Más de 30 mil incendios en Brasil en agosto

Publicado el

El Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil informó el domingo que hubo 30 mil 901 incendios en la región amazónica en agosto, la cifra más alta en el mes desde 2010.

Los datos muestran que hubo un aumento del 196% en los incendios en comparación con agosto del año pasado. En agosto de 2010 hubo 45 mil 18. El fuego es más común en la Amazonia durante agosto y octubre durante la estación seca.

Los datos se conocen mientras hay una protesta internacional por el aumento de los incendios en la Amazonia y las políticas ambientales del presidente Jair Bolsonaro, que favorecen el desarrollo económico en lugar de la conservación.

En Brasil está casi el 60% de la selva amazónica, un regulador clave para los sistemas vivos del planeta. Sus árboles absorben hasta 2 mil millones de toneladas de dióxido de carbono cada año.

Humo por incendios en Bolivia daña salud de la población

El humo denso además de los fuertes vientos y las temperaturas altas están afectando las condiciones de salud de los residentes, militares, bomberos y voluntarios que llegaron a mitigar el fuego que ha devorado bosques bolivianos vecinos a la Amazonia brasileña, informaron este sábado autoridades en salud.

La población padece conjuntivitis y “el agua nos está haciendo daño” dijo a The Associated Press Juan Mayoa, un poblador de la localidad de Aguas Calientes, unos 500 kilómetros al sur de La Paz, que fue afectada por las quemas.

Pero también afectó a los soldados del ejército, 40 de ellos tuvieron paperas por el cambio de temperaturas.

“Ellos están expuestos al calor y han tomado agua fría: ese cambio podría ser una de las causas de las paperas”, dijo a la prensa Eliana Sambrana, médico responsable de la atención de brigadistas.

Además, los voluntarios, que son de diferentes regiones, sufrieron desmayos y disentería debido al calor intenso, agregó Sambrana.

El Ministerio de Salud informó en un comunicado que en las últimas dos semanas atendieron a casi 3 mil personas en 11 comunidades. Los incendios devoraron un millón de hectáreas de tierras de cultivos y bosques desde hace un mes y medio, según la ONG Fundación Amigos de la Naturaleza y otros ambientalistas, mientras el gobierno habla de medio millón de hectáreas destruidas.

El fuego más crítico se centró en la zona de Chiquitanía en la región de Santa Cruz, la pujante región agroindustrial. Es un bosque seco único que se extiende debajo de las pendientes andinas en una vasta llanura que conecta con la selva amazónica en Brasil.

El gobierno del presidente Evo Morales contrató un avión Supertanker a la empresa privada Global. También están en el lugar cuatro helicópteros, seis avionetas y más de 4 mil 500 personas entre brigadistas y voluntarios.

“Este arduo trabajo está afectando a los voluntarios, las brigadas de bomberos, militares y la población en general”, señaló la ministra de Salud Gabriela Montaño a la prensa.

Las enfermedades más comunes son conjuntivitis, infección respiratoria y dermatitis, informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Desde el exterior llegaron dos helicópteros peruanos, unos 200 brigadistas argentinos y expertos de Chile y Estados Unidos.

Se espera que llegue otro avión cisterna esta vez de fabricación rusa, que prestó a Bolivia el presidente Vladimir Putin.

Pese a la lucha en la víspera, los focos que ya se habían reducido se propagaron nuevamente debido a los fuertes vientos.

(La jornada, agencias)