Guillermo Lasso se convierte en el nuevo presidente de Ecuador tras las elecciones del 11 de abril

Escrito por Irene Andrade Salgado
Publicado el

El candidato de derecha Guillermo Lasso, se declaró vencedor de la segunda vuelta electoral realizada este domingo 11 de abril según datos parciales del Centro Nacional Electoral – CNE.

El domingo 11 de abril, Ecuador celebró la segunda vuelta de las presidenciales en medio de la pandemia del COVID-19, con un repunte preocupante de casos y una fuerte crisis económica que sacude al país.

Las urnas se cerraron a las 17:00 en todos los recintos electorales del Ecuador y los miembros de las Juntas Receptoras del Voto de las 24 provincias, iniciaron con el escrutinio de las actas de manera inmediata. De igual manera, se empezó a recibir los resultados del voto en el exterior.

El CNE todavía no se ha pronunciado con los resultados definitivos, pero según los datos disponibles en su página web, con más del 98,80% de las actas contabilizadas, Guillermo Lasso acumula el 52,41% de los votos, frente al 47,59% de Andrés Arauz.

Esta es la tercera candidatura de Lasso por la presidencia, y esta vez, será nombrado presidente de la República del Ecuador, el 24 de mayo de 2021, y será el sucesor de Lenín Moreno.

La diferencia de votos entre ambos candidatos es de aproximadamente unos 420.000, y si bien el recuento sigue abierto, se observa que los resultados parciales no serán alterados sustancialmente una vez se completen los escrutinios.

Elecciones 2021 en Ecuador. Foto: Shutterstock.

Arauz reconoció la victoria de Lasso y expresó "este es un traspié electoral, pero de ninguna manera es una derrota política ni moral porque nuestro proyecto es de vida, es una lucha"; y se comunicó con Lasso para felicitarlo.

Analistas políticos han asegurado que el escenario de estas elecciones se veía dominado por una lucha entre el correísmo y anticorreísmo, por lo que, la derrota de Arauz, representa un golpe para el expresidente Rafael Correa, y que muchas personas dieron su apoyo a Lasso con el objetivo de dar fin a su era.

Lo que es un dato sorprende de estos escrutinios presidenciales, fue la gran cantidad de votos nulos que se registraron. Los datos del CNE muestran que hubo 1,6 millones de votos nulos, es decir, en torno al 16%; convirtiéndose en una cifra récord en el país.

Esto se considera que ocurrió debido a que el movimiento indígena y su brazo político Pachacutik, así como su candidato Yaku Pérez, 3.º en la 1.ª vuelta, promovieron el voto nulo entre sus simpatizantes para esta segunda contienda, al perder por un porcentaje mínimo frente a Guillermo Lasso y declarar ser víctima de un fraude electoral.

Adicionalmente, se observa que Lasso lideró en la región sierra y oriente del Ecuador, mientras Arauz en la costa, especialmente en las provincias de Esmeraldas y Manabí.

Tras darse a conocer los resultados parciales, Lasso se dirigió al pueblo ecuatoriano y a sus simpatizantes que se reunieron a festejar su victoria. "Este es un día histórico, un día en que todos los ecuatorianos han decidido su futuro, han expresado con su voto la necesidad de cambio y el deseo de mejores días para todos", indicó.

Lasso también agradeció a Alfredo Borrero, su candidato a vicepresidente, quien lo acompañó durante estas lecciones y con quien trabajará durante los siguientes 4 años para dirigir al país; y a todos los ciudadanos quienes lo apoyaron, "gracias desde el fondo de mi corazón por darme la oportunidad de ser su presidente y poderlos servir".

Llegada la noche, los seguidores de Lasso salieron a festejar la victoria del candidato en las calles, principalmente frente a la sede del CNE en Quito y en la provincia de Guayas.

Guillermo Lasso. Foto: Flickr.

Quién es Guillermo Lasso, el nuevo presidente electo del Ecuador

Lasso es un conocido empresario, banquero y político ecuatoriano de 65 años que participa en distintos conglomerados financieros.

Es el más joven de 11 hermanos de una familia guayaquileña de clase media. Lasso comenzó a trabajar desde los 15 años en la Bolsa de Valores de Guayaquil y escaló rápidamente hasta convertirse en presidente del Banco de Guayaquil por casi 20 años. A comienzos de los 90, también llegó a liderar la Asociación de Bancos Privados del Ecuador.

En agosto de 1999 fue nombrado ministro de Economía, puesto que desempeñó por un periodo corto, ya que debido a las diferencias que tuvo con el entonces presidente Jamil Mahuad, renunció un mes después. En el área pública, también fue gobernador de la provincia de Guayas.

Lasso ha sido señalado en diversas ocasiones por haber participado en la crisis financiera de 1999, el llamado feriado bancario, el cual marcó a muchos ecuatorianos.

En el 2012 se retiró de la banca para fundar el movimiento Creando Oportunidades - Creo, y fue candidato por dos ocasiones para convertirse en el jefe de estado de Ecuador, sin resultados favorables: en el 2013, donde perdió las elecciones ante Rafael Correa, y en 2017, contra Lenín Moreno.

Está casado y tiene cinco hijos.

El Ecuador que hereda Lasso

Lasso durante su campaña ya se había referido a la compleja tarea que le esperaba si llevaba a convertirse en presidente del Ecuador, ya que el país se encuentra atravesando una gran crisis sanitaria por la situación del COVID-19.

Muchas personas se han visto afectadas, han perdido a sus familiares, sus empleos, y se ha evidenciado una administración deficiente de los recursos destinados a la sanidad, así como de la campaña de vacunación.

Adicionalmente, el Ecuador también está viviendo una fuerte crisis económica como resultado de los bajos precios del petróleo, por la limitada liquidez del gobierno nacional, y de igual manera, por el impacto negativo que ha tenido la pandemia; dejando a casi medio millón de personas desempleadas, y empujando a un tercio de la población a la pobreza.

Se le debe adicionar que Lasso recibe un gobierno con una deuda que llega al 63% del Producto Interno Bruto y con varios casos de corrupción comprobados y otros en investigación.

Si hablamos del ámbito político, Lasso se enfrentará a estos retos sociales y económicos con una minoría en la Asamblea legislativa, con apenas 12 representantes de su partido CREO, mientras que el movimiento Unión por la Esperanza - UNES de Arauz, sí cuenta con una mayoría.

Lasso prometió que buscará estimular la economía aumentando la inversión extranjera e impulsando la producción de crudo, que generará dos millones de puestos de trabajo, expandirá el sector agrícola a través de préstamos a bajo interés y reducirá progresivamente los impuestos.

Lasso es además firme en su defensa de la dolarización y se espera que promueva y acelere el plan de vacunación.