Bachelet al iniciar su visita a Venezuela: "Espero escuchar todas las voces"

Publicado el

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo que “espero escuchar todas las voces” al iniciar el miércoles una visita oficial a Venezuela tras la invitación del Gobierno de Nicolás Maduro.

“En mi primera visita a Venezuela como Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, espero escuchar todas las voces y trabajar con todas los actores para promover y proteger todos los derechos humanos de todos los venezolanos. Haré una declaración el viernes”, señaló la exmandataria chilena en su cuenta de Twitter.

Bachelet llegó el miércoles a Caracas donde se reunió con el canciller Jorge Arreaza. Durante su visita, se entrevistará con el mandatario, ministros, altos funcionarios gubernamentales, con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, el fiscal general de la República y con el defensor del Pueblo.

Asimismo, sostendrá encuentros con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y otros legisladores, como también con el presidente de la oficialista Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, y otros representantes.

También se reunirá con víctimas de abusos y violaciones a los derechos humanos y sus familiares, con delegados de los sindicatos, líderes religiosos y autoridades universitarias.

Bachelet hará una declaración final el 21 de junio, a las 21:30 horas de Caracas, cuando termine su visita.

Ministros de Maduro le piden a Bachelet que interceda para que cuentas en el extranjero sean desbloqueadas

La expresidenta de Chile sostuvo las reuniones en la Casa Amarilla de Caracas, sede de la Cancillería, donde entre otras personalidades, acudió el vicepresidente del Consejo de Planificación, Ricardo Menéndez, quien reveló que le pidieron interceder para detener las sanciones contra el régimen de Maduro.

“Le hemos planteado la posibilidad de que se pueda interferir, en función de los Derechos Humanos de nuestro país, para que esos recursos que están bloqueados vengan para las medicina, vengan para los alimentos”, indicó Menéndez, en referencia las cuentas y reservas de oro bloqueadas en bancos internacionales, principalmente países no reconocen el segundo gobierno de Maduro.

El también ministro de Planificación indicó que informaron a Bachelet sobre las sanciones que ha sufrido el gobierno de Maduro, asegurando que eran las principales causas de la grave crisis humanitaria, social, económica y política que afecta al país.

Escasez de todo tipo de bienes básicos y una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019 caracterizan la debacle, de la cual la oposición culpa a Maduro, y éste, a su vez, a un “bloqueo financiero y comercial” de Washington.

Según la ONU, debido a eso un cuarto de la población -equivalente a siete millones de personas- requiere ayuda humanitaria urgente, mientras cuatro millones emigraron desde 2015.

Un informe del organismo estima además que 22% de los menores de cinco años sufre desnutrición, y que 300.000 enfermos están en riesgo por falta de medicamentos.

Bachelet ha dicho que la negativa del gobierno a reconocer el problema torna insuficiente la respuesta oficial, y ha referido denuncias de “asesinatos, detenciones arbitrarias y torturas” por parte de autoridades.

Acusado por sus adversarios de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, Maduro advirtió el miércoles que espera que la visita de Bachelet “sea para bien”, mostrándose abierto a escuchar “recomendaciones”.

Su canciller, Jorge Arreaza, fue más lejos al afirmar, tras recibir a la funcionaria, que el gobierno está dispuesto a “corregir” lo que haga falta de la mano de la ONU.

Protestan para atraer la atención de Bachelet

Varias manifestaciones se registraron este jueves en Caracas para llamar la atención de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la grave crisis que golpea a los venezolanos.

Empleados de los sectores de la salud y la educación, familiares de opositores presos y ex trabajadores petroleros se concentraron en distintos puntos para plantear sus reclamos con motivo de la visita de Bachelet.

Las protestas, que reúnen a unos cientos de personas, transcurrían sin incidentes.

"Los hospitales necesitan ayuda humanitaria, la situación es crítica", dijo a periodistas Silvia Bolívar, delegada sindical de la maternidad Concepción Palacios, junto a decenas de trabajadores.

"No tenemos ni siquiera elementos de limpieza ni cómo garantizar la calidad de vida de los pacientes", añadió.

Gritando consignas como "¡Bachelet, mira para acá, los presos políticos quieren libertad!", una 300 personas se manifestaron frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

A la fecha hay unos 687 detenidos por razones políticas, de acuerdo con la ONG Foro Penal, pero el gobierno del presidente Nicolás Maduro niega que haya "presos políticos".

"Espero que la visita de la señora Bachelet sea una oportunidad para los presos políticos. Mi hijo luchó por un cambio en el país", declaró Laudelina Romero, madre de un procesado por un asalto a un cuartel en la localidad de Naguanagua (norte) en agosto de 2017.

Trabajadores ex petroleros en huelga de hambre desde el 30 de mayo también protestaban frente a la vicepresidencia, clamando los buenos oficios de Bachelet en su reclamo por pagos salariales atrasados.

(La Jornada, Radio Bio Bio, La Nacion, agencias)