Luto en la música chilena: Fallece Mario Gutiérrez, fundador del reconocido conjunto Los Ángeles Negros

Publicado el

Este jueves, Los Ángeles Negros comunicaron oficialmente el fallecimiento de Mario Gutiérrez, guitarrista histórico y fundador de la banda, quien partió a la edad de 71 años, como uno de los aritstas que más influyó a la música chilena. El músico presentó síntomas de COVID-19 y estos se complicaron, según informan algunos medios.

La música chilena despertó este jueves con la triste noticia del fallecimiento de Mario Gutiérrez, guitarrista histórico y fundador de Los Ángeles Negros, una de las bandas con más internacionalización en el país.

A través de redes sociales, fue la misma banda formada en San Carlos la que comunicó la sensible partida de una de sus piedras angulares, dándole un duro golpe a la agrupación.

Los Angeles Negros interpretando uno de sus temas más populares "Y Volveré" grabada en el año 1970. Al inicio del observamos

“Queridos amigos, fans y seguidores de esta leyenda llamada Mario Hernán Gutiérrez Contreras fundador de los Ángeles Negros, guitarrista insigne de esta emblemática agrupación chilena, jamás reconocida en su magnitud en su tierra Chile”, comentaron en Facebook.

Mario Gutiérrez inició el proyecto de Los Ángeles Negros en 1968, cuando se unió al bajista Sergio Rojas y el baterista Critián Blasser. Poco tiempo después llegó Germaín de la Fuente como vocalista, iniciando la historia que los posicionó internacionalmente en toda Latinoamérica.

Éxitos como “El Rey y Yo”, “Cómo quisiera decirte”, “Y volveré” y “Murió la flor”, entre otros, se transformaron en himnos y están en el inconsciente colectivo de todos los chilenos.

Los Ángeles Negros - su historia

Los Ángeles Negros es una banda chilena de baladas, boleros, grupero, pop y rock, fundada en San Carlos (actual Región de Ñuble) en marzo de 1968 por los músicos Cristián Blasser y Mario Gutiérrez, junto con el bajista Sergio Rojas, que entonces reclutaron a quien fue el primer vocalista, Germaín de la Fuente.

Desde su creación, alcanzó rápidamente la fama internacional. Sin embargo, en 1973 comenzó una crisis que derivó en la renuncia de Germaín de la Fuente a la banda en 1974 para continuar un proyecto personal en México, denominado Germaín y Sus Ángeles Negros. El resto del grupo, entonces dirigido por Nano Concha, con Luis Astudillo en la batería y con el nuevo vocalista, Ismael Montes, continuó su carrera en Chile, manteniendo a México como uno de sus principales lugares de presentaciones. Una nueva crisis en 1982 dividió nuevamente a la banda que, pese a lo anterior y a las sucesivas disputas desde entonces, ha conseguido mantenerse vigente hasta hoy.

Primeros años y el éxito inmediato

El grupo nació en la localidad de San Carlos, actual Ñuble, en 1968, siendo inicialmente un conjunto instrumental conformado por Cristián Blasser, Mario Gutiérrez (ambos alumnos de la Escuela Consolidada) y Sergio Rojas (inspector del liceo del pueblo). El grupo, en principio influenciado por el rock británico de The Beatles, fue bautizado por Rojas como «Los Ángeles Negros», en alusión a la banda Pat Henry y Los Diablos Azules.

Con el objetivo de participar en un concurso de bandas convocado por la radio La Discusión de la ciudad de Chillán, invitaron a participar en marzo de ese mismo año al joven cantante Germaín de la Fuente, quien por entonces ya era conocido en la zona por sus participaciones como vocalista en diversas agrupaciones locales. Su llegada significó un giro en el estilo musical de la banda, manteniendo una estructura rock de base, pero predominando desde entonces el bolero y las canciones románticas. La nueva agrupación consiguió ganar el concurso en junio de 1968, venciendo a otra reconocida banda del pueblo, llamada Los Cangrejos. El premio consistió en la edición en Santiago de un sencillo para el sello Indy, perteneciente a Raúl Lara, pianista de la radio La Discusión.

El sencillo tenía en su lado A una versión del tema «Porque te quiero», del compositor Orlando Salinas. Luego de regresar a San Carlos, incorporaron a Federico Blasser en la batería, y con él realizaron algunas presentaciones en la zona, hasta que la actividad de la banda comenzó a decaer.

Internacionalización y salida de De la Fuente

A raíz de este éxito inicial, a finales de 1969, la filial chilena del sello disquero transnacional Odeón (hoy denominado EMI MUSIC) se interesó en el grupo y con una llamada del director artístico de la empresa, Jorge Oñate, se concretó el sueño del grupo de grabar para una compañía de cobertura internacional. En ese primer álbum, Porque te quiero, participaron también Miguel Ángel Concha (Nano), en el bajo, Jorge González en el teclado y Luis Ortiz en la batería, todos ellos acabados de llegar de Canadá. Con este álbum surgió la primera invitación a viajar por el extranjero.

En abril de 1970, el grupo fue contratado para actuar en Ecuador, con gran éxito. A raíz de ello, Los Ángeles Negros grabaron su segunda producción titulada Y volveré. Este nuevo álbum amplió las posibilidades del grupo en el extranjero, obteniendo nuevos contratos para actuar en Perú, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia, parte de Brasil, Venezuela, Centroamérica, Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico, República Dominicana, Curazao, Aruba y por último, a fines de 1971, México, donde establecieron su base de operaciones en 1973 y se radicaron definitivamente en 1982.

En 1974, y tras el éxito de la banda en la escena latinoamericana, Germaín de la Fuente dejó la agrupación para iniciar su carrera como solista, siendo suplido por el cantante mexicano Ismael Montes.

(El Desconcierto, Wikipedia, Radio Latin-Amerika)