Chile: A dos años del inicio del estallido social manifestantes volvieron a repletar las calles

Publicado el

Miles de personas participaron este lunes en la conmemoración de los dos años desde que inició el estallido social saliendo a las calles a protestar en todas las regiones del país. En las manifestaciones en Santiago participaron el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue; la machi y convencional constituyente, Francisca Linconao; y las víctimas de violaciones a los derechos humanos por parte de carabineros, Fabiola Campillai y Gustavo Gatica.

Este lunes 18 de octubre se vivió en Chile una masiva jornada de manifestaciones en conmemoración de los dos años desde el inicio del estallido social en que miles de personas expresaron sus demandas por cambios estructurales en el país y justicia por las masivas violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas que han sido denunciados ante organismos nacionales e internacionales.

En las principales ciudades de cada región se registraron marchas y concentraciones que incluyeron actividades artísticas, culturales e intervenciones urbanas, entre la que destacó en la capital una estatua del perro «Negro Matapacos», quien fue unos de los símbolos más reconocibles de las protestas entre octubre del 2019 y marzo del 2020, que fue instalada en el pedestal de la estatua del general Manuel Baquedano en la denominada Plaza de la Dignidad.

Entre las manifestaciones masivas hubo diversas figuras políticas que se hicieron presentes, entre las que destacaron la constituyente y machi Francisca Linconao, el alcalde de Recoleta Daniel Jadue y las víctimas de trauma ocular Fabiola Campillai y Gustavo Gatica, quienes hasta el día de hoy exigen justicia por los crímenes en su contra.

«Agentes de diálogo» y convencionales constituyentes

A primera hora del lunes iniciaron las manifestaciones entre la que destacó una convocatoria realizada por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) en el centro comercial Costanera Center en Providencia.

Ahí un grupo de manifestantes colgó en la pasarela de ingreso al mall un lienzo que indicaba «el único camino es el ejemplo de Octubre», ante lo que llegó Carabineros y estrenó un nueve mecanismo para abordar las manifestaciones: un oficial con un chaleco que indicaba «agente de diálogo» se acercó a conversar con una de las dirigentas estudiantiles.

También durante la mañana se registraron movilizaciones a las afueras de la Convención Constitucional en el centro de Santiago, lugar donde fue nuevamente encarada la convencional constituyente Giovanna Grandón, conocida como «Tía Pikachu», quien recibió duras críticas por parte de una mujer que le gritó que «con el pueblo no se juega».

La representante de la CC, quien también fue uno de los principales personajes del estallido social, le dijo a la manifestante que los ataques que recibía en las protestas, especialmente el ocurrido hace dos semanas que fue particularmente agresivo, era «hacerle la pega a la derecha«. Ante esto siguió la discusión por unos minutos, sin embargo el diálogo concluyó con un abrazo cordial.

Algunas horas después, a el pleno de la Convención Constitucional dio inicio a la etapa de discusión de los contenidos constitucionales a través de un acto en que los miembros de la mesa ampliada del organismo dieron cada uno un discurso.

La presidente de la Convención, Elisa Loncon expresó: «Por primera vez los pueblos de Chile nos hemos sentado en una mesa, en una mesa plural y en condiciones de igualdad y horizontalidad a discutir y pensar un país donde la dignidad se haga costumbre«.

Manifestaciones en todo el país

A medida que fue avanzando la tarde, se empezaron a desarrollar las manifestaciones más masivas en las grandes ciudades del país como en Valparaíso, donde una marcha se dirigió hasta el Congreso Nacional solicitando la aprobación de la Ley de Indulto como una de las principales consignas.

También hubo multitudinarias concentraciones en Concepción, Temuco, Valdivia, Iquique y Copiapó.

En Santiago, la manifestación masiva más grande fue en el icónico punto denominado Plaza de la Dignidad (oficialmente Plaza Baquedano), donde se hicieron presentes diversas figuras políticas como el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue; un grupo de convencionales constituyentes, entre las que estaba la machi Francisca Linconao; y las víctimas de traumas oculares por parte de disparos de carabineros, Fabiola Campillai y Gustavo Gatica.

Campillai, quien hoy es candidata al Senado por la Región Metropolitana, recordó a las víctimas fatales de la represión en manifestaciones: «Rendimos un homenaje a todos los que no están hoy día, que también fueron muy valientes. Ellos tienen que ser recordados toda la vida por haber dejado sus vidas por nosotros, por apoyarnos y por querer un Chile mejor», declaró.

Por su parte, Gustavo Gatica mostró en la manifestación un cartel con el rostro de Claudio Crespo, excoronel de Carabineros que habría disparado contra el joven estudiante de psicología, según los antecedentes de la investigación.

En ese punto de la capital un grupo de manifestantes botó las barreras que protegen el pedestal del general Manuel Baquedano, lugar que hoy no fue protegido por policías uniformados como lo han hecho durante los últimos meses desde que el monumento fue retirado para ser restaurado.

En la base de la estatua de Baquedano fue instalada una escultura gigante del perro «Negro Matapacos», ícono de las protestas que iniciaron el 18 de octubre del 2019.

Incendios y saqueos

Al anochecer se registraron saqueos en los al rededores de algunas manifestaciones, lo que dejó un saldo de al menos cincuenta detenidos en Santiago y «algunas decenas más» en las otras regiones del país, según informó en ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, durante horas de la noche. Uno de los hechos más riesgosos fue el incendio de las escalaras del cerro Santa Lucía en la comuna de Santiago.

El riesgo de que hechos así ocurrieran fue advertido durante la tarde por la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler: «Cuidemos la convivencia en la ciudad, cuidemos nuestro barrios, nuestros espacios públicos y el comercio local, que da trabajo y sustento a muchas familias», afirmó.

Estas situaciones generaron reacciones de los candidatos presidenciales de todos los sectores.

Por ejemplo, Gabriel Boric, abanderado de Apruebo Dignidad, sostuvo: «La violencia y destrucción de lo común no es ni será nuestro camino, eso solo le sirve a los que quieren que siga todo igual. Es en unidad y respetándonos que podremos construir un Chile digno y justo para todos y todas».

Por su parte, Yasna Provoste, candidata de Nuevo Pacto Social, afirmó que «rechazamos todos los actos de delincuencia común y violencia, que se esconden y disfrazan de protesta social. El proceso constituyente es la gran victoria del pueblo de Chile movilizado y quedará escrito en la historia como la construcción en paz de una democracia más plena».

Mientras, Sebastián Sichel, carta presidencial de Chile Podemos Más, criticó la violencia en las movilizaciones y manifestó su rechazo al Proyecto de Ley de Indulto: «La violencia nunca será el camino, ni el silencio cómplice ni menos los indultos a los que destruyen lo que es de todos».

(El Desconcierto)