El Salvador: Liberan a Teodora Vásquez que llevaba más de 10 años presa por haber dado a luz a un bebé muerto | Teodora er fri, tusen takk!

Publicado el

Teodora Vásquez fue liberada de una prisión de Ilopango, en El Salvador, donde cumplía una sentencia de 30 años bajo una severa ley antiaborto. El Salvador mantiene las leyes sobre el aborto más estrictas del mundo y todas sus prácticas están completamente prohibidas. La liberación de Teodora encarcelada por haber sufrido un aborto espontáneo debe señalar el final de la prohibición total del aborto, señala Amnestía Internacional.

La liberación de una mujer a la que han obligado a pasar más de diez años entre rejas en El Salvador tras haber sufrido complicaciones del embarazo que provocaron que diera a luz a un bebé muerto debe abrir la puerta al final de la extrema legislación del país contra el aborto. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional.

Teodora del Carmen Vásquez fue puesta en libertad el jueves después de que un tribunal redujera su condena, pero al menos 27 mujeres permanecen encarceladas a causa de la prohibición total del aborto, según las organizaciones que defienden los derechos humanos de las mujeres en el país.

"Resulta alentador ver a Teodora salir de la cárcel donde nunca debió haber estado, para empezar, pero El Salvador aún está lejos de garantizar plenamente los derechos de las mujeres y las niñas en el país", ha manifestado Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Manifestación en el frontis de la Universidad de Oslo el pasado 7 de diciembre a la que asistieron muchos oyentes de Radio Latin-Amerika. Los asistentes llevavan radios portaliles donde escuchaban la señal solidaria con Teodora transmitida por Radio Latin-Amerika. Foto: Mónica Orjuela(Radio Latin-Amerika

Las autoridades de El Salvador deben derogar urgentemente esta indignante prohibición del aborto, que ha creado un contexto generalizado de discriminación, dolor e injusticia.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias. Los fiscales suelen acusarlas de homicidio o incluso homicidio agravado, que entraña una pena de hasta 50 años de prisión.

Teodora dio a luz a un bebé muerto en 2007, después de sentir unos dolores repentinos y muy fuertes mientras estaba trabajando. La policía la detuvo mientras yacía en un charco de sangre. Posteriormente fue condenada a 30 años de prisión por homicidio agravado en un juicio enturbiado por las irregularidades.

En diciembre del año pasado se relizó en Oslo una campaña de solidaridad para exigir la libertad de Teodora Vázquez, organizada por Amnistía Internacional Noruega junto a Radio Latin-Amerika.

Solidaridad desde Noruega

En diciembre del año pasado Amnistía Internacional de Noruega junto a Radio Latin-Amerika lanzaron una campaña solidaria con el fin de obtener la libertad inmediata e incondicional de Teodora. De esta forma nuestra emisora se unió a la campaña de Amnestía internacional y otras ONG´s en todo el mundo. Como un gesto humanitario y con el apoyo de cientos de nuestros oyentes y organizaciones latinoamericanas en Oslo, se dio inicio a la transmisión "La señal de socorro y solidaridad con Teodora por la FM 105,8 de Oslo", el lunes 4, martes 5 y miércoles 6 de diciemebre del año pasado, desde el mediodía y durante dos horas. En estas emisiones se escuchaban las palabras de la hermana de Teodora suplicaba a las autoridades salvadoreñas la libertad de su hermana.

A pesar de la solidaridad internacional y las peticones de la Primera ministra de Noruega Erna Solberg y otras personaliddes, un tribunal de El Salvador reafirmó el pasado 13 de diciembre la severa sentencia de 30 años de prisión para Teodora.

El Ministerio de Justicia de El Salvador finalmente conmutó la condena de Teodora, pero no anuló la declaración de culpabilidad ni reconoció su inocencia. Los abogados de Teodora tienen intención de limpiar su nombre y pedir indemnización y reparación por los 10 años que ha pasado entre rejas.

