El papa Francisco celebra el Vía Crucis en una Plaza del Vaticano completamente vacía

Publicado el

Un Vía Crucis histórico. El papa Francisco protagonizó este Viernes Santo una imagen para el recuerdo durante el tradicional acto de este día con el que los católicos recuerdan la pasión y muerte de Cristo.

El pontífice presidió el Vía Crucis en una plaza del Vaticano completamente vacía a causa de la crisis del coronavirus. Normalmente la ceremonia suele contar con una visita al Coliseo de Roma, símbolo de las primeras persecuciones a los cristianos, si bien las actuales circunstancias excepcionales llevaron a Francisco a conmemorar esta fecha solo en el Vaticano.

El papa Francisco rezó una breve oración para que la humanidad no sucumba a la oscuridad: "Señor, no nos dejes en las tinieblas y en la sombra de la muerte, protégenos con el escudo de su poder. Dios, defensor de los pobres y afligidos, ayúdanos a soportar el yugo cada día", dijo.

Y el resto del tiempo asistió con absoluto recogimiento a la lectura de las meditaciones en este rito, que narran el calvario de Jesús de Nazaret desde su condena a muerte hasta su sepulcro, mediante catorce estaciones en las que la Cruz va pasando de mano en mano mientras dos narradores leen pasajes del Evangelio.

En Cremona, el obispo Antonio Napolioni celebraba este Viernes Santo otra emotiva ceremonia, esta frente al hospital en el que ha estado ingresado las últimas semanas por coronavirus. Napolioni agradeció con sus oraciones el trabajo y cuidado de la Unidad de Neumología que, Dios mediante, le salvó la vida.

(Euronews)