Condena histórica de 22.5 años al asesino de Floyd

Publicado el

Derek Chauvin, ex agente de Minneapolis, fue condenado ayer a 22 años y medio de cárcel por el asesinato del afrodescendiente George Floyd, lo que cerró un caso que provocó las mayores manifestaciones por la justicia racial en Estados Unidos en décadas y refleja el impacto a escala internacional de esta tragedia.

Con consignas, pancartas y rezos, cientos de personas, en su mayoría afrodescendientes, salieron a calles de esta ciudad y otras ciudades del país para celebrar el veredicto.

El abogado de la familia Floyd, Ben Crump, de inmediato calificó la decisión de “histórica” y dijo que ésta acerca a los familiares de la víctima y a Estados Unidos “un paso más hacia la reconciliación”.

“La sentencia no se basa en la emoción o la simpatía”, afirmó el juez Peter A. Cahill al dictar la pena en el tribunal de distrito del condado de Hennepin después de que los fiscales pidieron una condena de 30 años. Añadió, en un breve discurso, que su decisión no se apoya “en la opinión pública”, sino en la ley y en los hechos del caso.

Con buen comportamiento, Chauvin, de 45 años, podría salir en libertad condicional tras cumplir dos tercios de su condena, es decir, unos 15 años. El acusado fue declarado culpable por tres cargos de homicidio, ocurrido el 25 de mayo de 2020. Cahill consideró varios agravantes, como el que Chauvin “abusó de su posición de confianza y autoridad” y actuó “con gran crueldad” al asfixiar a Floyd.

El acusado se dirigió a la familia de la víctima antes de la lectura de su sentencia: “Quiero dar mis condolencias a la familia Floyd. Habrá alguna otra información en el futuro que será de interés y espero que obtengan algo de paz interior”.

Terrance Floyd, hermano de la víctima, increpó al ex oficial: “¿Por qué? ¿Qué estaba pensando cuando se arrodilló sobre el cuello de mi hermano sabiendo que él no era una amenaza?”

La muerte de Floyd, de 46 años, ocurrió tras ser detenido por supuestamente comprar cigarrillos con un billete falso. Chauvin fue videograbado presionando con su rodilla el cuello de Floyd durante nueve minutos y 29 segundos sobre el asfalto tras esposarlo, incluso después de que se desmayó y su pulso fuera indetectable.

El hecho desató una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial en el país. “No conozco todas las circunstancias que se consideraron, pero creo, según las normas, que parece ser adecuado”, opinó el presidente Joe Biden al conocer la sentencia.

El abogado del ex agente, Eric Nelson, argumentó –como en otras audiencias– que su cliente no tuvo un juicio justo, pues, entre otras cuestiones, el jurado popular “actuó incorrectamente” durante todo el proceso debido a “amenazas” e “intimidaciones”, así como por la “presión por motivos raciales” del caso.

En sus 19 años de carrera, Chauvin recibió cuatro medallas, pero también fue objeto de 22 denuncias e investigaciones internas, según un registro público en el que se han suprimido todos los detalles.

En tanto, una estatua de Floyd develada en Brooklyn el pasado día 19 fue grafiteada con el nombre del grupo de extrema derecha Patriot Front. La efigie fue inaugurada por el hermano de la víctima con motivo del Juneteenth, festividad que conmemora el fin de la esclavitud en el país.

(La Jornada)