Chilenos en Noruega envian carta a Presidente Piñera

Publicado el

Organizaciones chilenas en Noruega enviaron el pasado 21 de noviembre una carta al Presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la que expresan su preocupación por la situación en las provincias del Bio-Bio y Arauco -Región Bio-Bio -, Malleco y Cautin - Región Araucania tras la extención del despliegue militar en la zona.

"Creemos que la militarización y el estado de excepción decretados en las regiones del Bio-Bio y Araucania es una agresión a la democracia, y un atropello a los derechos humanos. Esta medida ha desatado mayor violencia en el conflicto histórico entre el estado chileno y el pueblo mapuche", señala la misiva.

Los firmantes manifiestan su preocupación por el tratamiento del estado chileno hacia el pueblo mapuche. "Un pueblo despojado de sus bienes y por consiguiente empobrecido donde el estado mismo ha aceptado negociaciones con empresas privadas y/o estatales, y donde el pueblo mapuche no ha tenido chance de defender y abogar por su patrimonio ancestral. Definir al pueblo mapuche como criminales y narcotraficantes nos parece incorrecto y provocativo, y cierra toda posibilidad de dialogo. Tenemos la convicción de que este conflicto solo puede resolverse por medio de un diálogo político" señala la carta y agrega que "El estado chileno con un presidente democráticamente electo, tiene una particular responsabilidad de liderar un proceso de dialogo político con el pueblo mapuche. Estamos convencidos que la militarización del territorio mapuche agudiza el conflicto y empeora la posibilidad de un dialogo político y franco entre el estado chileno y el pueblo mapuche. Queremos llamar en especial la atención al Convenio nr 169 de la OIT, sobre los derechos de los pueblos indígenas, firmado y ratificado por Chile el 15 de Septiembre del 2008".

Las organizaciones enviaron cartas similares al ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Rodrigo delgado, a la Ministra noruega de asusntos exteriores, Anniken Huitfeldt, así como a la Ministra noruega para el desarrollo, Anne Beathe Tvinnereim.