Noruega entre los países que brindan ayuda económica a migrantes y refugiados venezolanos en América Latina

Escrito por Yanina López
Publicado el

El gobierno noruego comunicó que la contribución de Noruega será de 48 millones de coronas. La Unión Europea, la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), tras una iniciativa de Naciones Unidas y el gobierno español, convocaron a una conferencia internacional de donantes en solidaridad con refugiados y migrantes venezolanos el recién pasado 26 de mayo. Al día siguiente se habían recaudado más de 700 millones de euros en donaciones.

La suma recaudada representa cerca del 50 % del presupuesto regional solicitado para atender las necesidades de más de 5 millones de venezolanos que se encuentran en países de América Latina y el Caribe, informa el Consejo Noruego para Refugiados (NRC en Inglés).

Dominika Arseniuk, directora del Consejo Noruego para Refugiados en Colombia, señala que “ante la crudeza de la pandemia, cerca de 50,000 migrantes venezolanos han retornado, muchos de ellos caminando a través de las fronteras entre Colombia y Venezuela. Los nuevos recursos anunciados tienen que llegar a las manos de quienes más lo necesitan para aliviar su sufrimiento. Miles han perdido su trabajo, no tienen dinero suficiente para la comida, los medicamentos o el alquiler.”

Noruega entre los donadores

Por su parte, el gobierno noruego, a través de su ministra de Exterior, comunicó el mismo martes por la noche que la contribución de Noruega será de 48 millones de coronas, de las cuales 38 millones se destinarán a ayuda humanitaria y los 10 millones restantes a medidas de estabilización. Ante este resultado, la organización Save the Children, se ha manifestado satisfecha puesto que, según informan, la emergencia es de gran magnitud. Según la secretaria general de Save the Childre, Birgitte Lange, Venezuela se encuentra en segundo lugar a nivel mundial en términos de número de desplazados externos, de lo cuales el 80% se encuentra en países vecinos y la cifra sólo es superada por los desplazados externos de Syria. Por lo demás se espera que la ayuda se gestione tanto en los países vecinos como dentro de Venezuela, señala.

En un comunicado firmado por Save the Children; Care, IPPF/RHO, Oxfam, Plan International, World Vision International y el Consejo Noruego para Refugiados (NRC), los firmantes señalan que es importante que las ayudas se canalicen a través de organizaciones con presencia local y que este ha sido el “ llamado de 29 organizaciones y redes de la sociedad civil, las cuales, además, subrayaron la necesidad de garantizar la participación de la sociedad civil en los espacios de coordinación inter-agencial y así mejorar el diálogo entre organizaciones” . Afirman que son cientos de miles los venezolanos sin documentación o estatus legal por lo que muchos de ellos resultan privados de servicios y derechos básicos, sin acceso a educación y a un trabajo digno en otros países.

La ayuda a los migrantes y refugiados venezolanos llega en medio de la propagación de Covid-19 y de la crisis económica que azota a América del Sur. Países como Brasil y Chile entran en crisis sanitaria y en un aumento significativo de medidas represivas para socavar las protestas sociales en respuesta a la situación de hambre y desamparo. Colombia, el país con el mayor número de migrantes venezolanos (1, 3 millones), ya contaba con un 10,5% de desempleo al cierre del 2019, a lo cual se ha sumado un 47% de informalidad laboral. Un estudio realizado por la Universidad de los Andes advierte que la actual crisis en el país puede llevar a 7,3 millones de personas más a la pobreza. Venezuela, por su parte, se encuentra entre los países más mal equipados para enfrentar la pandemia, afectada por los bajos precios del petróleo, las sanciones económicas y el persistente conflicto político.

Es en este cuadro de crisis en la región, de estallidos sociales como los que ha habido en Ecuador, Chile y Colombia, de recrudecimiento de las políticas represivas, de inestabilidad laboral y emergencia sanitaria, que los refugiados y migrantes venezolanos enfrentan su situación, es decir, con un aumento notorio de inseguridad en todos los terrenos de la vida, cualquiera sea el país de la región en que residan. Es en este escenario que se vuelven uno de los grupos humanos desplazados de prioridad para las naciones y organizaciones que han promovido la donación de recursos para ir en su ayuda.

Fuentes: Consejo Noruego para refugiados (NRC), Web de European Union - External Action y Diario La Semana - Colombia.