Fiesta del cine latinoamericano en Oslo

Escrito por Sandy Carbonell Ramos
Publicado el

El Festival de Cine Latinoamericano de Oslo celebrará su tercera edición del 29 de noviembre al 1 de diciembre, con ocho cintas provenientes de un continente que, desde el séptimo arte, también contempla, juzga, dibuja, reconoce y construye una realidad social, política, cultural, económica y espiritual diversas.

Organizado por las embajadas latinas acreditadas en Noruega, el III Oslo Latin American Film Festival 2018 tendrá por sede el centro cultural Vega Scene, donde proyectará, de manera gratuita, siete largometrajes de ficción y uno documental que, a priori, se centran en dos temas pretextos: la familia y la música, para descubrirnos conflictos más profundos.

Argentina eligió como carta de presentación "El último Elvis" (2012), la historia de un para nada simple imitador del Rey del rock and roll, que constituye la ópera prima del joven Armando Bo, ganador de un Oscar por el guion de Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia) y nieto del reconocido cineasta bonaerense de igual nombre.

De Brasil disfrutaremos de "Gonzaga: de pai para filho" (2012), de Breno Silveira (recordado por el éxito de taquilla de Dos hijos de Francisco), sobre la relación de dos astros de la música popular brasileña: Luiz Gonzaga (1912-1989) y su hijo Gonzaguinha (1945-1991).

Perú nos sorprende con el documental musical "Sigo siendo" (2013), un viaje del experimentado director de La espalda del mundo e Invierno en Bagdad, Javier Corcuera, para acercarnos a las historias de los sonidos de una nación, a través de los destinos de sus creadores.

Por su parte, Cuba exhibe, del realizador Léster Hamlet, "Casa Vieja" (2010), un relato que traspasa las fronteras del hogar y se convierte en una mirada al polémico tópico de la emigración desde lo familiar (a lo social), que destapa secretos, rencores e intolerancias.

La propuesta de Chile es "Vacaciones en familia" (2015), una comedia de Ricardo Carrasco que también recrea las interioridades de una prole -espejo de una sociedad- enferma por las apariencias (nada insólito en el mundo de hoy), que finge un viaje de verano en medio de una crisis económica.

Venezuela participa con "Patas arriba" (2011), el segundo largometraje de Alejandro García Wiedemann, quien mereció una nominación a los XXVII Premios Goya por esta comedia dramática sobre las peripecias.

de un abuelo que se resiste al internamiento (hogareño y hospitalario) y a fuerza de sueños da lecciones de vida a su nieta.

El filme "Ilusiones S.A." (2015), del joven Roberto Girault, es la contribución de México a este festival y nos coloca ante las gestiones de una compañía empeñada en cumplir los sueños de dos abuelos que llenan el vacío de su existencia con un nieto falso e ideal hasta que la vida, tan real como imperfecta, cubre el mundo de fantasías.

Igualmente, Colombia nos devuelve otra arista de las dinámicas familiares con "El día de la cabra" (2017), la divertida y singular película de Samir Oliveros Zayed que, desde actores no profesionales y hablada en creole, lanza a dos hermanos a una aventura de reconciliación.

Este es el abanico de imágenes e historias que presenta este espacio para la cinematografía de América Latina en la capital noruega, que desde su creación en el 2016 ha hecho de los últimos meses del año una vitrina del nuevo cine latinoamericano.

El Festival de Cine Latinoamericano de Oslo (Oslo Latin American Film Festival) no cumple las exigencias de un festival, pero tiene la intención firme y acertada de exhibir parte de lo mejor de una producción regional interesante, sincera y que va en ascenso.

Lo que hoy es una buena muestra de cine latinoamericano puede convertirse en una gran fiesta, un verdadero festival. ¡Ojalá!

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers