Alberto Cortez - Cuando un amigo se va

Escrito por Jorge Romero
Publicado el

El jueves 4 de abril falleció el poeta argentino Alberto Cortéz. No digo artista ni cantante. Digo poeta, porque cada una de sus creaciones es en esencia un canto a la vida, un mensaje lleno de significado, de ternura, de amor, de sufrimiento, de ensoñación, de felicidad o de esperanza compartida.

A los 79 años, y a poco más de una semana de haber sido internado de urgencia en Madrid, falleció Alberto Cortez, el reconocido cantautor argentino. El artista había sufrido una hemorragia gástrica que empeoró en la noche del miércoles 3. Había sido ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles.

José Alberto García Gallo, tal era el verdadero nombre de Cortez, es uno de los cantantes más representativos de Latinoamérica, y en su obra se han destacado éxitos tales como Callejero, Mi árbol y yo, En un rincón del alma, Te llegará una rosa, Castillos en el aire, A partir de mañana, Cuando un amigo se va o El abuelo, entre otros. A los 6 años aprendió a tocar el piano y a los 12 compuso su primer tema Un cigarrillo, la lluvia y tú.

Durante su carrera, Cortez sacó alrededor de 50 discos, participó en dos películas y, como poeta, publicó varios libros, como Equipaje (1977), Soy un ser humano (1985), Almacén de almas (1993) y Por los cuatro costados (2007). A lo largo de su extensa trayectoria trabajó con importantes artistas como Facundo Cabral (hicieron cuatro discos juntos), Estela Raval, Mercedes Sosa y Ricardo Arjona entre otros.

El artista recibió cuatro Discos de Oro y cuatro Heraldos de Oro. Además, fue reconocido con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, y con el Gramola de oro, en el Festival Internacional de bolero "Ciudad de Madrid".

He aquí una pequeña sinopsis de Almacén de almas.

"En un almacén tan improbable como mágico, se reúnen almas de todo tipo y color: almas anóminas, como la del poeta o también la del payaso; almas ilustres, como la de Pablo Neruda, la de Atahualpa Yupanqui, la de Sor Juana Inés de la Cruz o la de Gandhi; almas famosas, como la de Alberto Olmedo o la de Joan Manuel Serrat; almas hijas del decir popular: el alma en vilo, el amor de mi alma o el alma en pena...".

Y su desenvolvimiento no sólo fue sobre el escenario, también frente a las cámaras, participando en las películas “Los éxitos del amor”, de Fernando Siro, y “Ritmo a todo color”, de Máximo Berrondo.

Como buen poeta que retrata la cotidianidad de la vida, también añadió contenido social a sus temas, como en el caso de “Instrucciones para ser un pequeño burgués”.

Dos composiciones ilustres

"Mi árbol y yo. Con mi madre plantamos un arbolito y al pasar los años me encontré con un gigantesco árbol. El tema se convirtió luego en un himno ecológico en varios países. En México su gobierno (no recuerda en qué año) lo utilizó para una campaña de reforestación".

"Cuando un amigo se va la escribí al morir mi padre que fue mi mejor amigo. Murió prematuramente (a los 48 años) y me avisaron 5 minutos antes de salir al escenario. Fue muy duro para mí. No sé si canté, lloré, hablé... Al terminar el espectáculo me fui a caminar por las calles de Madrid solo y hasta el alba. Al llegar al hotel escribí la canción y luego la musicalicé.

La composición, comenta Cortez, tiene una anécdota negativa porque cuando lo presentó en México “algún periodista me preguntó si era un tema de homosexuales. Los sentimientos no tienen sexo, en todos los sentidos. Es lo más profundo que siente el ser humano”.

Muchos años han pasado

Y por fin he regresado

A mi terruño querido

Y en el límite del patio

Ahí me estaba esperando

Como se espera a un amigo

Cuando un amigo se va

queda un espacio vacío,

que no lo puede llenar

la llegada de otro amigo.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers