España suma 514 muertos más en un día y tiene casi 40.000 infectados por coronavirus

Publicado el

En lo que el gobierno español ya define como “la semana más dura”, la pandemia del Covid-19 se saldó en sólo 24 horas más de 500 muertos en España, que una cifra que supera con creces las previsiones más optimistas de los expertos y que confirma que la expansión del virus está sin control y es generalizada.

Las fuerzas armadas de España pidieron asistencia humanitaria a la OTAN para combatir el coronavirus, que este martes dejó un nuevo récord diario de más de 500 fallecimientos.

Entre las figuras públicas que han sido contagiadas por el virus se encuentra el ex juez Baltasar Garzón, que actualmente tiene un despacho privado y es abogado del activista Julian Assange y del ex presidente de Bolivia, Evo Morales. También se interesó por sus servicios el ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, preso en una cárcel de Madrid desde hace un mes.

Cuando la pista de patinaje sobre hielo más grande de Madrid, el Palacio de Cristal, ya funciona como una morgue improvisada, y el hospital de campaña montado por el Ejército español en Ifema ya atiende a más de dos mil pacientes, las cifras de la pandemia siguen alimentando el pesimismo sobre los días venideros. De hecho el responsable del gabinete técnico, el doctor Fernando Simón, reconoció que “será la semana más dura, la más difícil tanto en los hospitales como en el desenlace de muchos de los enfermos”.

Actualmente hay internados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) alrededor de dos mil 700 personas afectadas por la pandemia, todas ellas en estado crítico y debatiéndose entre la vida y la muerte. De ahí que se piense que el futuro inmediato es adverso y también eso explica que el gobierno haya decidido improvisar una morgue inmensa en una especie de centro comercial en Madrid para dar cabida a todos los fallecidos por coronavirus que se esperan en los próximos días, que requieren un trato especial por el riesgo de propagar más la enfermedad.

Los últimos datos del Ministerio de Sanidad también confirman el aumento de la tendencia en los fallecimientos, en las últimas 24 horas se sumaron 514, con lo que el total desde el inicio de la crisis ya es de dos mil 696. Se teme que a lo largo de la noche se alcance la cifra de los tres mil.

Además hay un factor que preocupa especialmente y es que la propagación del virus es generalizada ya en todas las regiones del país, sobre todo porque desde el origen de la crisis se detectaron cuatro grandes focos de contagio que a su se propagaron con rapidez: Madrid, el País Vasco, Cataluña y la Rioja.

(La Jornada)