Suecia da por cerrado el caso Olof Palme, 34 años después del magnicidio

Publicado el

Suecia da por cerrado uno de los capítulos más oscuros y polémicos de su historia: el asesinato del primer ministro Olof Palme, abatido una fría noche de febrero de 1986 en el centro de Estocolmo, cuando volvía del cine con su mujer.

34 años después del magnicidio del primer ministro de Suecia, Olof Palme, el caso de la investigación para esclarecer los hechos se ha dado por cerrado ya.

El fiscal en jefe, Krister Petersson, anunció que el autor del atentado ocurrido el 28 de febrero de 1986 fue Stig Engström, quien murió en 2000.

“Llegamos a la conclusión de que Engström perpetró el atentado en solitario. Como no hay posibilidad de interrogar al autor que ya falleció, hemos visto la necesidad de cerrar el caso”, afirmó.

La televisión pública SVT de Suecia anunció que Engström quien era un publicista en la empresa Skandia – justo al lado del lugar donde asesinó a Palme – abandonó el inmueble a las 23:19. Y dos minutos después se produjo el ataque armado.

En su testimonio Engström declaró que había visto a una persona tumbada en el suelo en la vereda. “Ví sangre en el suelo. Vacilé en ir o no a la estación de metro”, decía.

El autor del atentado recibió entrenamiento de armas, tenía acceso a una pistola similar a la que fue usada en el atentado. Palme había sido asesinado con una Magnum. Engström tenía un amigo con una colección de armas, y esta persona tenía especial interés en las pistolas de esa marca, ya que había asumido un cargo en el ejército estadounidense.

El líder socialdemócrata, que salía con su mujer Lisbet Palme, de un teatro en la capital sueca de Estocolmo, falleció por dos disparos en su vientre. Su esposa resultó herida en el ataque.