El peronismo vuelve a ganar en Argentina: Mauricio Macri derrotado en las primarias por más de 15 puntos

Publicado el

El peronista Alberto Fernández se impuso este domingo en las elecciones primarias al presidente de Argentina, Mauricio Macri, por una amplia ventaja de mas de 15 puntos, lo que le sitúa como favorito de cara a los comicios de octubre. Con el 88,84% de voto escrutado, Fernández, candidato presidencial del Frente de Todos, logró el 47,36% de los sufragios, frente a un 32,23% que obtuvo Macri, quien aspira a la reelección.

Aunque los últimos sondeos divulgados coincidían en situar en primer lugar a Alberto Fernández, que lleva como compañera de fórmula a la senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), ninguno daba una diferencia tan abultada como la que ha conseguido en las primarias, cuyos primeros resultados se dieron a conocer una hora y media después de lo previsto en medio de los reclamos de la oposición ante la tardanza.

“Hemos tenido una mala elección”, reconoció esta noche el presidente argentino Mauricio Macri, al darse a conocer el histórico triunfo del Frente de Todos, con más de 47 por ciento en todo el país.

El Frente para Todos, encabezado por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, mantiene una diferencia de 15 puntos sobre Juntos por el Cambio de Mauricio Macri.

En el caso de la Provincia de Buenos Aires la diferencia es hasta el momento de 18 puntos, en los primeros resultados cuatro horas después de terminados los comicios primarios celebrados este domingo.

Una multitud se congregó frente a la sede de campaña del Frente de Todos para festejar el triunfo.

Flanqueado por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires Eugenia Vidal, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez, y su compañero de fórmula, el peronista Miguel Ángel Pichetto, Macri subrayó, al votar esta mañana, que en las próximas elecciones generales del 27 de octubre "se definirán los próximos 30 años de Argentina".

“Duele que hoy no tengamos todo el apoyo político que esperamos", al reconocer la derrota de Juntos por el Cambio en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

Ante la demora del Centro de Cómputos para brindar resultados de la contienda, los partidos opositores comenzaron a dar a conocer los datos que tenían en sus conteos paralelos, y habían denunciado dudas sobre las irregularidades del gobierno al mantener a la empresa Smartmatic, que contrató y terminó cometiendo errores graves.

Casi a las 23 horas locales siguen sin conocerse datos muy importantes que están surgiendo en los centros paralelos, lo que da cuenta de una derrota no prevista por el oficialismo.

Visiblemente afectado, Macri afirmó: "Me duele en el alma que haya habido tantos argentinos que crean que hay una alternativa volviendo al pasado. Yo creo que no la hay".

El presidente Macri señaló que "a partir de mañana tenemos que trabajar para revertir la situación", y añadió que "en octubre se van a definir los próximos 30 años de la Argentina".

En esta campaña, el eje de Macri ha sido presentarse como el futuro contra el pasado kirchnerista, mientras que Alberto Fernández se ha centrado en destacar en sus discursos electorales el aumento de la pobreza en el país durante el último año y medio.

Macri va en busca de la reelección con una economía en recesión, una tasa de desempleo de 10,1%, un nivel que no se registraba desde 2006, una inflación que alcanzó 22,4% en el primer semestre y que, según analistas, puede llegar a 40% al final del año y con una pobreza que afecta a más del 32% de la población, 4,7 puntos por encima de la registrada en el primer semestre del año pasado.

Para los analistas, el hecho de que el porcentaje de voto obtenido por Fernández sea superior al 45% de los votos y que la brecha sea de 15 puntos, complica las aspiraciones de Macri para lograr su reelección.

(La Jornada, Euro News, agencias)