Con rivales presos, Ortega gana en las elecciones presidenciales de Nicaragua con casi el 75 % de votos

Publicado el

Daniel Ortega, ha sido reelegido para un quinto mandato de cinco años, el cuarto consecutivo, con el 74,99 % de los votos en las elecciones generales celebradas este domingo, según datos preliminares facilitados por el Consejo Supremo Electoral (CSE) con menos de la mitad del escrutinio.

Los comicios se han celebrado con siete aspirantes a candidatos presidenciales de la oposición en prisión acusados de "traición a la patria". Otros dos aspirantes disidentes se marcharon al exilio alegando razones de seguridad.

El candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el diputado Walter Martínez, ha obtenido un 14,4 % de los votos. Le siguen Guillermo Osorno, del Camino Cristiano Nicaragüense (CCN), con el 3,44 % de los votos; Marcelo Montiel, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), con el 3,27 %; Gerson Gutiérrez Gasparín, de la Alianza por la República (APRE), con el 2,20 %; y el diputado Mauricio Orué, del Partido Liberal Independiente (PLI), el 1,70 %.

Dudas sobre la participación

La jornada se ha centrado en el nivel de participación, ante la ausencia de una competición electoral real que pudiera arrebatar al victoria a Ortega.

Según el órgano electoral, ha votado el 65,34 % de los electores. No obstante, el observatorio multidisciplinario independiente Urnas Abiertas ha cifrado la abstención en un 81,5 %.

La jornada de votación, vigilada por 30 mil militares y policías, transcurrió sin entusiasmo ni incidentes, estuvo marcada por la “persecusión y el asedio”, reportó Confidencial en su página web, mientras la oposición afirmó que hubo fuerte abstencionismo y el oficialismo hablaba de una gran participación.

Apenas cerradas la urnas, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó de “farsa” y “pantomina” las elecciones, en contraste con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien felicitó a Ortega ante su predecible victoria y reiteró que “Nicaragua tiene quien la defienda”.

Ortega, quien llegó al poder por la vía de las urnas en 2007 y el jueves cumple 76 años, asumirá, se prevé, la presidencia por otros cinco años, a la cabeza del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), junto a Rosario Murillo, de 70 años, su esposa y candidata a la vicepresidencia por segunda vez.

El ex guerrillero sandinista, quien también gobernó el país en 1980, luego de que el FSLN derrocó en 1979 al dictador Anastasio Somoza, enfrentó a cinco candidatos desconocidos y considerados colaboradores del gobierno.

El ganador no ha estado en duda, pero como la oposición llamó a no votar, se desconoce la participación de los 4.4 millones de electores llamados a elegir también a 90 diputados de un Congreso que, igual que todos los poderes del Estado, está bajo control del Ejecutivo.

(RTVE, DW, Euronews).