Hoy es el turno de los adolescentes

Escrito por Maru Sánchez
Publicado el

En agosto de 2018, la adolescente sueca Greta Thunberg empezó algo que en pocos meses ha logrado que su generación alce la voz en torno a un tema muy actual: el calentamiento global. Esta niña de 16 años decidió manifestarse, sola, para llamar la atención de los políticos en su país y poder hablar con ellos cara a cara sobre el daño que la industria y modo de vida modernos han causado al planeta, que ella y su generación heredarán de nosotros.

Esta acción logró su cometido, ya que Thungberg habló en la Conferencia sobre el Cambio Climático de la Naciones Unidas en diciembre de 2018, dando un discurso contundente sobre lo que ella, como joven y heredera del planeta, piensa de las prácticas humanas y sus efectos sobre el mismo. A partir de entonces, su acción, a la que nombró Huelga escolar por el clima, se popularizó tanto que en 2019 se realiza cada viernes en varias ciudades del mundo, sobre todo en Europa.

Noruega no podría ser la excepción

En Oslo, el pasado viernes 22 de marzo miles de jóvenes (también había adultos acompañándolos) se reunieron frente el edificio del Parlamento (Stortinget) para manifestar su descontento por el mundo que heredarán de nosotros. La cita era a partir de las 9 de la mañana, pero la mayoría empezo a llegar alrededor de las 11. Sus carteles no podían ser menos coloridos y variados, algunos estaban escritos en inglés y aludían a la expresión «hot» que en inglés significa caliente y también sexi, por ejemplo éste: The planet now is so hot as Leonardo DiCaprio was in his youth (El planeta está tan caliente como Leonardo DiCaprio lo estaba en su juventud). Otros al petróleo: Noruega sacrifica el medio ambiente por dinero o No al petróleo. Otros eran contundentes: No hay planeta B o Este es nuestro primer y último planeta.

Para la gran mayoría de estos jóvenes, ésta fue su primera manifestación. Algunas escuelas dieron el día libre para que todos asistieran (lo que en realidad da al traste con el concepto de huelga), pero otras tantas anunciaron que pondrían a sus alumnos en calidad de «ausentes sin permiso». Algunos de los niños no llevaron su almuerzo, como lo hubieran hecho en un día normal, lo que causó que tuvieran que retirarse temprano o de plano no fueran, pero muchos otros si fueron y se quedaron hasta las tres de la tarde. Afortunadamente no llovió.

A las 10 de la mañana Ola Elvestuen, minsitro del clima y medio ambiente del partido Venstre, recibió un pliego de peticiones de los jóvenes en los que plasmaron sus ideas sobre las acciones que los políticos deberían tomas para parar el calentamiento global: cambio en las prácticas de obtención de energía, electrificación de todas las vías del tren, aumento en las rutas de tren y disminución de las rutas aéreas, no a la construcción de nuevos aeropuertos, entre otras.

Según la organización noruega Natur og Ungdom (Naturaleza y Juventud), que fue quien se encargó de convocar al evento, alrededor de 40 mil jóvenes en todo el país se manifestaron este viernes. Durante todo ese día, los medios de comunicación de llenaron de fotografías, entrevistas, notas y reportajes de las concentraciones a lo largo y ancho del país. Sin embargo hubo algunas expresiones no muy afortunadas, como la del líder del Comité de educación e investigación del Parlamento, Roy Steffensen del Partido Progreso (Fremskrittspartiet), quien dijo que la cobertura del evento era exagerada ya que la mayoría de los 390 mil estudiantes de secundaria y preparatoria del país si habían asistido a clases.

Pero la declaración más controversial la dio un miembro de Fremskrittspartiet en Asker, Ole Jacob Johansen, al publicar en su muro de Facebook que «los infantes siempre han sido usados como instrumentos de propaganda», al lado de fotografías que comparaban a Greta Thunberg con niños en ilustraciones y fotos de la era nazista.

Poco tiempo después la publicación fue borrada y Johanssen se disculpó por la comparación. Sin embargo, Trond Ellingsen, líder del Fremskrittspartiet en Asker, opinó que haberla borrado era un error. «Los infantes son fácilmente afectados por algo que está detrás de ellos. Los profesores noruegos son en su mayoría de izquierda y desde luego apoyan esa tontería de la huelga por el clima», dijo para apoyar a Johansen.

Por otro lado, el lider de las juventudes del mismo Fremskrittspartiet, Simen Velle, opinó lo contrario. «Como persona y como miembro del partido opino que de ninguna manera es positivo comparar a un huelguista por el clima de 14 años de edad, que lo único que busca es salvar el planeta, con Henrich Himmler. Nunca creí que vería algo así», dijo Velle.

«Esta publicación se pasó de la raya», Dijo Sylvi Listhaug (Frp), quien el año pasado tuvo que renunciar a su puesto de Ministra de Migración e Integración por publicar, tambien en Facebook, que el Partido Laborista (Ap) ponía los derechos de los terroristas por sobre la seguridad del país. Esta publicación la hizo el mismo día en que se estrenó la película Utøya, que trata sobre los trágicos acontecimientos del 22 de julio de 2011, en el que también los jóvenes protagonizaron la terrible historia.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers