El Périgord francés, ruta medieval. Un destino fascinante

La Côte de Jor - vue panoramique
Publicado el

El Périgord ofrece una de las más bellas rutas de Francia. Ubicada al sur del país, el valle de La Dordoña (La Dordogne, Périgord) fascina con su historia, sus pueblos medievales, castillos y vestigios prehistóricos asi como con sus bellísimos paisajes de colinas, acantilados, bosques y rios navegables.

El Périgord vivió una época de esplendor durante la Baja Edad Media y el Renacimiento gracias a sus abundantes recursos naturales y a lo navegable de sus ríos. Fue tierra de continuas rivalidades entre nobles; además de la presencia de la Orden del Temple (caballeros templarios). En este valle Ricardo Corazón de León, Leonor de Aquitania y Juan sin Tierra se hicieron parte de la historia.

El Périgord fue durante muchos años escenario fronterizo y testigo de los episodios más célebres de la Guerra de los 100 años contra los ingleses. La región estuvo considerada durante siglos como alejada del progreso y sin demasiado interés lo que paradójicamente contribuyó a convertir el Périgord actual en un destino de turismo rural de primer orden muy orientado a familias con niños y cada vez más codiciado por los franceses y turistas.

El Périgord encanta con el esplendor de sus rios, sus frondosos bosques, espléndidos viñedos, la campiña, pueblos-fortificados y algunos de los castillos mejor conservados y más bellos de toda Francia.

Castillo de Castelnaud

Castelnaud permite emprender un auténtico viaje al corazón de un castillo-fortaleza de la Edad Media. Subiendo por el pueblo se llega a la enorme masa dorada de piedras, testigo de una historia atormentada.



Castelnaud además alberga el Museo de la Guerra en la Edad Media, en donde se exhibe una colección de armas y armaduras y algunas reproducciones en tamaño natural de máquinas de guerra.




Sarlat

Sarlat, el centro geográfico del Périgord-Quercy, es sin duda el mayor centro turístico de la región. El "foie gras" de esta zona, uno de los más reputados de Francia, ha contribuído a dar al Périgord en general y a la ciudad en particular su gran renombre culinario, sin dejar de mencionar la gran calidad de sus vinos.



Montignac

Es dificil imaginar lo que fue el castillo de Montignac, la capital militar del Périgord, al ver lo que queda de él: un torreón y algunos trozos de muros.


La pequeña ciudad de Montignac debe su renombre al descubrimiento de la "octava maravilla del mundo", la cueva de Lascaux.

Lascaux

La cueva de Lascaux es la más bella de todas las cuevas prehistóricas pintadas. Los expertos coinciden en que las pinturas se realizaron en torno a 15 000 años a.C.




El gran acantilado de La Roque-Saint-Christophe

La Roque-Saint-Christophe es un impresionante fuerte troglodítico. Esta inmensa terraza natural, una de las más grandes de Europa, alojó sucesivamente a los hombres de Cro-Magnon, a los del Neolítico, a los de la Edad del Bronce, la Edad de Hierro, la época galo-romana y la Edad media.


El Castillo de Les Eyzies, edificado sobre un yacimiento prehistórico y un pueblo troglodítico, alberga hoy el Museo Nacional de la Prehistoria.

Cómo llegar al Périgord francés?

Un alternativa es desde París. Desde la estación de trenes Paris Austerlitz hasta la ciudad de Brive la Gaillarde el viaje toma 4 horas y media. Otra alternativa es desde Burdeos (Bordeaux) con cerca de 2 horas y media de viaje.

Una vez en la zona se recomienda alquilar automóvil para recorrer así sus incontables rincones y disfrutar de la hospitalidad y coordialidad del Périgord.


Escrito por Fernando Báez


UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers