Colombia: condena internacional al abuso policial en séptimo día de protestas

Publicado el

La comunidad internacional denunció un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía de Colombia para controlar las protestas contra el gobierno de Ivan Duque. La ONU, la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos denunciaron este martes un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía para controlar casi una semana de violentas protestas contra el Gobierno que dejan una veintena de muertos y centenares de heridos.

El presidente de Colombia, Iván Duque, respaldó la acción de los uniformados, a quienes considera víctimas de ataques, mientras que la ONU, la Unión Europea, Estados Unidos y organizaciones de derechos humanos levantaron la voz contra abusos policiales.

Lo que empezó como una manifestación pacífica en rechazo a una reforma fiscal ya retirada se transformó en protestas contra el gobierno. Según datos oficiales, el saldo es de al menos 19 muertos (tres por disparos), 89 desaparecidos y 846 heridos.

En la tarde de martes hubo bloqueos en vías de los departamentos de Cundinamarca (centro), Meta (centro), Quindío (centro-oeste) y Valle del Cauca (suroeste).

También hubo manifestaciones en Bogotá y en Cali, tercera ciudad del país y la más afectada por disturbios.

"Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos en la ciudad de Cali (suroeste) en Colombia la pasada noche, cuando la policía abrió fuego contra los manifestantes que protestaban contra la reforma tributaria, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida", declaró en Ginebra Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Por su parte, la administración estadounidense urgió “a la máxima moderación a las fuerzas públicas para evitar más pérdidas de vidas”.

Lo que empezó el miércoles como una nueva manifestación contra una reforma fiscal ya retirada se transformó en graves protestas contra el Gobierno y choques con la fuerza pública.

En la mañana de este martes había personas en las calles y bloqueos en las vías de la capital y en Cali, tercera ciudad del país y la más afectada por los disturbios.

Hurtado hizo "un llamado a la calma (...) Dada la situación extremadamente tensa, con soldados y policías desplegados para vigilar la protesta".

Frágil situación en Colombia

El presidente, Iván Duque, enfrenta inéditas protestas en las calles desde que subió al poder en 2018. Sindicatos, indígenas, organizaciones civiles, estudiantes entre otros sectores inconformes exigen un cambio de rumbo a su Gobierno.

Las movilizaciones actuales recogen además la desesperación provocada por la pandemia que golpea con fuerza al país de 50 millones de habitantes.

En su peor desempeño en medio siglo, el Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia se hundió 6,8% en 2020 y el desempleo trepó al 16,8% en marzo. Casi la mitad la población está en la informalidad y en la pobreza, según cifras oficiales.

Guterres pide que se permitan las protestas pacíficas

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, subrayó ea través de su portavoz la importancia de que el Gobierno de Colombia permita las protestas pacíficas.

"Lo que es primordial es que el Gobierno permita a la gente expresarse de forma pacífica y manifestarse pacíficamente. Esos son derechos básicos y esa es nuestra postura", dijo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, preguntado al respecto en su conferencia de prensa diaria.

Dujarric aseguró que la Secretaría General de la ONU está siguiendo de cerca la situación en Colombia, donde una ola de protestas ha dejado al menos 19 muertos y 800 heridos.

Amenazas y casos de violencia policial

Defensores de derechos humanos y oenegés denuncian amenazas y casos de violencia policial, que incluyen civiles muertos a manos de uniformados. La Unión Europea se sumó a las advertencias y pidió "evitar el uso desproporcionado de la fuerza".

La Defensoría del Pueblo registró el lunes además 89 personas desaparecidas durante las jornadas de protesta en el país. Por su parte, el Ministerio de Defensa contabilizó 846 heridos, de los cuales son 306 civiles.

(DW, Euronews)