América Latina se convierte en el foco de infección y letalidad

Publicado el

Más de 5 millones 280 mil infectados de coronavirus fueron declarados oficialmente en el mundo, más de dos tercios en Europa y en Estados Unidos, mientras América Latina se convierte en el foco de la pandemia, de acuerdo con un recuento realizado por la agencia de noticias Afp y publicado por el diario La Jornada de México.

El número de casos declarados en el orbe se duplicó en un mes y en menos de tres días se registraron más de 250 mil nuevos contagios. Las dos alzas diarias más fuertes desde el inicio de la pandemia se contabilizaron el viernes y jueves, con respectivamente más de 110 mil y más de 106 mil nuevos casos detectados, según los datos oficiales.

Hasta ayer, la pandemia ha dejado 340 mil 653 muertos, 5 millones 284 mil 830 contagiados y 2 millones 90 mil 985 pacientes recuperados en el mundo, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins. Europa, con 2 millones 3 mil 510 casos y 173 mil 186 decesos, y Estados Unidos, con un millón 618 mil 471 casos y 97 mil 48 fallecimientos, son los más golpeados.

América Latina y el Caribe es ahora la región donde la enfermedad avanza más rápido: 33 mil 719 nuevos del jueves pasado (en comparación con 28 mil 647 en Estados Unidos y Canadá, y 20 mil 867 en Europa). En la región, Brasil, Perú y México son los más afectados.

En América Latina y el Caribe han fallecido más de 34 mil personas y hay 617 mil contagios, de acuerdo a los conteos de Afp.

El fármaco antiviral remdesivir reduce el tiempo de recuperación en los enfermos de coronavirus, según los resultados de un estudio, llevado a cabo por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, publicado antier por la revista médica New England Journal of Medicine.

La investigación descubrió que el medicamento referido, vía intravenosa durante 10 días, acelera la recuperación de los pacientes hospitalizados por Covid-19, en comparación con el uso de un placebo. Las pruebas clínicas se hicieron con más de mil pacientes en 10 países distintos.

Estados Unidos autorizó el uso de ese fármaco en caso de emergencia; Japón le siguió y Europa lo analiza.

Otra investigación estadunidense señaló que el coronavirus parece atacar la placenta de una mujer durante el embarazo, lo que reduce su habilidad para llevar oxígeno y nutrientes al feto, informó el diario inglés The Independent.

En Alemania se registraron al menos 30 concentraciones de menos de 50 personas, conforme a la normativa, en la capital y distintas ciudades para protestar contra las medidas de confinamiento y en contramanifestaciones. La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció que las limitaciones de los derechos civiles para frenar la enfermedad han sido una exigencia excesiva, pero defendió la necesidad de imponer esas medidas para proteger a la población más vulnerable.

Crecen los ataques racistas

La delegada de Integración del gobierno alemán, Annette Widmann-Mauz, denunció un alarmante incremento de los ataques racistas y antisemitas durante la crisis por la pandemia.

En Francia, las ceremonias religiosas podrán reanudarse desde este sábado, se informó en un decreto emitido el mismo día, pero habrá controles sanitarios en la entrada y el desinfectante de manos y la mascarilla serán obligatorios.

El gobierno británico defendió al principal asesor del primer ministro Boris Johnson, Dominic Cummings, blanco de críticas por haber viajado más de 400 kilómetros a la casa de sus padres durante la cuarentena nacional en momentos que se sospechaba que estaba contagiado.

Las autoridades de la franja de Gaza reportaron el primer deceso, una mujer de 77 años, debido al virus en el enclave palestino, informó el ministerio de Sanidad.

Funcionarios de Wuhan, China, informaron que se realizaron más de un millón de pruebas PCR del coronavirus en un solo día para intentar localizar cualquier nuevo foco de infección.

El Ministerio de Sanidad de Pekín confirmó que no se ha registrado ningún nuevo caso de coronavirus, ni a nivel local ni importados, por primera vez desde el comienzo de la pandemia y tampoco ninguna muerte. Pekín planea mantener sus restricciones a los vuelos internacionales al menos hasta octubre.

(La Jornada)