Salen a la luz más abusos sexuales de las fuerzas armadas de Colombia

Publicado el

La armada colombiana anunció el jueves que junto con la Fiscalía General investiga un posible abuso sexual contra una mujer adulta por parte de ocho infantes de marina en la población de Puerto Leguizamo, al sur.

El general Sergio Serrano dijo que los hechos habrían ocurrido el 14 de junio en un sector aledaño a un puesto avanzado de infantería ubicado en una zona rural de esa población. Agregó que la mujer presentó una denuncia ante la fiscalía local.

Siete militares aceptaron los cargos y están retenidos en una guarnición militar en el centro del país.

Según el general, la armada ya detectó a los posibles involucrados y se les desvinculó del servicio que prestaban. “Reiteramos el rechazo y repudio a cualquier tipo de hechos que van en contra de los valores y principios institucionales”, dijo Serrano.

En los últimos días, el ejercito se vio involucrado en denuncias por abuso sexual a menores de edad indígenas en otras partes del territorio.

El comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, indicó que 118 militares, entre oficiales y soldados, están siendo investigados desde 2016 por abuso sexual a menores de edad y que 45 de ellos ya ha sido separados de la institución.

El presidente Iván Duque ha condenado la situación. “Nosotros como colombianos tenemos que rechazar categóricamente cualquier acto de esa naturaleza, sea quien sea, el perpetrador de estos crímenes”.

El Procurador General, Fernando Carrillo, dijo el jueves a la AP que con el apoyo de tres procuradores especiales se inició la investigación a 75 miembros de las fuerzas militares que estarían involucrado en hechos de abuso sexual.

El jueves por la noche la presidenta de la Comisión de la equidad del Congreso, Adriana Matiz, convocó para el 15 de julio al ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo; al comandante del Ejército, general Eduardo Zapatero; al gdirector de la policía, general Oscar Atehortúa; al fiscal general de la nación, Francisco Barbosa y al Procurador Fernando Carrillo para analizar los hechos donde están involucrados militares en abuso sexual contra mujeres indígenas y civiles.

Retiran a otros 31 militares que están siendo investigados por presunto abuso sexual de niñas y niños

El comandante del Ejército colombiano, general Eduardo Zapateiro, confirmó este viernes (03.07.2020) que fue retirado el sargento Juan Carlos Díaz, que comandaba el grupo al que pertenecían los siete soldados que violaron, el pasado 21 de junio, a una niña indígena de 12 años en el departamento de Risaralda (centro).

Zapateiro explicó que -pese a que el sargento los denunció- no cumplió con el deber de evitar que los hombres bajo su mando cometieran actos en contra de la ley. "Tal responsabilidad es mayor, máxime cuando era el comandante directo de la unidad a la que pertenecían los implicados. Denunciar es una obligación, pero prevenir (...) era su responsabilidad particular", dijo Zapateiro en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Agregó que "el mando y control significa que, por su cargo, los comandantes deben estar al frente de los procedimientos operacionales normales que ejecuta una unidad". Zapateiro manifestó que a pesar de que denunció el caso, el oficial "debe controlar, él debe siempre liderar a los hombres bajo su mando".

Abuso sexual a niñas y niños en el Ejército

El comandante reiteró que 118 miembros de esa institución han sido investigados -desde 2016- por presuntos abusos sexuales a niñas y niños, y que 45 de ellos ya fueron retirados. Entre estas 118 personas hay oficiales, suboficiales y soldados, pero también civiles que trabajan con la institución.

Paralelamente, la Fuerza Armada de Colombia informó que retiró a 31 militares que están siendo investigados. "Hoy fueron retirados de la institución 31 militares: 12 suboficiales y 19 soldados. Esta medida administrativa fue tomada conforme a las normas legales que regulan la administración de personal por decisión del comandante del Ejército Nacional", indicó el alto mando militar en un comunicado.

Aunque en el boletín no se mencionan las razones de las bajas, un responsable del Ejército dijo a la prensa que están relacionadas con supuestos casos de agresiones sexuales. Tanto la Fiscalía como el Ejército investigan todos los casos para determinar las acciones penales, disciplinarias y administrativas a la que haya lugar, señaló el texto.

(La Jornada, DW, Euronews, agencias)