Supera 102 mil la cantidad de muertes por la pandemia

Publicado el

La cifra mundial de muertes por el nuevo coronavirus superó ayer los 100 mil desde el inicio de la pandemia el año pasado, mientras algunos países avanzan hacia la reapertura de algunos sectores de sus economías.

El 9 de enero murió un chino de 61 años en Wuhan. Era la primera víctima mortal oficialmente conocida del Covid-19. Más de tres meses después, 102 mil 26 personas han fallecido, de las cuales 70 mil 245 fueron en Europa, el continente más afectado.

Italia es el país que ha registrado más muertos (18 mil 849), por delante de Estados Unidos (17 mil 925), y España (15 mil 843).

A pesar de las estrictas reglas de confinamiento en vigor en la mayoría de los países, el número de decesos diarios en el mundo sigue aumentando: menos de 500 al día a mediados de marzo, más de 5 mil los primeros días de abril, cerca de 7 mil 500 el jueves. En ocho días se han anunciado más pérdidas de vidas que en los 84 días precedentes.

A escala global hay un millón 696 mil 139 contagiados, 102 mil 669 muertos y 376 mil 200 recuperados en más de 190 países o territorios, de acuerdo con el conteo de especialistas de la Universidad Johns Hopkins.

Los datos publicados en todo el mundo, tanto en términos de casos como de muertes, no reflejan sin embargo totalmente la realidad. Muchos países solo efectúan pruebas de diagnóstico a los enfermos en estado grave. Otros no tienen un protocolo de someter a análisis a sus ciudadanos a gran escala, básicamente por falta de medios, como sucede en África y América Latina.

La Organización Mundial de la Salud desmintió haber recibido y omitido atender una alerta temprana de Taiwán sobre una transmisión entre personas tras la aparición de la epidemia en China en diciembre, como acusó Estados Unidos.

La OMS afirmó recibir el 31 de diciembre de 2019 un correo electrónico de las autoridades taiwanesas en el que se habla de informaciones de prensa sobre casos de neumonía atípica en la ciudad de Wuhan, y que las autoridades pensaban que no se trataba del Síndrome Respiratorio Agudo Severo. De ninguna manera se menciona en ese correo una transmisión de humano a humano, señaló a la agencia Afp.

El gobierno italiano prolongó hasta el 3 de mayo el confinamiento y la brutal desaceleración de la actividad económica impuesta hace un mes para intentar atajar la emergente pandemia.

Le reprochan a Macron en Francia

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó de manera sorpresiva un hospital de París, donde fue cuestionado por personal médico y de enfermería por la falta de recursos humanos y materiales para los hospitales públicos del país que atienden la crisis sanitaria del Covid-19.

A través de un video difundido en redes sociales, se puede ver a una enfermera decirle al mandatario galo: estos trabajos los hacemos porque es nuestra vocación, porque amamos a la gente, pero los trabajadores de la salud somos pobres, mañana podemos ser nosotros los que estemos en las camas de este hospital público.

El Ministerio de Defensa francés confirmó 50 casos de Covid-19 a bordo del portaaviones Charles de Gaulle, embarcación nuclear que regresará a puerto de manera anticipada.

El primer ministro británico, Boris Johnson, necesita tiempo para recuperarse de Covid-19 y difícilmente volverá al trabajo pronto, indicó su padre Stanley Johnson, cuando el país registró 980 nuevas muertes en las últimas 24 horas, lo que supone un número récord.

El premier ha podido caminar un poco, entre periodos de descanso, en el marco de los cuidados que recibe para ayudarle a recuperarse, declaró ayer su portavoz sobre la convalecencia de Johnson en el hospital, un día después de que saliera de cuidados intensivos.

Austria, con más de 13 mil enfermos, tendría el doble de personas infectadas de coronavirus que lo que dicen los reactivos químicos de detección efectuados hasta ahora, según un estudio publicado en Viena.

Yemen anunció un primer caso en la provincia de Hadramut, controlada por el gobierno, comunicaron las autoridades sanitarias.

Católicos y protestantes celebran este fin de semana su fiesta más importante, la Pascua, ante televisores, tabletas y computadoras, a raíz de la anulación de misas tradicionales y procesiones en gran parte del mundo por el coronavirus.

Este Viernes Santo, el papa Francisco recorrió, en un silencio sobrecogedor, la plaza de San Pedro solamente acompañado por una quinteta de reos procedentes de la cárcel de la ciudad italiana de Padua, duramente golpeada por la pandemia, y cinco doctores y enfermeras.

Los médicos, enfermeros, enfermeras, hermanas y curas que fallecieron combatiendo la pandemia del coronavirus son muertos en el frente como soldados que dieron su vida por amor, declaró el pontífice.