Una noche noruega con Los Van Van

Escrito por Sandy Carbonell Ramos
Publicado el

El songo se mantiene joven y mirando al futuro. Ese fue el mensaje más claro de la popular agrupación cubana, Formell y Los Van Van, durante su presentación en el Cosmopolite, de Oslo, Noruega, donde a sala llena calentaron el ambiente, pese al frío otoñal que quebranta el ánimo de cualquiera.

Ante un público mayoritariamente latino, con notable presencia de noruegos, el jueves el 22 de noviembre, la casi cincuentenaria orquesta ofreció, en casi dos horas, varios de los temas que dan cuerpo a Legado, la primera propuesta discográfica que sale bajo el liderazgo absoluto de Samuel Formell y sin la acertada maestría de Juan Formell, fallecido en el 2014.

Coherentes con el apego a la puntualidad que se tiene por estos predios, el Tren de la Música Cubana comenzó la marcha y provocó el sobresalto de muchos que, resistiéndose a perderse un solo bocado de la sabor caribeño, abandonaron las fila de los guardarropas e ingresaron a la pista -con los gruesos abrigos-, seducidos por el songo.

Con el respaldo de unos músicos que suenan en los escenarios como en un disco, cada cantante tuvo su momento para conectar directamente con unos bailadores, entre ellos muchos cubanos, que corearon todas las canciones, desde el cadencioso Popurrit de los 70 hasta las más recientes.

Hijo de un legendario vocalista fundador de Los Van Van, el guarachero Abdel Rasalps (El Lele) desencadenó el aboroto con las intrepetraciones de "Al paso" –definición de trayectoria y el estilo- y "Yo no soy un mango", que ratifica que la juventud, la salud y la vitalidad no son asuntos que preocupen al grupo que el próximo año arriba a sus 50.

Por su parte, el eléctrico sonero Armando Cantero (Mandy) se adueñó de la voluntad de muchas parejas que no tuvieron mejores ocasiones para declararse su amor en público que con los temas "Todo se acabó", del anterior álbum La Fantasía (EGREM, 2014), y "Amiga mía", de Legado (EGREM, 2017), ambos éxitos infalibles.

Para la tranquilidad de los que no la habíamos visto en vivo, Vanessa Formell brilló con "Culpable de nada", uno de las canciones que defiende en su primer fonograma con la orquesta. En resumen: la hija de Juan Formell y la popular cantante cubana Mirtha Medina, funciona.

Carisma y conocimientos le sobran a un empírico Roberto Hernández (Robertón), quien sin alardes de ningún tipo encendió la pista con "Eso que anda", del CD La maquinaria (EGREM, 2011), y cerró el oncierto a lo grande con el muy aplaudido "Esto te pone la cabeza mala", de álbum Te pone la cabeza mala (Caribe Productions Inc., 1997).

Los ganaderos del premio Grammy Latino y de importantes reconocimientos en Cuba y otros países, se presentaron en Oslo en el contexto de una gira por Europa que tiene como plato fuerte el disco Legado, con el cual rinden tributo a Juan Formell y mantienen viva la herencia de su creador.

La actuación de Formell y Los Van Van en Noruega ya forma parte del pasado, pero, sin dudas, quedará entre los sucesos musicales de este 2018 e, inevitablemente, entre las mejores experiencias para los bailadores.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers