Alberto Fernández se impone a Mauricio Macri y será el próximo presidente de Argentina

Publicado el

"Una Argentina solidaria, más igualitaria", prometió Alberto Fernández que será su objetivo en su primer mensaje como presidente electo, luego de imponerse en las elecciones en primera vuelta por el 48 por ciento contra el 40,4 por ciento del Mauricio Macri.

En el marco de algarabía que rodeó desde temprano al búnker del Frente de Todos, Fernández concluyó a viva voz: "El Gobierno volvió a manos de la gente, volvió a manos de los argentinos". Hubo lugar para la emoción cuando junto a Cristina Kirchner recordaron a Néstor Kirchner, al cumplirse nueve años de su fallecimiento. Fernández contó que aceptó la invitación para desayunar hoy con Macri en la Casa Rosada para empezar a negociar la transición, en medio de la crítica situación económica.

En principio, el Banco Central anunció anoche que el cepo al dólar pasó de 10 mil a 200 dólares mensuales. Con una diferencia de votos sensiblemente menor que en las PASO, buena parte del triunfo se basó en la diferencia obtenida por el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, donde Axel Kicillof consiguió una contundente victoria por casi 14 puntos de diferencia en la pelea por la gobernación contra María Eugenia Vidal. En cambio, la ciudad de Buenos Aires volvió a exhibir su condición de bastión macrista al posibilitarle una holgada reelección al jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

Cristina Kirchner votó temprano en Santa Cruz y luego se trasladó a Buenos Aires. Cuando llegó al búnker, recién trascendían los primeros datos del centro de cómputos y se sabía que la diferencia esta vez era menor a la que indicaban los sondeos propios, lo que generó un cambio de clima. De los brindis y los festejos, se pasó a las consultas telefónicas. Pero luego fue quedando claro que esa diferencia no se podía achicar, que faltaban contar muchos votos de la Provincia y que el triunfo en primera vuelta estaba firme.

La ex presidenta comenzó su mensaje mencionando a las Madres y a las Abuelas de Plaza de Mayo y agradeció el cariño que había recibido durante estos años, tanto en su nombre como en el de sus hijos Máximo y Florencia. Consideró el triunfo de Kicillof, una elección suya, como "un inmenso orgullo" y "un reconocimiento político". Le avisó a Fernández que se tomaría "un atrevimiento", que fue mandarle un mensaje a Macri: "Que hasta el 10 de diciembre tome todas las medidas para aligerar la situación dramática" que sufren hoy los argentinos.

Mauricio Macri reconoció su derrota en las elecciones

Mauricio Macri consiguió achicar la diferencia con Alberto Fernández, pero no le alcanzó para llegar a un ballottage. En el bunker del PRO, escenificó el festejo de una derrota: con música a todo volumen y la misma hinchada macrista de sus victorias. Primero apareció Horacio Rodríguez Larreta para celebrar su triunfo en primera vuelta en Ciudad. Luego María Eugenia Vidal lanzó un claro: "No nos rendimos".

Por último, el Presidente salió a reconocer la derrota: "Quiero felicitar al presidente electo Alberto Fernández. Acabo de hablar con él y lo invité mañana a desayunar a la Rosada, porque tiene que empezar una transición ordenada". De todas formas, dejó en claro que no se retira de la política y que ejercerá una "oposición constructiva". Se fue entre abrazos, esta vez sí, sin baile.

(Pagina 12, La Jornada, agencias)