Noches de enfrentamientos y cargas policiales en Bolivia

Publicado el

Aumenta la tensión en Bolivia. De nuevo partidarios y detractores del presidente Evo Morales se han enfrentado en pleno centro de La Paz en un duro combate que ha dejado varios heridos, hasta que la policía cargó, lanzando gases lacrimógenos a discreción y estableciento un cordón de seguridad entre ambos bandos.

Todo comenzó cuando una marcha para pedir la renuncia del presidente se cruzó con grupos afines al mandatario cerca de la sede del Gobierno, donde mineros, obreros y campesinos realizaban una vigilia en apoyo a Morales.

"Pedimos el respeto constitucional. Ha habido fraude. Pedimos nuevas elecciones, pedimos que se vaya Evo de una buena vez, por Dios", clama un manifestante con el rostro cubierto por una mascarilla.

"Vine a apoyar para que este país no viva bajo la tiranía de este gobierno. Bolivia es un país libre y soberano. Estamos luchando por nuestra democracia. Viva Bolivia", afirma otro.

La Defensoría del Pueblo ha hecho un llamamiento a "calmar los animos", que no dejan de caldearse desde las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que la oposición denuncia que se perpetró un fraude para permitir la reelección del presidente Evo Morales en primera vuelta.

Los enfrentamientos fueron especialmente duros la semana pasada, cuando hubo dos muertos. Ahora, tras una falsa calma, vuelven con fuerza, después de que líderes cívicos hayan llamado a paralizar el país, tomar las instituciones y bloquear las fronteras.

La oposición boliviana llamó a la ciudadanía a paralizar el Estado para obligar a Evo Morales a dejar el poder. En un multitudinario mitin en la ciudad de Santa Cruz, el líder cívico, Luis Fernando Camacho, instó este lunes a tomar las instituciones gubernamentales y a bloquear las fronteras, para ahogar al gobierno de Morales.

Camacho se ha convertido en una figura clave. Su desafío llega tras cumplirse el plazo de 48 horas que dio al presidente boliviano para renunciar. Asegura que Evo tiene los días contados en el poder.

"Evo tiene los días contados en el palacio de Gobierno", asegura Camacho

"Vamos a tomar todas las instituciones pacíficamente -afirma Camacho- Evo tiene los días contados en el palacio de Gobierno. No le va a pasar nada, nadie le va a hacer absolutamente nada físicamente, pero el palacio vuelve a ser de Bolivia y de Dios"

El mitin cruceño fue seguido en otras ciudades del país a través de pantallas en las calles.

La crisis boliviana, marcada por feroces protestas y choques entre partidarios y detractores de Morales, se desató después de las elecciones del 20 de octubre, en las que, según la oposición, hubo fraude para permitir la reelección del presidente.

Alcaldías tapiadas e instituciones bloqueadas

Los bloqueos en las calles y las protestas antes las instituciones se suceden, en medio del paro cívico ciudadano iniciado tras los comicios. La entrada de la Alcaldía de Quillacollo fue tapiada con un muro de ladrillo junto a un cartel que advertía de que fue cerrada por los vecinos. También fueron bloqueadas las instituciones en la vecina Cochabamba y en Santa Cruz.

El Tribunal Constitucional y la Fiscalía General del Estado en Sucre vieron también a sus puertas las protestas de quienes exigen al presidente que deje el poder.

El helicóptero de Morales realiza un aterrizaje de emergencia

El llamamiento al bloqueo del país se produjo el mismo día que el helicóptero de Evo Morales realizó un aterrizaje de emergencia cuando volvía de inaugurar una carretera en la región de La Paz. El presidente ha asegurado en Twitter que se encuentra bien y que el incidente "será debidamente investigado".

El líder cívico boliviano Luis Fernando Camacho tuvo que abandonar el aeropuerto internacional de El Alto, junto a La Paz, escoltado por la policía hasta abordar una avioneta militar, después de que una turba desbordara un cordón policial.

Camacho y varios acompañantes fueron llevados a una zona militar del aeropuerto para regresar en avioneta a su ciudad de origen, Santa Cruz, según las declaraciones del ministro de Gobierno Carlos Romero.

Simpatizantes del Ejecutivo bloquearon su ingreso a La Paz, sede de Gobierno, después de que el líder cívico viajara desde Santa Cruz con una carta de renuncia redactada para el mandatario. Su objetivo era llegar a la plaza Murillo, lugar donde se encuentra el palacio de Gobierno, y no abandonar el lugar hasta que el mandatario firme la carta de dimisión.

Militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, habrían amenazado con “lincharlo”. Esta mañana, el Ministerio de Gobierno comunicó que dispuso efectivos policiales "para garantizar y resguardar" su "vida e integridad física".

Según las declaraciones del ministro, la decisión de acompañarlo con protección policial a la avioneta se adoptó para "evitar cualquier otro tipo de consecuencias".

El líder ciudadano recibió apoyos de opositores como Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, y Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, que a través de Twitter culparon de lo sucedido al Gobierno de Morales por permitir que "grupos de choque" afines bloquearan el aeropuerto.

Camacho había denunciado en redes sociales que estaba bloqueado porque un funcionario de Servicios de Aeropuertos de Bolivia (Sabsa) "llamó a una horda masista", del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), para impedir su salida.

Sabsa aseguró en un comunicado que "aplicó todos los protocolos y procedimientos de seguridad" para "garantizar y proteger la vida e integridad física" de Camacho.

(Euronews, agencias)