Miles de personas salen a las calles en Brasil para protestar contra Bolsonaro

Publicado el

Decenas de miles de personas salieron este sábado a las calles en varias ciudades de Brasil para protestar contra el presidente Jair Bolsonaro, en especial por su gestión de la pandemia, que deja casi 460.000 muertos y amenaza con arreciar de nuevo. Se trata de las primeras manifestaciones multitudinarias desde el inicio de la crisis sanitaria, y se organizaron bajo el grito de "por la vida”.

Convocadas por las centrales sindicales, partidos de izquierda y movimientos sociales, las protestas se desarrollaron de manera pacífica en más de 200 ciudades de todo el país, incluidas las capitales. En el centro de Río de Janeiro, unas 10.000 personas protegidas con mascarilla desfilaron a gritos de "Fora Bolsonaro”, "Bolsonaro genocida”, "Vacina ja” o "Fora Bolsovirus”.

Los manifestantes exigieron al líder ultraderechista acelerar el proceso de vacunación en el gigante sudamericano y aumentar el monto de las ayudas para que los más pobres -los más afectados con la pandemia- tengan un ingreso "digno" para enfrentar la crisis que llegó con el virus. Los manifestantes también hicieron sentir otros reproches hacia el mandatario, al que acusan de promover la deforestación de la Amazonía, la violencia de los invasores de tierras indígenas y el racismo.

Represión en Recife

"Estar en las calles para luchar es un acto extremo para decir basta", señaló el Partido de los Trabajadores (PT), la formación que lidera el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en su mensaje de invitación a las marchas. Las manifestaciones se dan luego de dos fines de semana con reuniones en apoyo al gobierno convocadas por el propio Bolsonaro, en respuesta a su pérdida de popularidad, que cayó a su mínimo histórico de 24 por ciento, según el último sondeo de Datafolha.

Desde que empezó la pandemia, a la que llegó a considerar una "gripecita", el mandatario ha criticado las medidas de cuarentena, promovido medicamentos sin eficacia comprobada, generado aglomeraciones y cuestionado la eficacia de las vacunas. Brasil ha sido uno de los países más afectados por el coronavirus, con 460.000 muertos y más de 16,3 millones de contagios.

Según el sitio de noticias G1, la manifestación de Recife (nordeste) fue dispersada por la policía con gas lacrimógeno, sin que trascendiera el motivo. Algunos manifestantes sufrieron lesiones en los ojos por las balas de goma disparadas para dispersar las marchas por la Policía Militarizada. Según denuncias de los manifestantes, los agentes también utilizaron gas pimienta y efectuaron detenciones.

(DW)