El secretario general de Amnestí Internacional Noruega visitó Radio Latin-Amerika desde donde exigió la libertad de Teodora Vásquez. Foto: Radio Latin-Amerika.

Al menos otras 27 mujeres continúan encarceladas en virtud de las draconianas leyes salvadoreñas sobre el aborto. Las castigadas proceden, de manera desproporcionada, de entornos empobrecidos, en los que apenas tienen acceso a educación, atención médica o justicia. En su informe de 2014 Al borde de la muerte, Amnistía Internacional concluyó también que, en los casos documentados, se había violado el derecho a un juicio justo y a la igualdad ante la ley.

Amnistía Internacional pide una suspensión inmediata de la aplicación de la ley sobre el aborto, tal como recomendó el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer el 3 de marzo de 2017, con el objetivo de lograr la despenalización total del aborto, la libertad inmediata e incondicional de todas las mujeres encarceladas por cargos relativos a complicaciones del embarazo, y que se garantice a las mujeres acceso a un aborto seguro y legal, como mínimo, cuando su vida o su salud física o mental corran peligro, o en casos de violación, incesto o malformación mortal del feto.

(Radio Latin-Amerika, Amnistía Internacional VG)

Norsk

Teodora Vásquez er fri!

Hun ble dømt til 30 år i fengsel etter en dødfødsel. I dag fikk Teodora friheten sin tilbake!

Teodora Vasquez fra El Salvador opplevde en dødfødsel i niende måned i 2007. Året etter ble hun dømt for "mord under skjerpede omstendigheter". Etter 10 år i fengsel, skulle saken hennes vurderes på ny onsdag 13. desember. Teodora og familien hennes hadde håp om løslatelse. Slik gikk det ikke. Dommerne opprettholdt dommen, til tross for medisinske bevis som slo fast at Teodora var uskyldig.

Etter stort internasjonalt press valgte justisdepartementet i El Salvador likevel å redusere Teodoras dom. I dag ble Teodora endelig løslatt!

Løslatelsen - 15. februar 2018:

Det er en intens opplevelse å stå utenfor et fengsel i en kakofoni av trafikkstøy, med en glødende sol stekende ned på norsk vinterhud midt i en nervøs og forventningsfull familie. En familie som har kjempet og ventet, håpet og mistet håpet igjen i ti lange år. For så plutselig, gjennom to fengselsporter, kommer det frem en skikkelse. Hun som alle har ventet på. En liten kvinne i hvit topp og mørke bukser. Stolt gående ved siden av en lett pompøs justisminister strengt tatt ingen bryr seg om. Hun har pyntet seg, satt opp håret og sminket seg lett. Hun er klar, hun skal ut.

Teodora går med hodet hevet og med et bredt smil om munnen.

På veien må hun tåle en fornærmelse til fra myndighetene. Ministeren understreker hvor viktig det er at hun har tatt utdannelse i fengselet. Han sier han håper hun benytter denne nye sjansen hun nå får, og ikke gjentar sine gale handlinger. Heldigvis er noen aktivister sluppet forbi den første porten. Da de hørte hva ministeren sa ropte de: "Teodora er uskyldig!" Senere på kvelden fortalte Teodora at ministeren tale hadde gjort henne rasende, men at den ikke skulle få ødelegge denne dagen.

Faren til Teodora og resten av familien venter i over to timer utenfor fengselet. Så blir foreldrene tatt med inn for å møte henne.

Endelig kommer hun ut den andre porten. Den som tar henne helt ut i frihet. Det er kaos med pressefolk og fotografer. Folk kaster seg om halsen på Teodora, og hun klemmer tilbake. Men det er først ved en bestemt klem det virker på henne som om friheten er oppnådd. Jeg står ganske tett ved når Teodora legger armene rundt sønnen. Den klemmen, ute på gaten, er selve symbolet på at det de sier er sant. Teodora er fri!

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers