Donald Trump denuncia injerencia extranjera en protestas en Chile

Publicado el

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denunció este jueves la injerencia de otras naciones en Chile, con el objetivo de "socavar" sus instituciones, democracia y sociedad en medio de las protestas que sacuden al país desde hace dos semanas.

Trump hizo esas declaraciones en una llamada que mantuvo este miércoles con su homólogo chileno, Sebastián Piñera, según informó la Casa Blanca.

"EE.UU. respalda a Chile, un aliado importante, mientras trabaja para restaurar pacíficamente su orden nacional. El presidente Trump denunció los esfuerzos extranjeros para socavar las instituciones, la democracia o la sociedad chilenas", manifestó un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.

La Casa Blanca no especificó qué países supuestamente están interfiriendo en las protestas en Chile.

Sin embargo, en una entrevista con Efe la pasada semana, el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak, dijo que EE.UU. había identificado en las redes sociales "cuentas falsas" procedentes de Rusia que intentan sembrar discordia en la red.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha responsabilizado de las protestas en Chile, así como de las recientes manifestaciones en Ecuador y Colombia, al Gobierno cubano y al Ejecutivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Las brisas del régimen bolivariano impulsadas por el madurismo y el régimen cubano traen violencia, saqueos, destrucción y un propósito político de atacar directamente el sistema democrático y tratar de forzar interrupciones en los mandatos constitucionales", afirmó Almagro en un comunicado el 24 de octubre.

De momento, Washington ha evitado señalar al Gobierno venezolano y cubano por las protestas en Chile, Ecuador y Colombia; aunque sí que asegura que La Habana ofrece una ayuda fundamental a Maduro y, por eso, ha impuesto más sanciones a la isla en las últimas dos semanas.

Por último, en su llamada, Trump transmitió a Piñera "su apoyo" por la decisión de cancelar la cumbre de líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que estaba prevista para el 16 y 17 de noviembre.

Rusia rechaza acusaciones de EE.UU. de intentar desestabilizar Chile

Rusia rechazó el viernes las acusaciones de Estados Unidos, que aseguró que detectó “actividades rusas” para “exacerbar las divisiones” en Chile, en plena crisis política y social.

“El gobierno estadounidense utiliza la difícil situación en Chile para continuar con sus intentos de manchar la política exterior de nuestro país”, declaró el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, a la agencia de prensa Interfax.

El viceministro aseguró que Rusia “no se ha inmiscuido nunca” en “los procesos electorales o la política interior” de un país y que no tiene la intención de hacerlo.

Moscú “respeta la soberanía de todos los Estados”, insistió Riabkov.

“Estoy convencido de que los hombres políticos y la sociedad chilena son perfectamente conscientes” de ello, añadió.

Por su parte el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, negó este viernes que su gobierno esté detrás de las protestas sociales en América Latina, así como de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, como asegura la OEA y la administración Trump.

“Maliciosamente se acusa a Cuba de ser culpable de lo que sucede en Venezuela y de las recientes manifestaciones populares contra el despiadado neoliberalismo que avanza en la región”, dijo Rodríguez, durante el denominado Encuentro Antimperialista que se realiza en La Habana.

Washington también asegura que Cuba apoya militarmente para evitar la caída del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, importante aliado y proveedor de combustible de la isla.

“Estados Unidos necesita culpar a Cuba de su fracaso rotundo en Venezuela, y necesita justificar el endurecimiento del bloqueo” contra la isla, agregó el ministro ante un auditorio con agrupaciones internacionales de izquierda.

(El Mostrador, La Nación, agencias)