Los 'niños en jaulas' sobrecogen a Nueva York

Publicado el

Niños encerrados en jaulas. Eso es lo que representan las instalaciones con maniquíes en su interior que aparecieron el miércoles por toda la ciudad de Nueva York, para denunciar las separaciones de niños inmigrantes de sus familias en la frontera de Estados Unidos y el trato que se da a estos menores.

"No kids in cages" es el nombre de esta campaña, creada por un grupo de activistas que por lo pronto han conseguido estremecer y hacer reaccionar a muchos neoyorquinos.

"Ellos creen que está bien meter a los niños en jaulas, pero no, lo siento mucho. No en este mundo. Eso no está bien", afirma una mujer.

"Es algo horrible y es de dominio público, todo el mundo está al corriente -subraya un hombre-. Es simplemente inhumano. Ningún niño se merece algo así."

La ciudad de Nueva York amaneció este miércoles con 25 jaulas que tenían dentro maniquíes revestidos en papel aluminio. Las figuras, que asemejan niños pequeños, están tendidos sobre una alfombra, como dormidos. Alrededor de la jaula, carteles que dicen #NoKidsInCages (No niños en jaulas, en español).

Cada jaula hace referencia a los miles de niños, en su gran mayoría centroamericanos y mexicanos, en centros de detención del gobierno de Estados Unidos en la frontera con México.

No Kids in Cages es una campaña que lleva a cabo la organización sin fines de lucro RAICES, dedicada a dar servicios legales de inmigración, con sede en Texas. El proyecto, además, está apoyado por la agencia de publicidad Badger & Winters.

“Están experimentando una sufrancia, una tragedia, un trauma individual. Y ese es el punto”, indica Jonathan Ryan, CEO de RAICES. Y añade: “Esperaban más de los Estados Unidos. Han escuchado todas sus vidas la historia que nosotros estamos diciendo, que nosotros somos el país de la libertad y la justicia y cuando llegan aquí, se les ‘tornan’ sus mundos.”

Por su parte, John Castrillón, director creativo de Badger & Winters, señala: “Las mismas herramientas y recursos que utilizamos para comunicar marcas también sirven para generar cambio, atraer gente para que la comparta. Es una forma de protesta para que el tema no se vuelva invisible”.

La campaña rápidamente subió a redes sociales con el hashtag #NoKidsInCages.

La policía de Nueva York desmanteló las instalaciones, pero no antes de que peatones y medios fueran impactados por la campaña, la que recordaba que miles siguen separados.

En Arizona, Scott Warren, profesor universitario de geografía activista humanitario de la organización No mas muertes, enjuiciado por colocar agua y asistencia a migares en los desiertos del suroeste de Estaos Unidos y quien enfrentaba una condena de hasta 20 años de prision, fue absuelto cuando un jurado no logró el consenso para emitir un veredicto.

Warren fue arrestado en enero de 2018 poco después de que No mas muertes difundió videos de agentes de la Patrulla Fronteriza destruyendo contenedores de agua dejados para migrantes. Warren fue acusado de conspiración para transportar y albergar indocumentados. El caso generó atención internacional cuando expertos de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas expresaron su apoyo al acusado, declarando a las autoridades estadunidenses que “otorgar asistencia humanitaria no es un delito”.

Trump, en respuesta a preguntas de reporteros en la Casa Blanca, reiteró que “México nos está ayudando mucho más sobre migración que los demócratas en Estados Unicos”. En torno al acuerdo recién firmado con el pais vecino, repitió que “si México hace una gran labor, entonces no vamos a tener mucha gente llegando [en referencia a inmigrantes]. Si no la hacen, entonces tenemos fase dos, fase dos es muy dura, pero creo que harán una buena labor”.

(La Jornada, Euronews, agencias)