Perú vive jornada electoral entre la incertidumbre y lo impredecible

Escrito por Paúl Lazo Gamero
Publicado el

Más de 25 millones de peruanos deben acudir hoy, domingo 11 de abril, a una jornada electoral cargada de incertidumbre e impredictibilidad, luego de una campaña atípica, donde la influencia de las encuestas, los grandes medios y la desinformación se suman a la apatía de una ciudadanía desconfiada de su clase política, en medio de la peor crisis sanitaria y económica de su historia.

Según la ley electoral peruana, la fórmula presidencial electa tiene que superar el 50% de los votos válidos para declarase vencedora; en caso contrario, se irá a una segunda vuelta el próximo domingo 6 de junio, casi dos meses después, entre las candidaturas con mayor votación. Todo apunta a que así será.

Candidatitis

Los partidos políticos peruanos han venido a menos desde los años noventa, al punto de ser poco influyentes o inexistentes, salvo escasas excepciones; ese lugar ha sido copado por franquicias o “clubes electorales” sin ideología definida ni objetivos concretos y viables en beneficio del pueblo, pero con gran avidez de poder para satisfacer sus propios intereses.

Esto queda plenamente evidenciado por la sucesión de gobernantes en las últimas décadas que han sumido profundamente al país a sobrevivir en medio de la crisis, la inseguridad y la corrupción institucionalizada, desde el poder ejecutivo hasta el legislativo. Culpabilidad compartida con los gobiernos regionales y locales.

Así, la atomización del sufragio se reflejará en dieciocho fórmulas presidenciales; sí, dieciocho aspirantes a presidir la nación andina, entre viejos conocidos e ilustres desconocidos que buscan pasar a la segunda ronda o saltar la valla electoral para no desaparecer junto a sus movimientos políticos.

Encuestitis

Los sondeos de opinión podrían reflejar la temperatura del momento político, que muchos llaman “la fotografía del día” en que se ejecutan y pueden distar mucho del día de su publicación en los medios de comunicación.

Sin embargo, la certeza de los mismos son tomadas con cautela dado el descrédito de las empresas de medición de la opinión pública que, en muchos casos, recibieron financiamiento ilegal del asesor Vladimiro Montesinos para sostener el régimen ilegítimo de Alberto Fujimori. Ambos están presos, pero las encuestadoras continúan haciendo lo suyo, con nuevos patrocinadores.

Además de esas “reconocidas encuestadoras”, existen en las principales ciudades de las regiones peruanas otras que, en menor escala, siguen el mismo modus operandi. Y, cómo no, abundan en las redes sociales pseudo encuestas con la exclusiva misión de promover candidaturas a la Presidencia de la República, el Congreso y el Parlamento Andino.

No obstante, la infalibilidad de los sondeos difiere mucho de los resultados de los últimos comicios, a pesar del reacomodo de cifras en los días previos a las elecciones que rompen cualquier fórmula estadística.

Sin favoritos en el frente

El panorama electoral es incierto e impredecible. Los favoritos de hace dos semanas ya no lo son, los inexistentes han repuntado y hoy pueden dar el batacazo. Aunque es muy improbable que alguno gane en primera vuelta.

Cualquier cosa puede pasar porque las cifras y datos se mueven con inusitada prisa. Hay hasta siete aspirantes presidenciales con posibilidades de pasar a la segunda vuelta, dado que las distancias entre sí son mínimas.

Si a esto se suma el ausentismo –por apatía o por temor a la pandemia– y la decisión de última hora sin reflexión ni responsabilidad de quienes ejercen su derecho ciudadano al voto, entonces se puede vislumbrar un sombrío futuro en el Perú que este 2021 celebra el bicentenario de su independencia.

Resultados oficiales

Debido a los estragos de la Covid-19, que ubican al Perú con el peor manejo de la pandemia, el horario de votación tendrá una ampliación de 8 a 12 horas con una asistencia escalonada para evitar aglomeraciones y la exposición de personas vulnerables. Las justas electorales iniciaron a las siete de la mañana y culminarán a las siete de la noche (02:00 a. m. del día lunes 12 de abril, hora de Noruega).

Recién a esa hora se conocerán los resultados “a boca de urna” y progresivamente los datos oficiales, conforme se vaya desarrollando el escrutinio. Todo hace prever que será prolongado, dado lo ajustado del voto fragmentado que sumará otra crisis: la de representatividad.

Desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda peruana están en contienda. El ingeniero Rafael López Aliaga Cazorla, el economista Hernando de Soto Polar, la administradora Keiko Fujimori Higuchi, el exfutbolista George Forsyth Sommer, el abogado Yonhy Lescano Ancieta, la psicóloga y antropóloga Verónica Mendoza Frisch y el profesor Pedro Castillo Terrones, tienen ventaja sobre los once restantes de los dieciocho postulantes. Sólo dos pasarán a segunda vuelta.