios se encontraban cerrados, las líneas telefónicas presentaban fallas, y no había servicio de internet ni Metro.

La falta de electricidad también afectó los cajeros bancarios, sin que nadie pueda retirar dinero ni usar tarjetas.

Ante el apagón, que es ya considerado como el más grave en la historia de Venezuela, el gobierno ordenó el viernes la suspensión de clases y la jornada laboral.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el personal del Sistema Eléctrico Nacional realiza un intenso trabajo para recuperar el servicio, pero acusó al gobierno de Estados Unidos de estar detrás de este “sabotaje”.

“La guerra eléctrica anunciada y dirigida por el imperialismo estadounidense en contra de nuestro pueblo será derrotada”, acusó el mandatario en su cuenta de la red Twitter.

En tanto, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel calificó este sábado en un tuit el apagón como una acción “injerencista” y un “hecho terrorista” para "doblegar la resistencia del pueblo venezolano y alentar la intervención militar. Cuánta perversidad imperial en esa criminal, violatoria e injerencista manera de actuar”.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció que su gobierno denunciará a Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas por el apagón.

"Una agresión que sin duda ha sido preparada, deliberada, bien delineada, como bien lo sabe hacer el imperio norteamericano", dijo el ministro a la televisión local.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, respondió que en Venezuela "no hay comida. No hay medicinas. Ahora, no hay energía. A continuación, no habrá Maduro", y sostuvo que "no se debe a Estados Unidos. No es por Colombia. No es Ecuador o Brasil, Europa o cualquier otro lugar".

La compañía eléctrica Corpoelec denunció, sin dar mayores detalles, un sabotaje en la hidroeléctrica de Guri, ubicada en el estado Bolívar.

Guri es una de las mayores represas generadoras de energía en América Latina, superada solo por la de Itaipú, entre Brasil y Paraguay.

El apagón afectó también al vecino estado brasileño de Roraima, cuyo aprovisionamiento energético depende del Guri.

(Euronews, DW, El Nacional)