Piñera se niega a renunciar, pese a profunda crisis en Chile

Publicado el

El presidente chileno, Sebastián Piñera, afirmó que no dimitirá pese a las masivas protestas antigubernamentales marcadas por la violencia que sacuden a su país, aunque reconoció "parte" de responsabilidad en la crisis, en una entrevista difundida el martes por la BBC.

Las manifestaciones, que comenzaron contra el aumento de las tarifas del metro para abarcar después un amplio abanico de reivindicaciones sociales, se encuentran ya en su tercera semana y no parecen querer remitir.

El gobierno aparece como impotente pese a haber declarado el estado de emergencia y sacado a los militares a patrullar las calles junto a la policía.

"Hay llamados a que dimita", le dijo la periodista Katy Watson de la televisión pública británica "¿Lo va a hacer?".

"No", contestó tajantemente el presidente conservador que paga sus errores en la gestión de este estallido social con una caída estrepitosa de popularidad.

Con 13% de aprobación, es el jefe de Estado con las cifras más bajas desde el regreso a la democracia en Chile en 1990.

"Estos problemas se han ido acumulando en los últimos 30 años, soy responsable de parte de ello y asumo mi responsabilidad pero no soy el único", afirmó.

Activistas, encabezados por la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, emplazaron a Piñera a frenar lo que denuncian como "graves y sistemáticas" violaciones de los derechos humanos para reprimir las protestas.

"Hay muchas presuntas quejas sobre uso excesivo de la fuerza y si eso tuvo lugar puedo garantizar que será investigado (...) y será juzgado", afirmó Piñera.

"No habrá impunidad", aseguró.

Organizaciones sociales respaldan protestas en Chile

Miles de personas se congregaron este lunes en una céntrica plaza de la capital chilena, en el decimoctavo día de una protesta social que no cesa y exige respuestas inmediatas a sus necesidades en un país muy desigual.

Centenares de personas saltaban y bailaban cuando al atardecer se registró un fuerte temblor, minutos antes de que la policía reprimiera fuertemente a los manifestantes y los dispersara con gases lacrimógenos y chorros de agua.

Durante la jornada del martes, miles de manifestantes se reunieron en Plaza Italia en lo que se llamó la "marcha de los paraguas negros". Con esta convocatoria buscaron homenajear a los 23 muertos que ya se cuenta en las históricas movilizaciones. Los estudiantes tomaron otra vez la iniciativa, llegando desde zonas remotas de Santiago al grito de "Fuera Piñera", un canto que ya es hit durante las jornadas de protesta. La policía y carabineros reprimieron en varios puntos de la ciudad. Los gases lacrimógenos volaron por los aires para dar con la multitud que los pateaba o corría hasta ponerse en resguardo.

San Bernardo: cientos de estudiantes secundarios se movilizan y se manifiestan en la Plaza de Armas.#RenunciaPiñera

Continúa aumentando el número de denuncias por violaciones a los derechos humanos, según informó el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco. "Estamos frente a una situación de enorme gravedad", sostuvo Micco, haciendo referencia a que de las 166 querellas presentadas contra las fuerzas de seguridad, 142 son por torturas. Las cifras del INDH indican que hasta el momento más de 1.600 personas resultaron heridas por acción de las fuerzas policiales, aunque la Cruz Roja señaló que el número de heridos podría estar en torno a los 3.000.

(La Jornada, Página 12, agencias)