Promete Sanders “trabajar” con Biden para sacar a Trump de la Casa Blanca

Publicado el

El senador estadunidense Bernie Sanders abandonó el miércoles la carrera por la nominación presidencial del Partido Demócrata y prometió "trabajar" con su rival Joe Biden para desalojar al republicano Donald Trump de la Casa Blanca en las elecciones de noviembre.

"Llegué a la conclusión de que esta batalla por la nominación demócrata no será exitosa", dijo Sanders a sus seguidores en una transmisión en vivo, señalando que el ex vicepresidente Biden "será el nominado". Y agregó: "Felicito a Joe Biden, un hombre muy decente, con quien trabajaré para impulsar nuestras ideas progresistas".

La decisión del veterano senador socialista, de 78 años, que este miércoles hablará ante sus seguidores, garantiza que el ex vicepresidente Joe Biden será el rival del presidente Donald Trump en los comicios del 3 de noviembre.

La fuerte ventaja inicial de Sanders en la carrera se fue evaporando rápidamente a medida de que la cúpula demócrata cerraba filas tras el centrista Biden, quien además fue ganando interna tras interna y alcanzó una cifra de delegados casi imposible de remontar para el senador por Vermont.

La campaña de Sanders dijo que el ex precandidato comunicó su decisión de poner fin a su segundo intento de obtener la candidatura durante una videoconferencia con su equipo de campaña, informó la campaña, informó CNN.

El senador comenzó su campaña de este año en medio de dudas sobre si podría reeditar la magia de su primer intento de 2006, cuando miles de votantes lo eligieron como una alternativa por izquierda a su rival la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, quien luego perdió con Trump.

Pero, pese al apoyo inquebrantable de las bases progresistas del partido, no pudo superar las dudas sobre la viabilidad de su candidatura en medio de temores a que su ideología socialista fuera difícil de digerir para muchos votantes independientes que definirán el próximo presidente.

La interna demócrata termina ahora con Estados Unidos como uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus, que provocó la suspensión de todo acto presencial de Sanders y Biden y que ha llevado a muchos estados a retrasar su primaria o su caucus.

La reacción de Trump

El presidente celebró rápidamente la noticia en las redes sociales. El mandatario, quien busca la reelección en noviembre, adjudicó la derrota de Sanders al retiro de Elizabeth Warren, la senadora republicana que abandonó las primarias demócratas en marzo, sin dejar expreso su apoyo para ningún candidato. "¡Si no fuera por ella, Bernie habría ganado casi todos los estados el supermartes!", tuiteó el mandatario minutos después del anuncio de Sanders".

En el mensaje, aprovechó también para burlarse del senador. "Esto terminó justo como querían los demócratas y el Comité Nacional Demócrata, igual que el fiasco de la corrupta Hillary [Clinton]", agregó Trump refiriéndose a las presidenciales de 2016, cuando la exsecretaria de Estado se convirtió en el único candidato del Partido Demócrata tras la retirada de Sanders. "Los seguidores de Bernie deberían venir al Partido Republicano", insistió jocoso.

(Télam, Página 12, La Jornada)