Quién es Jake Angelini, el seguidor de Trump que irrumpió en el Capitolio vestido con pieles y cuernos

Publicado el

Fue una de las imágenes del día. Dentro del Capitolio, mientras los guardias de seguridad del Congreso y la Policía local intentaban impedir el ingreso de los seguidores de Donald Trump, un hombre vestido con un sombrero de pieles y un cuerno encabezaba la primera fila de la "insurrección" -tal como la denominó el presidente electo, Joe Biden- de los fanáticos del magnate ultraderechista. Se trata de Jake Angelini, más conocido por su apodo autoimpuesto (Q-Shaman), que denota otra de sus principales características: es promotor de la teoria conspiratoria denominada QAnon. El agregado Shaman es, justamente, por sus frecuentes apariciones públicas con pieles, cuernos y plumas que recuerda a los guerreros sioux.

Angelini es un numero fijo en las revueltas impulsadas por Donald Trump. Por caso, en noviembre del año pasado, se hizo presente en un evento organizado por el abogado del presidente y exalcade de Nueva York, Rudy Giulani, quien orquestó una conferencia de prensa para rechazar la victoria de Biden.

Pero también se presentó en las manifestaciones anticuarentena que hubo en el estado de Arizona -donde es oriundo- donde desplegó todas un sinfin de fake news. "Mi objetivo es recuperar nuestra nación de los comunistas y globalistas que han infiltrado nuestro Gobierno desde los niveles más altos para destruirlo desde dentro y crear un nuevo orden mundial", exponía, por aquel entonces, a un periodista de la agencia EFE. Antes de seguir a sol y sombra al presidente de Estados Unidos, Angelini había intentado triunfar como actor y como locutor, ambos sin éxito.

QAnon

Tal como expuso este diario, la teoría QAnon se trata de una secta virtual que se comunica mediante mensajes encriptados cuyo sentido oculto millones de personas a través del mundo se encargan de descifrar. De amplio alcance en Estados Unidos (con ramificaciones en otras naciones, por ejemplo, en Francia) en esta teoría conspiranoia el presidente Trump ocupa un rol central: según sus seguidores, el magnate libra una guerra secreta para sanear la podredumbre de Hollywood, la pedofilia y la corrupción, y devolverle la grandeza a Estados Unidos.

Angeli se convirtió en un personaje famoso en las redes por promover esas ideas. Este personaje ha dicho que descubrió muchas conspiraciones a través de su propia investigación en internet. Ese estudio de textos incluye vínculos entre el satanismo, la pedofilia, el poder y el “Estado profundo” -los funcionarios estables de áreas sensibles, como seguridad interior e inteligencia-. “En un cierto punto, todo encajaba de alguna manera. Y me dije: Oh, Dios mío. Ahora veo la realidad de lo que está pasando”, señaló al Arizona Republic, uno de los primeros medios en entrevistarlo.

(Página 12)